“Luis Fernando estaba obsesionado con Leonelis y en Colombia planeó matarla”: En Los Haticos retumba la tristeza

“Luis Fernando estaba obsesionado con Leonelis y en Colombia planeó matarla”: En Los Haticos retumba la tristeza

Leonelis Carolina Verde Bastida

Irianny Gil, hermana de la joven madre Leonelis Carolina Verde Bastidas, asesinada por su marido, Luis Fernando Chinchilla, reveló que este estaba obsesionado y planeó el feminicidio en Santa Martha, Colombia.

En esa ciudad neogranadina ambos vivieron por espacio de seis meses junto a su hija que hoy tiene dos años. La vida para ella junto a él fue feliz desde que se conocieron en un liceo del municipio Baralt dele estado Zulia,  hace cuatro años. De esa zona eran oriundos, Lenonelis del Batatal y el del Tigre.

Pero a finales del pasado año Luis Fernando, quien vendía cocteles en algunas playas de Santa Martha, comenzó a maltratarla, presuntamente por celos. A finales de noviembre, la golpeó y la joven decidió abandonarlo e irse nuevamente a donde vivía en Maracaibo, en un anexo de la casa de su hermana en el sector Haticos II.

Leonelis, quien apenas tenía 18 años, se sentía más tranquila y había hecho planes con su hermana Irianny para que ambas se fueran a Colombia a trabajar. A comienzos de Enero, Luis Fernando Chinchilla, salió de Colombia hacia Maracaibo. Buscó a su pareja pero esta le reitero que no quería nada con él.

El celoso hombre al parecer ya había tomado la criminal decisión de acabar con ella  y ayer en la mañana se presentó nuevamente en la casa de Leonelis con la excusa de ver a su hija. La tomó en sus brazos y la llevó hasta casa de una vecina con el pretexto de que le enfriara un jugo para dárselo. Luego que se la entregó hizo como si se marchaba pero retornó al anexo. Llevaba una pistola calibre 9 mm escondida en su pantalón. Hasta la fecha los investigadores del CICPC no saben de dónde la obtuvo.

Una vez en el interior sacó el arma y le disparó en dos oportunidades a su mujer en la cabeza y en el tórax. Luego se dio un balazo. Los dos quedaron sin vida en pocos segundos, Los impactos de los proyectiles atrajeron a vecinos quienes nunca se imaginaron que eso fuese a ocurrir.

Este hombre había escrito con sangre el fin de la historia de esta joven madre que salió de aquel caserío El Batatal para obtener un mejor nivel de vida.

A los funcionarios del CICPC no les quedó más que levantar los cuerpos y recoger las evidencias de lo que fue un Feminicidio-suicidio.

Leonelis Carolina y Luis Fernando

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Irianny Gil abraza a su madre frente a la morgue forense de Maracaibo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticia al Día

No olvides compartir en >>