Así se pueden reducir los cólicos en los bebés

Así se pueden reducir los cólicos en los bebés

Es fácil saber cuando un bebé tiene cólicos por lo general ellos lloran se agitan o arrugan sus caras en señal de molestia abdominal, los llamados cólicos en bebes suelen presentarse en la tarde noche estos episodios casi siempre duran de 1 a 4 horas y, al transcurrir ese tiempo el bebé se queda profundamente dormido.

Los cólicos en bebés son muy frecuentes aunque no lo parezca pero, por lo general cuando el bebé llora los padres suele creer que es debido a una enfermedad y se estresan. Se ha asociado la presencia de cólicos con una alergia a las proteínas de la leche de vaca, ingeridas a través de la leche de la madre pero, esto no se ha comprobado.

También se ha atribuido el origen de los cólicos al método de lactancia haciendo más propensos a cólicos a los niños que consumen leche en el tetero que a los niños que los amamanta su madre de manera directa Hay “falsos cólicos” que parecen darse cuando se limita la duración de la toma del bebé en cada pecho a 10 o menos minutos, por lo que el lactante no obtiene la leche final, rica en grasas.

Las mamás deben probar al menos una semana sin consumir lácteos a ver cómo reacciona el bebé y, si reacciona bien podríamos estar en presencia de una intolerancia a la lactosa desde una  edad temprana Es normal que los cólicos se presenten con más frecuencia en bebés muy comelones y que van bien de peso, así que es responsabilidad de los padres limitarle a la cantidad exacta el consumo de leche, cuando un bebe llora se deben descartar un zapato apretado, un dolor de encías, panal mojado etc.  Todo eso antes de pensar en un cólico.

Si el niño llora si es recomendable tomarlo en brazos y hablarle aunque muchos digan que no esta muestra de afecto sin duda puede aliviarle los cólicos. También un baño de agua calentita puede ayudarle a pasar el mal momento. otra opción para los cólicos, puede ser darles agüita de manzanilla en poca cantidad para refrescarles el estomago y aliviarlos.

Algunos bebés  que se alimentan con lactancia artificial  pueden presentar cólicos frecuentes y exagerados y muchas veces vomitan y pierden el apetito, pueden mejorar con fórmulas muy especiales de leche artificial de las llamadas hidrolizados de caseína. Es importante que los padres aprendan a reconocer el patrón de llanto de su hijo y saber cuándo  llora por sueno, hambre sed o cólicos etc. pero, lo más recomendable para la tranquilidad de los padres es consultar al pediatra.

Vania Vasquez/ Noticia al Día 

Con información / sabervivirtv

No olvides compartir en >>