Un día como hoy: 7 de Diciembre de 1982 se realiza por primera vez la inyección en pena de muerte

Un día como hoy: 7 de Diciembre de 1982 se realiza por primera vez la inyección en pena de muerte

Foto: Cortesía

El 7 de diciembre de 1982 se realizó por primera vez en el estado de Texas (Estados Unidos).Rápidamente lo adoptaron otros estados, cuyas autoridades la consideraron más humana que la silla eléctrica y la cámara de gas.

En 38 estados, de los 50 que tiene este país, se admite la pena capital como castigo, y en todos ellos puede utilizarse la inyección letal, salvo en uno. El Centro de Información sobre la Pena de Muerte, con sede en Washington, indicó que ese método ya se utilizó para ejecutar a 901 personas en los Estados Unidos. En 2004 lograron suspender todas las ejecuciones en este estado. Esa interrupción se mantiene hasta hoy. En el 2006, la controversia acerca de ese método de ejecución llegó hasta la Corte Suprema de Justicia estadounidense, que dictaminó que se podía recusar su constitucionalidad.

La ejecución de la sentencia se realizó en la prisión de Huntsville, en el Estado norteamericano de Texas. Charlie Brooks había sido detenido por matar a sangre fría a David Gregory, de veintiséis años, vendedor de coches de ocasión, hace seis años en Fort Worth (Texas) y fue condenado a muerte poco después por un tribunal del Estado de Texas.

La ejecución se desarrolló minutos antes de la medianoche del lunes. En aquella hora comenzaron a registrarse en el interior de la prisión los movimientos de funcionarios y celadores que preceden a la ejecución de una pena de muerte. Brooks fue obligado a tenderse sobre una camilla. El reo, que se ha convertido al Islam dentro de la cárcel en la que ha esperado la sentencia, consagró sus últimas palabras a Alá.

A unos cien kilómetros de Huntsville, en Austin, capital de Texas, la organización humanitaria Amnistía Internacional organizaba una manifestación silenciosa ante el parlamento local, en protesta por la aplicación de la pena a Brooks y a los 171 presos más que esperan la última pena.

La ejecución de Brooks por inyección de una dosis letal ha abierto de nuevo en EE UU la polémica entre los que están a favor o en contra de la pena de muerte.

 

Noticia al Día

No olvides compartir en >>