Asesinan en México a otro periodista, el tercero en lo que va de 2019

Asesinan en México a otro periodista, el tercero en lo que va de 2019

Foto: Cortesía

El periodista Santiago Barroso se convirtió en el tercer periodista asesinado en México en lo que va del año luego que sujetos armados le dispararon en su casa de Sonora, un estado fronterizo con Estados Unidos con fuerte presencia del narcotráfico, informaron este sábado fuentes oficiales.

«Lamento el cobarde atentado donde perdió la vida el periodista Santiago Barroso», escribió en Twitter Santos González, alcalde de San Luis Río Colorado, el municipio de Sonora donde residía Barroso.

El coordinador general de Comunicación de la Presidencia de México, Jesús Ramírez, expresó su «indignación por este ataque a la libertad de expresión».

El viernes en la noche, el reportero de 47 años «fue víctima de un ataque a balazos en su propio domicilio y luego de que fue trasladado para su atención hospitalaria por los servicios de urgencias, falleció», explicó Contraseña, semanario en línea para el que colaboraba Barroso.

Según este medio, dos sujetos que llegaron a bordo de un vehículo al domicilio del reportero «tocaron a la puerta y cuando Santiago abrió le dispararon a quemarropa, logrando impactarlo hasta en tres ocasiones, dos en el estómago y uno más arriba de la tetilla izquierda».

Según medios locales, Barroso investigaba sobre la presencia del narcotráfico en San Luis Río Colorado.

Este caso se suma a la lista negra de más de 100 comunicadores asesinados en México desde 2000, según Reporteros Sin Fronteras (RSF, con sede en París).

En febrero murió Jesús Ramos Rodríguez, locutor de un programa de noticias en la radio de Tabasco (este), y un mes antes el periodista Rafael Murúa, director de una radio comunitaria en el estado de Baja California Sur (noroeste), fue asesinado tras recibir amenazas.

México es considerado uno le los países más peligrosos en el mundo para ejercer el periodismo. La mayoría de los asesinatos en este país continúan impunes y muchos tienen que ver con reporteros que investigaban al narcotráfico y sus nexos con autoridades corruptas.

No olvides compartir en >>