Se cumplen 2 años de las parlamentarias donde por primera vez en 17 años el chavismo pierde su poder

Un día como hoy se eligió la Asamblea Nacional: por primera vez en 17 años el chavismo pierde su poder

Las elecciones parlamentarias de Venezuela de 2015 se celebraron el 6 de diciembre ​ para renovar todos los escaños de la Asamblea Nacional, mediante votación universal, directa, personalizada y secreta con representación proporcional. Los diputados electos durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones,​ por el período constitucional comprendido entre el 5 de enero de 2016 y el 5 de enero de 2021.

Fueron las decimosextas elecciones parlamentarias desde 1947 y los cuartos comicios legislativos nacionales desde la Constitución de 1999, que estableció la creación del actual órgano legislativo. A diferencia de procesos anteriores, en esta ocasión no se eligieron los escaños venezolanos del Parlamento Latinoamericano porque el Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó eliminar esas elecciones por solicitud del Parlamento.9​ Fueron también las primeras elecciones parlamentarias que se celebraban después de la muerte de Hugo Chávez.

Las elecciones resultaron en la victoria de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), principal movimiento de oposición al gobierno del presidente Nicolás Maduro, con 112 de los 167 diputados de la Asamblea Nacional (56,2% de los votos), y la primera victoria electoral de peso para la oposición en 17 años

El CNE decretó inesperadamente, el mismo 6 de diciembre, la ampliación del horario de votación de las mesas hasta las 7 de la noche o hasta que hubiese electores en cola según estos sobre la base de lo establecido en el artículo 308 de la ley de Procesos Electorales, pero en contravía de las leyes y el proceso electoral establecido por el mismo CNE, lo cual fue denunciado por medios de comunicación independientes y líderes de la MUD.​

El Ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, hizo declaraciones televisadas junto a la cúpula militar venezolana, en las cuales garantizaba el apoyo y la protección de las fuerzas militares al resultado de las elecciones parlamentarias, expresado en el voto popular en las urnas.96​ El mismo negó que sus declaraciones constituyeran algún tipo de presión contra el Presidente Nicolás Maduro, y declaro que eso rumores eran falsos y un irrespeto.

Resultados

El primer boletín de resultados se entregó a las 12:30 a.m. del 7 de diciembre por la presidenta del CNE Tibisay Lucena, más de 6 horas luego del cierre de las elecciones. Faltando 22 escaños por definir, se entregaron los siguientes resultados parciales, Mesa de la Unidad Democrática: 99 diputados y Partido Socialista Unido de Venezuela: 46 diputados. Una vez hecha oficial la entrega del primer boletín, el presidente Maduro se pronunció afirmando que las elecciones se dieron con normalidad, y reconociendo la victoria de la oposición, afirmando que “ha triunfado la guerra económica” y que “reconocía los resultados adversos”, declarando que esto sería una victoria para la constitución y la democracia. Maduro se había comprometido a reconocer los resultados días antes en un compromiso que firmó públicamente el 26 de octubre de 2015. ​El segundo boletín, entregado en la noche del 7 de diciembre, aumentó a 107 los diputados obtenidos por la MUD y 55 por el PSUV, faltando aun dos escaños por asignar.

Finalmente, el 8 de diciembre, más de dos días luego del cierre de las elecciones y con el total de las actas y adjudicaciones, la MUD se le otorga 109 diputados y 55 para el GPP (PSUV + aliados),​ además de los 3 diputados indígenas cuyos partidos no estaban aliados ni a la MUD ni al GPP.

Denuncias de fraude e impugnación de resultados

A pesar de haber reconocido formalmente los resultados emitidos por el CNE, el presidente Nicolás Maduro denunció, luego de pocos días, un presunto fraude que habría cometido la oposición por medio de una supuesta “compra de votos” por parte de candidatos opositores para garantizar votos a su favor. Aseguró tener pruebas, y encomendó la investigación al alcalde del municipio Libertador de Caracas y jefe del comando de campaña oficialista Jorge Rodríguez. Posteriormente, Rodríguez efectuó una alocución pública donde aseguraba haber reunido testimonios y evidencias de la ocurrencia de irregularidades que viciaban de nulidad los efectos de la elección, específicamente en el estado Amazonas e instó al CNE a investigar tales presuntos sucesos.108​

Paralelamente, el presidente Maduro denunció públicamente como presunta situación “irregular” la abundancia de votos inválidos registrados en las elecciones, asegurando que la suma de los mismos equivalía a “un millón y medio de votos”. Aseguró que tales votos no efectivos, presuntamente resultado de una deliberada mala asesoría de los miembros de mesa a los votantes, había conseguido alterar en circuitos específicos los resultados. Presentó como ejemplo el icónico circuito 3 del estado Aragua, donde la candidata opositora consiguió su curul con solo 82 votos de diferencia de la candidata oficialista, a lo que volvió a pedir una investigación.

