Presidentes de la Asamblea Nacional de Venezuela

Las cuatro caras de un parlamento desde aquel 6 de diciembre del 2015

Las elecciones resultaron en victoria de la oposición, la MUD obtuvo 7.707.422 votos, lo que representa el 56,2 %, mientras que el chavismo logró 5.599.025 votos, un 40,8 %

El 7 de diciembre de 2015 Venezuela amaneció con un panorama político muy diferente. Las elecciones parlamentarias ocasionaron un terremoto en el sistema político que por 17 años estuvo dominado por el chavismo al ser la primera victoria electoral de peso para la oposición desde la llegada del presidente fallecido Hugo Chávez al poder.

La MUD aventajó al PSUV en voto popular por casi 2 millones de votos y además le arrebató los circuitos claves del país, beneficiándose así de la ingeniería electoral creada por el chavismo.

 

Promesas electorales

El primer grupo de normas propuestas fueron al tema de abastecimiento. Inicia con la Ley de Abastecimiento Pleno cuyo objetivo “es eliminar trabas y facilitar trámites que obstaculizan la circulación de bienes como guías de movilización, certificados de no producción, renovación de registros y mecanismos de compras restringidas”.

La agenda también incluyó una propuesta de Ley Marco para el Incremento de la Productividad, que se concentra en crear condiciones de seguridad jurídica que fomenten la inversión. Por último en la sección de abastecimiento, aparece la Ley de Reversión Expropiatoria, para revertir los procedimientos expropiatorios y establecer condiciones y garantías para que los inversionistas cuyas empresas han sido expropiadas o intervenidas puedan reactivarlas a la brevedad.

En otro grupo denominado “protección al consumidor” se encuentra la Ley de Protección y Educación al Consumidor, también la Ley de Protección Salarial y Anticipos de las Prestaciones Sociales. En materia de vivienda, la MUD propuso la creación de dos leyes: la Ley de Impulso al Desarrollo de Viviendas y la Ley de Fomento Arrendaticio, la primera de ellas para “aclarar la situación” de las viviendas ya adjudicadas y las que se entreguen en el futuro para que puedan “disponer plenamente de las mismas”.  .

Sobre el tema de corrupción, la agenda incluyó dos propuestas de ley. En primer lugar, la Ley de Repatriación de Capitales Corruptos, que busca devolver al país los recursos que se han fugado a través de esquemas de corrupción. En segundo lugar, la Ley de Transparencia en los Procesos de Contrataciones Públicas, que promulgaría las licitaciones abiertas como regla general de contratación, “eliminando la posibilidad de la contratación directa y sustituyéndola con otros mecanismos de mayor transparencia”, según el diario El Estímulo.

La ley que más polémica generó fue la aprobada en primera discusión: Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional. Proyecto amparado en el preámbulo y en el artículo 2 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que señala que debemos tener un Estado Social de Derecho y de Justicia, además de promover el respeto al pluralismo político y la garantía de los Derechos Humanos.

 

Henry Ramos Allup: “Aquí las cosas cambiaron”

La llegada del nuevo presidente de la Asamblea Nacional para el periodo 2016 Henry Ramos Allup del partido Acción Democrática, generó todo tipo de controversia, lo primero que hizo fue mandar a desalojar el Palacio Legislativo de todas las imágenes de Hugo Chávez, situación que fue lamentada por algunos y aplaudida por muchos.

Durante su informe de gestión de la Asamblea Nacional en 2016, Ramos Allup precisó que de 17 leyes sancionadas, ocho fueron declaradas como inconstitucionales por el Tribunal Supremo de Justicia. “Hemos escuchado de voceros del Gobierno que llevamos no sé cuántas sesiones suspendidas pro quórum, este año solo se suspendieron dos y se realizaron 76 sesiones ordinarias”, informó el presidente del Parlamento para una agencia de noticias.

Dijo que en materia social “fueron 32 leyes aprobadas en primera discusión y sancionadas. Se hicieron gestiones ante la Unión Interparlamentaria Mundial, ONU, OEA y representación de la Unidad en parlamentos, de 17 leyes sancionadas, 1 fue promulgada, 8 declaradas inconstitucionales y 8 están en el Ejecutivo esperando respuesta”, dijo a Panorama.

El 15 de diciembre culminó el primer período de sesiones de la Asamblea Nacional y el 5 de enero de 2017 se instalará el nuevo período de sesiones presidido por Julio Borges del partido Primero Justicia.

