Injerencia extranjera destructora…(Luis Semprún Jurado)

Injerencia extranjera destructora…(Luis Semprún Jurado)

Injerencia extranjera

Luis Semprún Jurado

“Ser bueno no es sinónimo de ser idiota. Ser bueno es una virtud que algunos idiotas no entienden”

PYRO

 

“Bueno, camarita, trataron de revivir experiencias pasadas, pensando que esta vez si les funcionarían, y volvieron a fracasar”, me dijo Anacleto, mientras encendía uno de sus acostumbrados cigarrillos. “Contrataron personal para que les hiciera el trabajo de filigrana, nada les salió bien y los volvieron a dejar solos. Los paganini, bolsas presos, están cantando más que Pavaroti ‘y que’ arrepentidos. ¿Los jefes? ¡Bien, gracias! Los acontecimientos de los días 22 y 23 de enero demuestran que la oposición cipaya no ha aprendido absolutamente nada de tanta derrota sufrida durante los últimos veinte años. Da la impresión que para ellos, como el tango de Gardel, veinte años no es nada a pesar de haberlos pasado de error en error y fracaso tras fracaso. Bueee… que es una raya más pa’ un tigre. Fíjese camarita… buscaron quienes robaran armas de la GNB y aunque les quedaron 11, los tipos están presos y casi todas las armas recuperadas. Ese grupo, sumado a unos civiles que nunca aparecieron, pensaba tomar Miraflores. Los civiles, entrenados en Colombia, tenían planeado disparar contra la marcha opositora, camuflajeados con uniformes parecidos a los del nuestra GNB, reeditando lo del 2002 para echarle la culpa a esa honorable institución y al gobierno, creando así la justificación necesaria para una intervención extranjera. ¡No le digo yo!, Puente Llaguno 2. Pero como su plan fue develado ante la opinión pública, pasaron al plan B: la autoproclamación del fraudulento presidente de la Asamblea Nacional en desacato como Presidente de la República y su inmediata huida hacia la embajada de Colombia (partícipe del plan) para luego alojarse en la de EEUU. El mismo confesó saber en lo que se estaba metiendo y sus consecuencias, y como dice el refrán ‘en guerra avisada no mueren soldados’. No le voy a contar, camarita, todo lo ocurrido porque sé que usted también lo sabe: inmediato reconocimiento del imperio, seguido por el de los perritos que mueven la colita desde de la alfombrita, Almugre, etc. etc. Ya para entonces, Nicolás había tomado la decisión de romper relaciones diplomáticas con el gobierno de EEUU, cansado de tanta injerencia, agresiones, guerras de todo tipo, bloqueo e irrespeto a las instituciones venezolanas; sobre todo, de los llamados de Mike Pece y Pompeo a ‘derrocar al dictador’ a como diera lugar. Pero les hacía falta una excusa para que los gringos no se fueran del país: ‘que el flamante nuevo Presidente les pidiera que se quedaran’. ¡He ahí el meollo! El ‘dictador’ les da 72 horas para que se lleven a TODO su personal consular y de la embajada, fuera del país y el ‘ungido autoproclamado’ les pide que no le hagan caso y que se queden. Y a ese es al que ellos reconocen. ¿Qué van a hacer? ¿Se quedan o se van? Y lo peor para ellos: 94 delegaciones de países del orbe asistieron a la toma de posesión para el nuevo período presidencial y reconocen a Nico como el Presidente legítimo, en claro desafío a los deseos imperiales; Rusia y China advirtieron contra cualquier intento de invasión; y en el ministerio de las colonias sólo lograron 16 votos, de 34, para una resolución sancionatoria a Venezuela, 3 menos que la vez pasada. Es cierto, camarita, ser bueno no es sinónimo de ser idiota. Ser bueno es una virtud que ciertos idiotas no entienden”.

