Por lo que dicen los conoceréis (Luis Semprún Jurado)

Por lo que dicen los conoceréis (Luis Semprún Jurado)

“Si no te gusta lo que cosechas, analiza y cambia lo que siembras”
ANONIMO

“Camarita, camarita… hoy le noto más alegre que de costumbre. ¿Será que lo dicho por Nico en su última alocución lo tiene así? o… ¿Será que sabe algo que yo no sé? Pero si de algo estoy seguro es que algo se trae entre manos. Por otro lado, déjeme decirle que en la charla de ayer, con el grupo de estudiantes, toqué el tema de los discursos y las alocuciones, tanto de un lado como del otro, y la manera como nos aplican ya no sólo los once principios gobelianos, sino una guerra basada en el léxico dedicada al uso de palabras claves, repetidas incansantemente para que creamos que son verdad, cuyo fin primordial es crear un expediente maléfico que sirva ‘y que de prueba’ con el que atacar al gobierno y a la revolución. Palabras claves como ‘crisis’, ‘dictadura’, ‘ilegítimo’, ‘fraudulento’, ‘corrupto’, ‘saqueador’, ‘ladrón’, ‘enchufao’, ‘tirano’, ‘torturador’, y todos sus derivados, las presentan día a día en sus medios aliados de desinformación a sabiendas que ya nadie les cree. Sin embargo, camarita, piensan que con tantos globos de ensayo alguno calará en la psiquis del pueblo y que por ahí se pueden meter. Sus pronósticos no tienen fundamento, por eso no pegan uno. Pero es que además menosprecian los problemas del pueblo creyendo que a ellos no les afectarán. Buee… ellos a lo mejor piensan que los reales que se robaron durante tanto tiempo les van a alcanzar para toda la vida y por eso, a lo interno entre ellos, no se quejan de la espiral inflacionaria que han inducido. Además ‘pa’eso los gringos nos dan lo que pidamos’. Pero hacia fuera gritan: ‘hay que atacar al gobierno por esta inflación que ya no se aguanta’. El trío de la mala leche es: dictador, ilegítimo y crisis, que lo usan sin cesar en cada foro, escrito, o programa de radio y/o tv. Pero camarita, eso no tengo que explicárselo, simplemente abra la prensa regional y lea los titulares para que note que casi nunca tienen nada que ver con el contenido interno del artículo, en los que leerá esas palabras varias veces. Cualquier pendejo, nacional o extranjero, presidente y expresidentes de otros países, con rabo de paja en su mayoría, se creen con derecho a llamar ‘dictadura’ al gobierno venezolano, ‘ilegítimo’ al presidente, quien además es culpable de la ‘crisis humanitaria’ por la que atraviesa el país. El mundo al revés, como diría Galeano. Y si Nico les responde como se merecen, entonces se hacen las víctimas tal y como hacían cuando atacaban al Gigante y éste los ponía en su lugar. Por otro lado, las medidas de Nico han sido de tal magnitud que el gobierno de Chile ha tratado de copiárselas poniendo un avión a disposición de los chilenos que deseen regresar a Chile. ¿Cuántos se han anotado en ese ‘retorno a la patria’? No llegan a diez, ¿por qué será? Por el tufo que desprenden cuando abren sus bocotas podemos darnos cuenta de que lado de la historia están, porque por lo que dicen los conoceréis.”

Sun Tzu decía, en el Arte de la Guerra,: “La guerra es un asunto de vital importancia para el Estado; es la jurisdicción de la vida o la muerte, el camino que lleva a la supervivencia o a la ruina. Es indispensable estudiarla concienzudamente”. En la época de Sun Tzu los Estados se hacían ricos y poderosos a partir de las guerras pero a un elevado costo. Hoy en día, a pesar de la tecnología y los avances científicos, las súper máquinas, misiles y todo el resto armamentístico, las guerras han mutado hacia la creación de escasez, de carencias, tanto de alimentos y medicamentos, como de bienes y servicios, utilizando la palabra, tanto hablada como escrita, como la munición mas letal que se pueda concebir. Los gobiernos poderosos acusan sin pruebas, de lo que mejor les parezca, para sancionar a los países que no se doblegan a sus políticas imperiales, utilizando para ello una verborrea de palabras jamás pensadas.

Ellos crean las “dictaduras”, las “amenazas”, las “crisis humanitarias”, las “violaciones de los derechos humanos” y a la “libertad de expresión”, y pare de contar, todo con el fin de justificar la actividad bélica a usar contra una nación. Aquel poema de Machado que dice “caminante no hay camino, se hace camino al andar” lo han convertido en “ciudadanos, no hay guerra, se hace la guerra al andar”; crean situaciones ideales para que el pueblo se mate entre sí y entonces aparecer ellos a “reconstruir un país” vuelto cenizas, apoderándose de sus recursos naturales. Ah, y para ello gozan de la colaboración de los cipayos criollos, para los cuales mañana es el día más ocupado de su semana, a los que pagan con migajas o “burusas”, como diría el “filósofo del Zulia”. Triste para ellos que su plan no haya dado el resultado esperado en Venezuela, donde el recuerdo del Gigante Chávez y la conducción de Nico ha sido su mayor obstáculo.

Los últimos cuatro presidentes del Perú han sido juzgados por corrupción, igual en Costa Rica; Martinelli y sus hijos (Panamá) están presos en EEUU por lavado de dinero; Honduras no se escapa de esta nota, como tampoco Peña Nieto (Méjico), Temer (Brasil), Macri (Argentina), todos salpicados por Odrebrecht y por corrupción, pero los más sonados son los colombianos, en especial Uribe, todos propiciantes de los paramilitares, de la producción y tráfico de droga, del sicariato y de todo cuanto la rancia aristocracia santandereana solicita. Además, salen a mendigar dinero a los gringos y europeos “y que” para poder brindar ayuda humanitaria a los venezolanos que “abarrotan” unos vacíos campamentos de refugiados. ¿Cuándo ha solicitado el gobierno venezolano ayuda alguna para asistir a los SEIS MILLONES de colombianos legales y OCHOCIENTOS MIL ilegales que viven en Venezuela? ¡Me iría demasiado!

A todas estas, tenemos que escuchar la verborrea de los opositores venezolanos que se ven desprovistos de liderazgo alguno, ante los “discursos” de las decadentes figuras de las agrupaciones políticas con las que simpatizan. Como dirían en el argot beisbolero, “no tienen nada en la bola”. Llevan más de un mes hablando de lo que pasará el próximo 10 de enero, y se les olvida que han destituido a Nico con diferentes argumentos, más de una vez. ¿Quién es el Presidente de Venezuela? Nicolás Maduro quién además fue reelecto en las elecciones del 20 de mayo próximo pasado por seis años mas. Nico ha demostrado por qué Chávez pidió que le apoyáramos; ha sabido ejercer un liderazgo eficaz en épocas turbulentas como las del año pasado y éste. Sin desviar su oferta de diálogo y paz, ha sabido enfrentarse a poderosos enemigos y mantener nuestra patria digna y soberana. Llámenme como quieran, pero no pueden ocultar la verdad con un dedo. Y estoy convencido de que el pueblo conoce a sus verdugos.

Nos escuchamos por:
El Ojo de la Ciudad, Fortuna 97.5 FM, lunes de 1:00 a 2:00 pm

No olvides compartir en >>