Para expertos en temas electorales, los votos nulos no podían ser argumentados como efectos de nulidad para la elección nacional, en primer lugar, porque el voto nulo no es causal de impugnación, igualmente, la cantidad de votos nulos denunciadas por el presidente estaba sobredimensionada, y de acuerdo a análisis comparativos de la elección de 2015 con otras precedentes, no representaron un aumento significante como para considerarse una irregularidad, y de acuerdo al análisis individual de los circuitos electorales a nivel nacional, los casos en los que un candidato ganara con mayor cantidad de votos nulos que diferencia con el candidato rival fueron mayores a favor del oficialismo que a la oposición.110​111​112​ De acuerdo al experto en temas electorales Eugenio Martínez y al activista político Nicmer Evans el crecimiento de los votos nulos puede explicarse como votos de protesta por parte de tradicionales partidarios del oficialismo a la oferta electoral planteada por el GPP, y no a un fraude deliberado.113​114​

Impugnaciones ante el poder judicial

Semanas después de la realización de las elecciones parlamentarias, representantes de la Mesa de Unidad realizaron una rueda de prensa donde aseguraron haber recibido información por parte de fuentes ligadas al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), según la cual el PSUV había tramitado un recurso contencioso electoral ordinario a la Sala Electoral del TSJ para impugnar el proceso electoral en un número de circunscripciones que afectaban a un total de 22 diputados electos junto a una medida cautelar que pedía impedir la juramentación de tales diputados, programada por la constitución nacional para el 5 de enero de 2016, acción viciada de nulidad de acuerdo a expertos ligados a la MUD.​ Tal denuncia fue inmediatamente desmentida por autoridades oficiales del TSJ, asegurando nunca haber recibido las denuncias para las impugnaciones, lo que fue interpretado por dirigentes de la MUD como un “retroceso” por parte de los líderes del oficialismo en lo que hasta ese momento habían llamado “golpe judicial”.

Sin embargo, apenas una semana después de las declaraciones anteriores, el TSJ difundió oficialmente que había aceptado 7 denuncias de impugnaciones que afectaban a un total de 8 diputados electos para representar a los estados Amazonas, Aragua y Yaracuy, de las cuales 6 fueron posteriormente declaradas improcedentes​ y la séptima aceptada como procedente, consecuentemente siendo declarado por el TSJ que se ordenaba la “suspensión” de los actos de totalización de votos y proclamación de resultados de la elección parlamentaria en todos los circuitos del estado Amazonas,119​ afectando a tres diputados electos por la MUD (uno de ellos de la representación indígena por la región sur) y un diputado del PSUV elegido por votación lista.

La impugnación fue rechazada de manera instantánea por voceros de la Mesa de la Unidad, quienes reiteraron la denuncia de la maniobra como un “golpe judicial” para reducir la mayoría calificada alcanzada por la agrupación política,121​ denuncia que fue llevada por los mismos a instancias internacionales tales como la ONU y la OEA.122​ y anunciaron que a pesar de la sentencia judicial acudirán el 5 de enero a juramentar a los 112 diputados electos por la coalición para conformar la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional.

Según “expertos electorales”, la sentencia del TSJ carece de efectividad y resulta “inconstitucional e inejecutable”, entre otras razones porque ordenaba la “suspensión” de un evento jurídico (la proclamación de los candidatos vencedores de la contienda electoral) que ya había tenido lugar y que por tanto ya no podrá suspenderse, lo que además es opuesto a lo estipulado en el artículo 200 de la constitución, que reconoce la inmunidad jurídica de los diputados nacionales al momento de su proclamación como tales, haciendo inefectiva una sentencia judicial que no viniese acompañada de la anulación de la inmunidad parlamentaria de dicho diputado por parte de la directiva de la Asamblea Nacional.​ Aun así la impugnación recibió el respaldo explícito de dirigentes del partido de gobierno129​ para quienes la impugnación respondía a las presuntas irregularidades electorales denunciadas por el alcalde Jorge Rodríguez.

Wikipedia

No olvides compartir en >>