Sobre la situación en Venezuela, el ministro de Relaciones Exteriores ruso alertó que: “Una injerencia extranjera destructora (…) es inaceptable. Ello es una vía directa hacia la anarquía y el baño de sangre”. Los venezolanos somos gente de paz y un “baño de sangre” entre hermanos es precisamente lo que no queremos, pero eso a los gringos no les importa si con ello logra sus metas. A la derecha apátrida criolla y a la rancia oligarquía local, tampoco. De ahí su cuadre con los que representan intereses iguales a los suyos: las riquezas sin importar su procedencia ni la manera de obtenerlas. A ellos les da igual si se roban nuestros recursos naturales como el petróleo, el oro, la bauxita, el coltán, el torio, etc., si tienen su tajada. También les da igual la situación por la que atraviese el pueblo pues para ellos “esos pata en el suelo” nunca han servido para nada; siempre han sido esclavos y sirvientes de los amos poderosos.

El 23 de enero se dieron las dos concentraciones sin novedad: la del chavismo, con risas y alegrías, música y bailes, y la pertinente participación y discurso de sus líderes, y la de la oposición de la cual la novedad fue la autoproclamación del ilegal presidente de la AN en desacato, como “Presidente de la república”. Él sabe que el presidente legal de la AN es Henry Ramos, pues fue durante su gestión (si puede llamarse así) que incurrieron en desconocimiento de sentencias del máximo tribunal de Justicia de Venezuela: el TSJ. Desde entonces, todas las actuaciones de esa destruida institución son nulas de toda nulidad. Ello incluye la juramentación de sus dos últimas directivas. Lo demás es monte y culebra. También sabe que los artículos de la CRBV, bajo los que dice ampararse, nada tienen que ver con lo que hizo, por lo que sabe a qué atenerse judicialmente; el mismo lo aseguró.

Pero al autoproclamarse “presidente interino de Venezuela”, ese personaje cumplía con el rol por el que le estaban pagando un desesperado imperio y sus lacayos, que ven con estupor como llevan veinte años tratando de tumbar al Presidente Chávez y ahora a Nico, gastando real a granel en unos ineptos que no han hecho bien el trabajo, y para colmo cada día se les ponen peor las cosas, porque vienen de salir con el rabo entre las piernas de Siria, tienen el “gobierno” cerrado con un posible “impeachment” a Trump y China negoció con Nicaragua la construcción de un canal interoceánico, lo que ubica a los chinos, no sólo en Venezuela, sino también en Centroamérica. Con esa movida piensan contrarrestar la ruptura de relaciones diplomáticas que ya anunció el legítimo Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y no tener que salir del país.

El intento de instalar un gobierno paralelo busca incitar una alta conflictividad que pueda justificar  la intervención de los países que conforman el Cartel de Lima y de los mismos EEUU, así como tratar de ahogar económicamente al país. Además, quieren deslegitimar la legalidad del proceso electoral del 20 de Mayo del año pasado con el argumento de que “ellos no participaron” porque fue convocado por la Asamblea Nacional Constituyente que ellos no reconocen como legal. La falta de participación de algunos partidos políticos no deslegitima la legalidad de la elección ni del electo. Hasta algunos líderes opositores como Claudio Fermín, Eduardo Fernández y Enrique Capriles reconocen que el presidente se llama Nicolás Maduro Moros. Además, es el Poder Electoral quien convoca y lleva a cabo los procesos electorales en el país.  Hasta el viejo zorro clueco opositor adeco de Henry Ramos advirtió que cualquier cambio político en el país, debe realizarse de manera constitucional.

Los perritos que mueven la colita desde la alfombrita tendrán con el “interino” una excusa para no cumplir aquello de “romper relaciones diplomáticas” con Venezuela por no reconocer a su presidente legítimo. Pero se van a llevar una sorpresa porque la reciprocidad diplomática es un plato que se come frío. Cuando Maduro escuche al pueblo en su clamor por el cierre de la frontera con Colombia, ¿qué hará Duque sin contrabando de gasolina, ni alimentos bachaqueados? Amanecerá y veremos.

Luis Semprún Jurado

No olvides compartir en >>