La DRAMÁTICA historia del verdulero: En la mayor pobreza rezan a La Chinita

La DRAMÁTICA historia del verdulero: En la mayor pobreza rezan a La Chinita

verdulero

Foto; David Moreno

Somos un grupo de periodistas caminantes en busca de historias llenas de emociones y anécdotas que han vivido las personas a partir de su cotidianidad, en esta oportunidad nos topamos con personas en situación de calle en el sector El Tránsito del casco central de Maracaibo.

En este lugar nos encontramos con una familia en pobreza extrema que vive desde hace aproximadamente 1 año en un almacén de comida abandonado. Dentro del núcleo familiar están dos niños pequeños, uno de 4 años y otro de 6 años, éste último cursa el primer grado, mientras que el otro se encuentra enfermo con una fiebre alta, se dirigieron al CDI más cercado pero estaba cerrado.

Personas cercanas del sector les han donado comida y algunos productos de aseo personal.

Foto: David Moreno

Anteriormente, la familia vivía en Coro, estado Falcón, específicamente en el centro de la ciudad, donde el señor Jesús Colina trabajaba en el mercado como verdulero con algunos familiares que lo apoyaban económicamente, pero la venta que se vive en esa zona no es bueno para subsistirBajo estas circunstancias, Colina se dedica agarrando botellas de plásticos diariamente ganándose así unos 200 bolívares soberanos, a pesar de que el dinero solo les alcanza para dos platos de comida para sus hijos.

Colina se aferra a la Virgen de la Chiquinquirá rezándole todos los días por su familia, y especialmente por sus hijos que son el futuro del país. “La fe mueve montañas”. Pero Yasmely Piña, esposa de Jesús Colina es de religión cristiana evangélica aunque tiene poca fe para creer en imágenes espirituales, aún así acompaña a su esposo a misa a pedir por su mala situación y para que encuentre un buen trabajo que les de mejores condiciones de vida.

 

Foto: David Moreno

Foto: David Moreno

Daniela Romero/Pasante

Fotos: David Moreno

Noticia al Día

No olvides compartir en >>