- Publicidad -
sábado, enero 28, 2023
23.9 C
Zulia

Pocaterra: El enviado del infierno (1)

- Publicidad -

Se puso colonia y la chaqueta de pana azul, botones de bronce con el escudo en relieve. En el espejo reparó que estaba jovial. El 17 de junio de 1983 era un viernes con brisa fría. El País de España se preguntaba en su edición impresa ¿ Cuándo se irá Pinochet?. En mayo de ese mismo año en las salas de cine se estrenaba Scarface o Cara cortada dirigida por Brian De Palma y protagonizada por Al Pacino, Steven Bauer, Michelle Pfeiffer, entre otras estrellas. Desde el edificio Frailejón en Las Tarabas, la española María del Carmen Fernández veía desde el balcón el agitar de los árboles. En un por puesto venía callado, meditando qué aspecto tendría aquella mujer con quien había conversado el día anterior para acordar una visita porque estaba interesado en comprar el apartamento anunciado en los clasificados de Panorama.

“Los pichicosos” una pareja de la Brigada Contra Homicidios reciben la orden de ir al levantamiento del cadáver de una mujer en estacionamiento de El Frailejón en Las Tarabas. La española estaba cubierta con una sábana. Se presumía suicidio. Los investigadores vieron la ventana del balcón abierta. Lo siguiente sería el estudio de “planimetría” una especialidad de la investigación forense fundamentada en las matemáticas, la geometría, la física que permite deducir por el ángulo de inclinación, peso, estatura, distancia, trayectoria si un cuerpo fue lanzado. Franklin detective jefe en cuclillas, descubrió el rostro de la mujer, volteó por el mentón a la derecha, una herida en el cuello profunda. “La asesinaron compadre no es suicidio”.

De pequeño era lindo Ángel Alberto. Sus padres le criaron con temple. Lo cuidaban en excesos porque era pequeño, débil, mirada dulce que fue haciéndose intensa. La madre le sometía. “Quizás el trato de mis padres me afecto. Voy hacia mi infancia y recuerdo que tuve una vida reprimida, pero sin castigo físico ni psicológico. Por eso yo nunca le he gritado a mi hijo, eso afecta con el tiempo”, repetía muchas veces.

  • Ya sabemos que la mataron, subamos para saber por qué, dijo Franklin. Había desorden. Faltaban unas joyas, dinero. La española María del Carmen Fernández luchó alentada por su estatura. Era alta, fuerte, madura y hermosa. Ángel Alberto era escuálido, seguía siendo frágil de cuando niño,pero, perverso, sanguinario, sin piedad, con una mirada repulsiva, aliento pesado, en la cocina se hizo de un cuchillo, la mujer no pensó que ese “renacuajo” de hombre tendría el valor de apuñalarla. Se equivocó. La sujetó fuerte tomándola por la espalda, con la mas absoluta frialdad pasó el cuchillo por el cuello en lugar donde había aprendido a matar con los animalitos domésticos. La asesinó, la tendió en el suelo. Se tomó tiempo para robar. Una sirena a los lejos le asustó. Levantó el cuerpo apoyándolo en la pared hasta la ventana del balcón y la lanzó al vacío aparentando un suicidio, como efecto pensaron los detectives, los curiosos.

Ese cruel asesinato permaneció un largo tiempo por resolver. Las evidencias durmieron el sueño de los justos. Hasta que fue revelado de una impactante manera casi que como por obra de un poder divino, de una fuerza de justicia, de un clamor. La muerte de La Española no quedaría impune.

La mariposa revolotea en la flor. El niño la sigue, la contempla. La madre lo observa desde la mecedora donde cose un pantalón, lo ajusta para que no se le caiga. La mariposa de colores maravillosos posa. El niño la alcanza, la pone en la palma de la mano donde ella abre y cierra sus alas.

Tenía 11 años cuando su padre le regaló una pistola de juguete que aparentaba ser real. Cuando la sacaba de la cintura asustaba. Los niños con quienes jugaba no sabían qué era mas tebroso, el arma o la mirada sin alma cuando les decía “están muertos, los maté”.

Esa pistola facsímil la guardó en una gaveta hasta que cumplió 17 años en 1978 cuando se llevó bajo engaño a un paraje solitario a una niña de 13 años a quien  sometió. La chica creyó se trataba de un juego, luego, cuando supo de sus intenciones, de lo que buscaba trató de librarse de sus manos que le estrujaban los senos, le tocaban en la entrepierna mientras le respiraba en el cuello, en los labios queriéndola besar, “quieta muñequita porque si no te mato”, entonces, la violó.

  • ¿Ángel Alberto qué hace?, dice la madre
  • Jugando mami. Va hacia ella. La mariposa permanece en la palma de su mano. Se la muestra.
  • Ay pero que bonita, dice. La mariposa vuela en círculos sobre ellos y regresa. No la vaya a matar, déjela ir que es muy bonita. El niño sonríe, observa el insecto listo para levantar el vuelo, cierra el puño, la madre ¡Oh, Ángel, si eres malo, la mataste!, abre el puño, las alas rotas, la mariposa muerta es una mancha, sonríe, “hay muchas, hay mas bonitas”, dice.

Por la violación de la chiquilla Ángel Alberto Pocaterra Terranova pisó la cárcel la primera vez. Estuvo privado de la libertad hasta los 19 años. Al salir sabía de la maldad en ciernes gestándose en su interior, los demonios llamándole desde su oscuridad interior, pasiones sórdidas, deseos sangrientos, era un cazador de mujeres inocentes. A la niña de 13 años la dejó con vida. Los años siguientes de la violación pasaría al asesinato y el sexo con cadáveres.

La inspección en el apartamento de La española fue minusiosa.  Los detectives buscaban el arma. En la cocina había dos cuchillos: uno pequeño y el grande, faltaba el mediano que, por lo general, es mas filoso porque tiene mas uso. Ese nunca apareció. Las evidencias fueron resguardadas en una caja en los estantes de la Sala de Sumario de la Policía Técnica Judicial.

No dejó una huella, un rastro, un cabello, una gota de sangre. Nada por donde se pudiera vincular. El cadáver de María del Carmen Fernández fue analizado meticulosamente. Debajo de sus uñas tomaron muestras tratando de encontrar piel, tejidos que proporcionaran ADN. La españolo abrió confiada, esperaba al asesino sin el más mínimo indicio de era una trampa. Homicidios cerró el caso. (Continuará)

Para recibir en tu celular ésta y otras informaciones, únete a nuestro canal en Telegram haciendo clic en el link: https://t.me/NADZulia.

Además, puedes seguirnos en Instagram y Twitter como @noticiaaldia o en nuestra página de Facebook Noticia al Día.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más leído
HOY

Avance Digital NAD

Recibe en tu correo las últimas noticias, acontecimientos e información relevante para mantenerte informado y al día.

- Publicidad -

Relacionadas
más

- Publicidad -
- Publicidad -