 

Julio Borges: “Aprobaremos la Declaratoria de Abandono de Cargo del presidente”

Durante su discurso como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, marcó lo que serían los venideros meses para Venezuela. “Los llamo para que comencemos a trabajar hoy: nos toca recuperar la democracia, devolverle la vigencia a la Constitución, y empezar a construir el futuro de Venezuela. […] Cuando se escriba esta historia y se hable de cómo salimos a la calle y nos pusimos de pie tras nuestra hora más oscura, le habremos entregado a las generaciones futuras nuestro sacrificio, nuestro aprendizaje, para que nunca más repitamos esta triste historia”, tal como lo reseña del portal del partido Primero Justicia.

El 9 de enero de 2017 la Asamblea Nacional declaró “abandono del cargo” de Maduro, 106 diputados votaron a favor de la medida de conformidad con el artículo 233 de la Constitución.

En medio de la “Carta Democrática, una ola de protestas-que dejó más de 100 muertos-inició en abril del 2017, la agenda de manifestaciones mantuvo a Venezuela en las calles inicialmente para expresar descontento ante las sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia al desconocer a la Asamblea Nacional, el “impasse” con el Ministerio Público y realizar las elecciones en Venezuela que tenían un tiempo de vencimiento.

El primero de mayo de 2017 el presidente de Venezuela durante un acto en la ciudad de Caracas anunció que convocaría a un Poder Constituyente, bajo los señalamientos de ilegalidad del proceso, la MUD organizó la Consulta Popular el 16 de julio del mismo año, pero, 14 días más tarde el 30 de julio de 2017 el esfuerzo de la oposición fue en vano, se realizó la elección de la Asamblea Nacional Constituyente.

Tras el cese de protestas-en agosto- llegó la “Mesa de dialogo” representantes del Gobierno Nacional y de la Mesa de la Unidad Democrática, entre ellos Julio Borges, se reunieron el 2 de diciembre del 2017 en República Dominicana al principal tema: Venezuela. Una hilera de peticiones fue expresada de ambos bandos bajo la observación internacional.

“Queremos construir las condiciones para que cada venezolano decida el futuro del país”, dijo el presidente del parlamento de Venezuela Julio Borges, al exponer los temas que aportan a la mesa de diálogo con el Gobierno en como la “liberación de presos políticos y plenitud de los derechos de la Asamblea Nacional”, tal como publicó CNN Latinoamérica en su portal.

Semanas más tarde a la mesa de dialogo, un nuevo presidente llegaría a dirigir la Asamblea Nacional, el diputado de Un Nuevo Tiempo, Omar Barboza.

 

Omar Barboza: “Tenemos claro que no hay presidente electo en Venezuela”

Omar Barboza de Un Nuevo Tiempo presidió el periodo legislativo del año 2018 marcado por las divisiones y persecuciones. “Así como las decisiones del Gobierno nacional de apropiarse de los recursos necesarios para remunerar la labor de los diputados a lo cual se le agrega el agravamiento de la crisis nacional en todos los sentidos”, expresó el presidente del Parlamento.

El punto más álgido del 2018 fueron los primeros comicios del periodo, ante esto Barboza insistió, en entrevista concedida a Carlos Croes, que el pasado 20 de mayo de 2018, se celebró un simulacro electoral y no una elección. “No se eligió a nadie, los centros de votación estaban vacíos. Esta elección es desconocida por la comunidad europea, latinoamericana, por Estados Unidos y los países democráticos  del mundo que calificaron estos comicios como un fraude“, sentenció e insistió en que si el Maduro asumía el poder el próximo 10 de enero perdería su legitimidad de origen.

Barboza fue recibido el 8 de septiembre de 2018 por el Papa Francisco, a quien le agradeció su preocupación permanente por la situación del pueblo de Venezuela. Durante su informe de gestión precisó que fueron aprobadas en segunda discusión 6 leyes, en primera discusión 4 y se inició la segunda discusión del proyecto de Ley de Recuperación de Activos Producto de la Corrupción y en cuenta el de la Ley Orgánica de Transparencia y Acceso a la Información.

“Declaramos la nulidad del Petro, investigamos las responsabilidades en la crisis eléctrica, rechazamos el nombramiento de Calixto Ortega como presidente del BCV y publicamos los indicadores económicos para orientar a los agentes de la economía y al pueblo”, tal como lo reseña el portal de la Asamblea Nacional.

 

Juan Guaidó: ““Estamos en dictadura y debemos actuar”

El diputado Juan Guaidó de Voluntad Popular fue juramentado como presidente de la Asamblea Nacional para el periodo 2019-2020 y aseveró que desde este Hemiciclo, los legisladores asumirán la representación del pueblo ante la “usurpación de poderes” en Venezuela.

Guaidó fue directo al decir que “el 10 de enero, estará usurpada la Presidencia de la República”, motivo por el cual “esta Asamblea Nacional, como único poder legítimo, asume la representación del pueblo”.

