Domingo de Ramos nos introduce al Misterio Pascual de Jesucristo

Domingo de Ramos nos introduce al Misterio Pascual de Jesucristo: Pasión, Muerte y Resurrección

Foto: José López

La Semana Santa hace referencia a los días que comienzan con el Domingo de Ramos y culminan con el Domingo de Pascua, la fecha más importante para conmemorar la vida, muerte y resurrección de Jesús para todos los católicos en el mundo.

Asimismo, para muchas personas vivir la Semana Santa, es acompañar a Dios con la oración, sacrificios, ayunos, ayudando al prójimo y colocar de primero el arrepentimiento de los pecados que se hayan cometido.

Según el Sacramento de la Penitencia, al contemplar las eucaristías se “muere” en el pecado y  se resucita con Cristo el día de Pascua.

El Día de Ramos es la “puerta de entrada” en la que los cristianos se preparan para la Semana Santa y, por tanto, para dirigirse a la Pascua.

Semana Santa en el Zulia

En el estado Zulia, la bendición de las palmas atrae a multitudes. Desde tempranas horas de la mañana  la feligresía de todas las edades contempla el misterio de la pasión y muerte de Jesús.

Cada año, el Evangelio de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén le da todo su sentido a la bendición de las palmas, reviviendo los momentos en los que la multitud acoge a Jesús en la ciudad de David, “ciudad símbolo de la humanidad”.

Según  las escrituras bíblicas de Mateo, relata en su Evangelio: “La gente, muy numerosa, extendió sus mantos por el camino; otros cortaban ramas de los árboles y las tendían por el camino” (Mt 21,8).

Hoy en día la bendición de las palmas atrae a multitudes, con un público a veces poco habitual seducido por estas palmas y ramas de olivo que se pueden conservar en casa hasta el año siguiente.

Seguidamente, las palmas del año anterior son quemadas y utilizadas para el Miércoles de Cenizas, utilizándolas en las eucaristías mundiales.

El significado de las palmas

Símbolo de vida y de resurrección, el ramo es portador de bien, más que de buena suerte. Se coloca en las casas o adorna los crucifijos: hace entrar a Jesús resucitado en los hogares.

En las diferentes parroquias de Maracaibo se organizan procesiones tras la bendición de los ramos, antes de la misa. Los fieles entran después en la iglesia, detrás del sacerdote, lo cual significa que acompañan a Cristo Rey hacia la pasión.

La celebración excepcional que propone la Iglesia católica el Domingo de Ramos remite a varios textos del Antiguo y del Nuevo Testamento que hacen entrar progresivamente al creyente en la celebración del “Misterio pascual de Jesucristo”.

Durante la misa, las distintas lecturas y el Evangelio de la Pasión (sobre los sufrimientos y suplicios que precedieron y acompañaron a la muerte de Cristo) introducen al creyente en la Semana Santa y en sus distintas etapas, a la luz de la Pascua.

 Sin embargo, el Domingo de Ramos los fieles buscan a Jesús como “el centro de su misterio, y el centro del misterio de Cristo es la muerte y la resurrección.

Johsue Morales

Fotografías: José  López

Noticia al Día

No olvides compartir en >>