Todo lo que debe saber acerca de la alergia a las joyas y ¿cómo evitarla?

Todo lo que debe saber acerca de la alergia a las joyas: ¿Cómo evitarla?

La alergia a cierto tipo de joyas en más común de lo que parece pues, todo el mundo no tiene el mismo organismo por tanto reaccionan de maneras muy diversas ante el oro, la plata o el bronce, Pero, esto no es para alarmarse simplemente se debe ir probando con cada tipo de material, para saber a cuál de ellos se es alérgico y así evitarlo. Los materiales de calidad suelen tener costos elevados pero, es importante adquirir joyas que logren que la persona se vea elegante sin sufrir ningún daño.

El usar joyería puede dañar la piel debido a diferentes motivos. Entre ellos se encuentran los diferentes metales que pueden encontrarse en las joyas, la composición de la plata, el PH con el que cuenta el sudor, el estar tomando algún tipo de medicación o la acumulación de algún producto. En muchos casos estos problemas desaparecen si se limpia la joyería de forma regular. Otro de los factores que se debe cuidar al momento de usar alguna joya es el tipo de productos que se usan al momento del baño o el tipo de perfume  que se aplica en ocasiones especiales pues, todo esto puede generar una reacción negativa al ponerse en contacto con las joyas. Materiales como el oro, la plata y el acero inolvidable son los más recomendados para evitar sufrir alergias pero estos deben ser de alta cantidad de quilates

La abrasión es otro de los factores por lo que se puede desencadenar una alergia, abrasión se refiere al contacto de un metal con otro metal, las mujeres por ejemplo están expuestas a que eso les suceda pues, muchos de los productos de maquillaje usados a diario contienen una cierta cantidad de titanio, zinc etc. Si se quiere evitar este tipo de problemas, la recomendación básica es evitar los cosméticos que cuenten con este tipo de químicos y limpiar con agua y jabón las zonas de la piel que entran en contacto con estos compuestos. En relación a la joyería de fantasía, esta no es muy recomendada por la presencia del níquel material que por lo general produce dermatitis de  contacto. En la joyería si se aplica el popular dicho de lo barato sale caro.

Entre los remedios más interesantes para luchar contra estos problemas se encuentran el usar joyas que no produzcan estos problemas. Por ejemplo, si se tiene alergia al níquel se recomienda la joyería de oro amarillo de 13, de 18 o de 24 quilates y se desaconseja el uso del oro blanco porque podría contener níquel. La plata esterlina también es una buena opción, así como el cobre, el platino, y sobre todo las joyas elaboradas con titanio, que suelen producir muy pocas alergias (aunque también podrían hacerlo). Si se tiene alergia a la plata o al oro, el remedio será el contrario: evitar este tipo de materiales y utilizar níquel, titanio, platino etc.

Vania Vasquez /Noticia al Día

Con información/ saludalia

No olvides compartir en >>