En 1647 fue "El Terremoto Magno" con más de 1.000 muertes en Santiago de Chile y el curioso caso de la corona de espinas del Cristo de Mayo

En 1647 fue «El Terremoto Magno» con más de 1.000 muertes en Santiago de Chile y el curioso caso de la corona de espinas del Cristo de Mayo

Foto: Agencia

El 13 de mayo de 1647 se produjo el terremoto más devastador en la historia de Chile. Se trata de «El Terremoto Magno«, conocido así por sus efectos devastadores hasta después de cinco años.

Ese día el movimiento telúrico ocasionó la muerte de más de mil personas. En los siguientes años se produjeron pestes y daños ambientales como consecuencia del suceso.

El terremoto fue a las 10:30 de la noche y tuvo una duración de aproximadamente 15 minutos. Destruyó gran parte de Santiago. Se registraron deslizamientos de tierra y muchas edificaciones cayeron destruidas.

El caso más recordado y curiosos fue lo que pasó con el Cristo de la Agonía que se encontraba en la Iglesia de los Hermanos Agustinos. Tras el sismo, la corona de espinas que estaba en la cabeza se deslizó hasta su cuello. A pesar de los numerosos intentos realizados por los religiosos, fue imposible volver la corona de espinas a su lugar. Además, existe información que indica que cada vez que las personas realizaban esta acción, ocurrían sismos. Esto rápidamente se interpreto como mensajes divinos de que la corona no debía ser devuelta a su posición original. Actualmente se sabe que tales sismos correspondían a réplicas del sismo 8.5 Richter.

Esta historia, cierta o mito, se mantiene hasta nuestros días y cada 13 de mayo los Agustinos realizan una procesión por los alrededores del centro de Santiago con la imagen del Cristo de la Agonía, tal como lo dispuso el Obispo Gaspar de Villarroel a una semana del sismo de 1647, para que los atribulados santiaguinos tuvieran la imagen más patente de su misma situación de desgracia.

 

Agencias / Sismología Chile

No olvides compartir en >>