“Proponemos crear un órgano de articulación, que retomemos el proceso de designación de los poderes usurpados”, apuntó y precisó la necesidad de crear una hoja de ruta para instaurar un Gobierno de Transición, para lo cual llamó al pueblo, a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, a los partidos políticos y demás sectores de la sociedad, a una “unificación”.

“Estamos en dictadura y debemos actuar. Depende de todos los venezolanos, de la FANB, de las bases políticas, depende de todos (…) Debemos lograr que las decisiones que tome esta AN cuenten con expresiones simultáneas de ejercicio de poder de la mayoría del pueblo, de la comunidad internacional”, expresó.

Resaltó que la causa de la crisis en el país es política, por lo que la solución debe ser también política. “La solución pasa por un camino muy claro, que cese la usurpación que se dará luego del 10-E”, enfatizó en su discurso de aproximadamente una hora.

Entre tanto, la Fracción 16 de Julio instó al diputado Juan Guaidó a asumir como Presidente de la República, aseverando que más bien ha tardado en tomar la decisión. “Presidente Guaidó, el tiempo se le está acabando, debe tomar las decisiones históricas que el país reclama”, dice el comunicado de la Fracción, que recalca su “preocupación” por el hecho de que el parlamentario no haya asumido como presidente en base al artículo 233 de la Constitución. “Guaidó asuma, si asume, nosotros lo apoyaremos”, dijo el legislador de la AN y dirigente de la Fracción 16-J, Richard Blanco, tras leer el comunicado.

Mediante su cuenta en la red social Twitter y en un comunicado oficial el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, exhortó a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional a asumir la Presidencia de Venezuela y no prolongar más el cumplimiento del artículo 233 de la Constitución.

“Exhortamos una vez más, a no seguir prologando el cumplimiento del deber contenido en el artículo 233 de nuestro texto constitucional, en consecuencia asuma usted, como presidente de la Asamblea Nacional, la jefatura del Estado venezolano y por consiguiente las atribuciones propias como comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional”, reza la carta.

En Cabildo Abierto Juan Guaidó, aseguró que el Parlamento no evadirá la responsabilidad que le toca asumir en este momento histórico para Venezuela, por lo que se mostró dispuesto a asumir la Presidencia de la República si el pueblo, la FANB y la comunidad internacional lo apoyan.

“Aquí está la AN, que claro que asume su responsabilidad, y la va a asumir. Nadie tiene duda de que Maduro es un usurpador. Asumiendo nuestro deber de que toda autoridad investida o no, debe restablecer el orden constitucional, invocamos a todo el pueblo. Debe ser el pueblo, la FANB y la comunidad internacional las que nos lleven a asumir el mandato que no vamos a escurrir, sino a ejercer”, dijo el diputado. El parlamentario se basó en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución para convocar al pueblo.

Destacó que él tiene la legitimidad para ejercer la encargaduría de la Presidencia de la República, pero reiteró que debe ser con el apoyo del pueblo, de todos unidos, ya que es lo que debe hacerse cuando, a su juicio, hay dictadura.

“Convocamos al pueblo a la calle al 23 de enero a una gran movilización en todos los rincones de Venezuela. La lucha es de todos (…) Cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Vamos pa´ lante”, exclamó ante el aplauso de los asistentes.

 

Advertencia de disolución y diputados en el exilio

Durante la transmisión de su programa semanal “Con el mazo dando”, el también primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Diosdado Cabello, ratificó la amenaza que en la primera sesión de la ANC, este martes 8 de enero, asomó el organismo de disolver la Asamblea Nacional.

“Que nadie se extrañe si la ANC toma decisiones para sanear a esa Asamblea Nacional… No le comemos chantaje a nadie”, afirmó Cabello en sintonía con la propuesta que hizo el martes el constituyente Gerardo Márquez, quien llamó a disolver el Parlamento venezolano y convocar nuevas elecciones legislativas nacionales.

De los curules obtenidos aquel 6 de diciembre de 2015 hoy ya no están ocupados todos, pues varios diputados se encuentran fuera del territorio nacional como: Julio Borges (PJ), Tomás Guanipa (PJ), Gaby Arellano (Voluntad Popular, VP), José Manuel Olivares (PJ), Rosmit Mantilla (VP) e Ismael García (Independiente).

Mientras, el diputado Juan Requesens permanece en El Helicoide retenido desde el pasado 7 de agosto por estar involucrado, supuestamente, en el atentado frustrado contra Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto de 2018, según El Pitazo.

Luis Fernando Herrera

Diseño: Jairo García

Noticia al Día

 

 

No olvides compartir en >>