Atletas de diversos deportes han muerto en las carreteras venezolanas

Atletas de diversos deportes han muerto en las carreteras venezolanas

Así quedó la camioneta donde viajaron los peloteros José Castillo y Luis Valbuena. Foto: Agencias

El béisbol genera muchos sentimientos en la fanaticada venezolana, sin embargo vive un momento muy triste tras la pronta pérdida de los peloteros José Castillo y Luis Valbuena en la madrugada del viernes en un accidente de tránsito en la carretera de Yaracuy.

La delincuencia no perdona a nadie en este país, que incluso los ídolos deportistas son víctimas. El guariqueño y el zuliano no son los primeros beisbolistas que pierden la vida a manos del crimen organizado.

Gonzalo Márquez sufrió una tragedia en la Autopista Regional del Centro en la La Victoria, estado Aragua, el 20 de diciembre de 1984. El aragueño falleció  a los 44 años tras embestir de frente un vehículo. Márquez jugó en el mejor béisbol del mundo con los Atléticos de Oakland y Cachorros de Chicago, siendo el número 21 de la Tierra de Bolívar en estrenarse en la MLB.

Gonzalo se tituló campeón con Oakland (1972) y Chicago (1973), incluso fue el primer criollo en conectar hits en tres juegos consecutivos en una Serie Mundial como bateador emergente.

El 28 de abril de 1995 fue asesinado el campocorto venezolano Gustavo Adolfo Polidor García a sangre fría al frente  de su vivienda en la urbanización Santa Mónica de Caracas, delante de su esposa e hijo de apenas dos años.

Polidor, quien fue el venezolano número 40 en debutar en las Grandes Ligas con Angelinos de los Ángeles en 1985, fue ultimado a sus 33 años por “El Hernancito”  tras robarle su camioneta en un intento de secuestro de su hijo. “Gus” vestía el número 16 de los Tiburones de La Guaira.

Los basquetbolistas también han muerto en la carretera. Gregory Vallenilla falleció con tan solo 28 años en 2007 mientras se dirigía a Valencia para participar en un torneo. El hecho ocurrió en el sector Golfo Triste de Boca de Aroa, donde resultó herido su compañero de equipo Elvis Montero, quien siete años más tarde no tuvo la misma suerte al  perecer en un accidente en la Autopista Regional del Centro (ARC), a la altura del distribuidor Negro Primero de Guacara  con su auto, modelo Aveo, tras colisionar con dos gandolas.

Vallenilla fue miembro de la selección nacional que compitió en el Mundial 2006. La mayor parte de su carrera en Venezuela vio acción con Panteras de Miranda. Por su parte, Montero brilló con Marinos de Anzoátegui , donde conquistó tres campeonatos  (2003, 2004, 2005).

Las vías terrestres han sido un infierno para los equipos del fútbol nacional. Trujillanos FC fue el primer conjunto que sufrió este tipo de ataques al ser sometido a un secuestro express en el sector Boca de Uchire, estado Anzoátegui tras su viaje de vuelta tras disputar un compromiso contra Monagas

El bus de los “Guerreros de la Montaña” fue interceptado en la madrugada el 19 de septiembre del 2016 por seis hombres fuertemente armados, que obligaron a la unidad a desviarse unos kilómetros de la carretera, para despojarlos de todas sus pertenencias a los jugadores e integrantes del cuerpo técnico.

Un mes más tarde, Carabobo FC fue atacado mientras se trasladaba a la capital. Los antisociales intentaron robar el bus del equipo granate en la salida del Túnel Los Ocumitos al tirar piedras al vidrio del conductor.

Los hechos de violencia en la carretera se hicieron sentir nuevamente en este año. Angostura FC fue asaltado cuando viajaba desde Caracas hacia Ciudad Bolívar. A la UCV FC también le intentaron interceptar la unidad de transporte en el peaje Los Mesones, estado Anzoátegui.

El último acontecimiento ocurrió en Ejido, estado Mérida, con el equipo de Deportivo Táchira, cuando el autobús fue agredido por más de 30 sujetos durante la noche del sábado 3 de noviembre.

El béisbol tuvo dos episodios relevantes con la inseguridad antes de la tragedia de los jugadores de Cardenales. En el primer caso fue el receptor Wilson Ramos, quien fue raptado en Valencia en el frente de la casa de sus padres el 9 de noviembre del 2011. El pelotero fue rescatado tres días más tarde en el sector de Aguas Claras, estado Carabobo.

El segundo incidente pasó en Maracaibo con la madre del catcher zuliano Elías Díaz, que fue secuestrada el 8 de febrero en su casa en el sector El Bajo del municipio San Francisco, por un grupo armado. Gracias a Dios la madre del pelotero de Piratas de Pittsburgh fue liberaba días después.

Castillo y Valbuena no solo perdieron la vida el mismo día sino también que debutaron en Las Mayores a la misma edad con 23 años. El nacido en Las Mercedes, Guárico, lo hizo el 7 de abril de 2004 con Pittsburgh, mientras que el oriundo de Caja Seca vio acción el 2 de septiembre de 2008 con Marineros de Seattle.

El percance fortuito automovilístico más recordado en Venezuela para un deportista era el sucedido al nadador Rafael Vidal, quien fue el primer venezolano que ganó medalla en unos Juegos Olímpicos en la competencia de estilo mariposa en Los Ángeles en 1984.

El caraqueño murió a los 41 años el 12 de febrero de 2005 tras recibir el fuerte impacto de una camioneta contra su vehículo en el municipio El Hatillo, del estado Miranda.

Diversas figuras deportivas venezolanas han dicho adiós en la carretera, que cada día están más deterioradas y sin alumbrado, dándole la “papaya”  a las bandas delictivas de atracar a los equipos y jugadores de nuestro país.

Alberth Josue Piña

Noticia al Día

No olvides compartir en >>