Félix Seijas: "Participar en elecciones no tiene sentido sin un plan"

Félix Seijas: “Participar en elecciones no tiene sentido sin un plan a largo plazo”

El domingo 9 de diciembre habrá elecciones de concejos municipales en Venezuela. El debate sobre participar o no en este proceso, en el que no acude la mayoría de los partidos políticos de oposición tras ser inhabilitados por el Consejo Nacional Electoral (CNE), fue analizado por el estadístico y presidente de la encuestadora Delphos, Félix Seijas.

En el programa #ConLaLuz de este miércoles, que condujo la periodista Ibis León,  Seijas explicó que hasta ahora la oposición ha fallado en llamar a votar a los venezolanos porque colocan a las elecciones como un fin en sí mismo y ante las trampas, desventajas y las trabas del Poder Electoral, votar no tiene sentido.

“El participar o no participar en elecciones no tiene sentido si no hay un plan a largo plazo. Si no participas tienes que saber qué va a pasar, una abstención con propósito y movilizando a la gente. Ahora si llamas a participar sabrás que no estás en un evento justo, sino que es para mover cosas. El error es participar o no participar sin formar parte de un plan. No formando parte de un plan está errado que llames a votar”, dijo Seijas.

A su juicio y según los estudios de opinión, “los venezolanos tienen un su ADN acudir a procesos electorales, pero actualmente en condiciones injustas… no hay credibilidad para votar”.

En su caso asistirá a los comicios del 9 de diciembre en Baruta. La razón es sencilla: No dejar que el chavismo se apodere de la Cámara Municipal de esta localidad, porque hacerlo significaría dejar solo al alcalde opositor y su labor quedaría supeditada a la contraloría oficialista.

En 2016 dos alcaldes opositores: Delson Guárate de Mario Briceño Iragorry en el estado Aragua y Warner Jiménez en Maturín (edo. Monagas) fueron destituidos por ediles chavistas.

“No estamos hablando de un ámbito nacional ni regional, sino de que se trata de sus aceras y espacios públicos. ¿Qué es mejor, si está en control del chavismo y sabemos lo que ocurre, o de la oposición que puede hacer algo con lo poco que tiene?”, se preguntó.

Seijas estima, personalmente, una alta abstención que será histórica. No cree que participe más allá del 20% del electorado y además la oposición perderá la mayoría de las 80 cámaras municipales que mantiene en su poder desde el año 2013.

Las razones, además de la desconfianza en el CNE y la separación ilegal de estos comicios con la de alcaldes en diciembre de 2017, es que no arrastran mayor interés porque no son de ámbito nacional o regional, ni hay líderes que estén empujando el proceso, dijo.

Sobre el estudio que presentaron en la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), la semana pasada, en el que los encuestados apoyan la escogencia de un referente en la oposición, explicó que es necesario que realicen unas primarias porque esto permitiría reunificar a la oposición, articular una nueva plataforma y servir de vínculo con los ciudadanos que desean un cambio en el país.

“El principal reclamo del votante opositor que tiene ya más de un año manifestándolo, es que se unan, muestren unidad, tengan una organización monolítica y puedan trabajar en bloque. Cuando no hay unidad hay pelea y la gente percibe que están trabajando en sus propios intereses. Si tienes unidad puedes tener un líder, sino tienes unidad no lo logras”.

Mencionó que en la actualidad no hay un liderazgo claro opositor. Henrique Capriles y Leopoldo López sufrieron el desgaste en los últimos años, y aunque María Corina Machado y Henri Falcón tienen un porcentaje de aceptación, no es mucho mayor que el de los dos primeros.

3 millones de migrantes

Seijas también se refirió a las estimaciones de migración. Delphos calcula que al menos 3 millones de venezolanos ha dejado el país, pero es una cifra que es aproximada, porque solo cuenta con quienes salieron con pasaporte nacional y no con hijos o nietos de venezolanos con otras nacionalidades.

En el estudio concluyeron que 3 % de las personas tiene una fecha para irse del país en los próximos seis meses. Y si se cumple al pie de la letra esa salida, se hablaría de que entre 700 mil a 800 mil personas se irían del país en ese lapso.

Recordó que ha habido cuatro grandes olas migratorias en los últimos años:

1. Conformada por personas con altos niveles de estudios, ingresos económicos y que planificaron irse con mucha anticipación.

2. Una por personas también preparadas pero que se fueron en menor tiempo y como la primera eran mayormente opositores.

3. La penúltima, en la que ya se unieron seguidores del chavismo, personas que salieron por tierra, con pocos recursos y cierta planificación.

4. Y la última que se vive en la actualidad de personas sin dinero que salen sin un rumbo fijo y buscando sobrevivir.

El estadístico valoró como positivo que la oposición planteó la fecha del 10 de enero de 2019, cuando Nicolás Maduro debe asumir su segundo mandato presidencial, no como una batalla final, sino “como el pivote para escalar la presión sobre el presidente y su gobierno. Es una fecha que no debe pasar por debajo de la mesa”, sostuvo.

Efecto Cocuyo

No olvides compartir en >>