Pollo al ajillo con salsa de soja pa'l almuerzo

Pollo al ajillo con salsa de soja pa’l almuerzo

Para hoy te presentamos una tradicional receta de comida, ideal para preparar en casa y que puede servir para una ocasión especial.

Pero, si lo que quieres es sorprender a tus invitados y dejarles con la boca abierta y con ganas de repetir, lo mejor será preparar esta sencilla receta: un rico pollo al ajillo con salsa de soja que seguro que a todos cautivará.

Ingredientes:

Pollo entero troceado en trozos pequeños para facilitar su elaboración
Aceite de oliva (o de tu preferencia)
200 ml de brandy o licor (aproximadamente un vaso)
Seis dientes de ajo
Perejil
Una cucharada sopera de miel
Dos cucharadas sopera de salsa de soja
Pimienta y sal

Preparación

Para empezar, lo primero que debes hacer es pelar los seis dientes de ajo y meterlos en un vaso de batidora manual o eléctrica (esto es a gusto del consumidor).

En ese mismo momento, cuando hayas pelado y añadido los ajos, también añadirás los 200 ml de brandy o licor que has separado en un vaso previamente, añadiéndole también la cucharada sopera de miel y las dos cucharadas soperas de salsa de soja.

Cuando tengas todo esto en el vaso de batidora, añade un poco de agua para facilitar el trabajo y bate todo hasta que quede bien triturado con una mezcla más o menos homogénea, que debes reservar mientras continúas con el resto del proceso de elaboración de tu plato.

Una vez que hayas terminado de triturar todos estos ingredientes y los hayas reservado, pasa a cocinar el pollo. Para ello, pon el pollo previamente troceado en pequeños trozos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. Lo salpientas y lo dejas cocinar a fuego lento hasta que se haga por todos lados y quede un color más o menos dorado (puedes cocinarlo más o menos, al punto que tú elijas).

Cuando el pollo esté listo, añade la mezcla que hayas triturado a la cazuela y la juntas bien con el pollo para que pueda unificar bien el sabor. Remueve continuamente hasta que todos los ingredientes se mezclen a la perfección, dejando reducir un poco la salsa.

Cuando compruebes que está a tu gusto y en su punto, lo apartas del fuego y lo pones en una fuente, añadiendo un poco más de perejil para la decoración de tu plato, ¡y ya estará listo para servir!

Lee más: ¡Mmm! Prepara un delicioso Bienmesabe venezolano para merendar

Noticia al Día

No olvides compartir en >>