Enrique Peña: “Lo primero que debe tener un periodista deportivo es pasión por el deporte”

Enrique Peña: “Lo primero que debe tener un periodista deportivo es pasión por el deporte”

Enrique Peña

Enrique Peña durante una entrevista. Foto: Cortesía

Más de 30 años de experiencia en la fuente hacen de Enrique Peña uno de los periodistas deportivos referencia de la capital zuliana.

Una conversación con Enrique Peña es lo más parecido a una clase de periodismo deportivo, en la que sus conocimientos, datos y anécdotas sin duda cultivarán una enseñanza a quien tenga el privilegio de intercambiar algunas palabras con él. El actual Coordinador de deportes de Noticia al Día considera que para iniciarse como experto en esta área se debe conocer de la fuente pero lo primero que debe sentir es pasión por lo deportes para poder remar hacia el éxito, algo que él sintió desde los cuatro años de edad cuando comenzó a leer la sección deportiva de los periódicos sembrando en él interés por las distintas disciplinas, acción que se mantuvo durante su juventud.

“Para ese momento existían los diarios La Crítica y Panorama, yo salía en las mañanas a comprarlos, leía la parte deportiva y después hacia el crucigrama”, comentó.

Springs Trainings (Entrenamientos) de las Grandes Ligas, Series del Caribe y Suramericanos de Baloncesto son solo algunos de los eventos deportivos más importantes que reposan en la trayectoria de este periodista emblema de la región zuliana. Entre sus hazañas recuerda una entrevista realizada al único venezolano en el salón de la fama de las Grandes Ligas, Luis Aparicio cuando este iniciaba como mánager del equipo Petroleros de Cabimas

Y es que parece ser una constante para quienes ejercen el periodismo deportivo lograr con un bolígrafo y una libreta, lo que en otrora soñaban alcanzar dentro de un campo como jugadores, y Enrique no fue la excepción. Asegura que cuando estaba en el colegio ya aspiraba a ser un experto en la fuente sino conseguía su anhelo de ser deportista profesional.

“Toda la vida me interesé por los deportes y los practiqué, jugué béisbol, baloncesto, voleibol, bolas criollas pero una de mis metas era ser beisbolista profesional, mi objetivo era ser Grandes Ligas y jugar con las Águilas del Zulia”, aseveró.

Obtuvo su título de Comunicador Social en la Universidad del Zulia  en el año 1990, a pesar que su carrera en los medios inició en el 87. Comentó que le fue difícil entrar como estudiante en esa carrera debido a la alta demanda que existía para entonces, por lo que tuvo una corta estadía en odontología que lo terminó de impulsar al periodismo, respaldado por Marta Colomina quien lo ayudó a entrar rápidamente a la escuela de comunicadores.

“En la Universidad del Zulia no habían cupos para comunicación social, entré en odontología pero cuando vi ese poco de dientes con caries salí corriendo a la Facultad de Humanidades para entrar al laboratorio vivencial de comunicación como oyente, y lo estaba dictando Marta Colomina, posteriormente me puse a conversar con ella y me dijo que iban a hacer una prueba para permitir el ingreso a la escuela de periodismo, a los siguientes días fui presenté y estuve entre las mejores notas, saqué 17”.

Foto: Cortesía

Peña explica que la prueba trató sobre la guerra que para esos años se sostenía entre Irán e Irak tema que dominaba con facilidad gracias a las horas invertidas en la lectura de periódicos que lo mantenían informado sobre los aconteceres más importantes de Venezuela y  el mundo. “Como manejaba el tema y no tenía problemas de ortografía, la profesora me dijo que trajera los papeles y el cambio se dio en el mismo semestre cuando a otros les costaba hasta un año cambiarse de carrera”.

Su vida de estudiante tuvo que detenerse en el año 87 debido a que los problemas económicos que erigían en su casa lo obligaron a adentrarse en el campo laboral antes de lo esperado, iniciándose como redactor del noticiero emitido a través de Radio Popular, posteriormente se mudó a Acarigua donde ejerció en el diario “La Última Hora” en la fuente de sucesos, y no fue hasta el año 88 cuando inició su travesía en el área de deportes. Luego fue director del periódico “La Noticia de Cojedes”  donde estuvo cinco meses para después regresar a su natal Maracaibo para culminar su carrera profesional debido a la insistencia de su papá de querer verlo graduado.

Al regresar a suelo maracaibero comenzó a trabajar en el diario La Critica donde conoció a Joe Escobar a quien considera uno de sus mentores en la fuente deportiva en el Zulia. “Cuando comencé allí, el área de deportes estaba completa por lo que tuve que hacer otras fuentes como policiales, tribunales, barrios hasta que entré a deportes, y cuando comencé a escribir mi trabajo lo comenzaron a ver en Panorama “.

Su carrera prosiguió como jefe de deportes en el diario El Regional donde comenzó a escribir sobre béisbol hasta que en el año 1992 entró a Panorama donde escribía una columna llamada “Grand Slam” con la cual considera que empezó a hacer un nombre en el Zulia. “Hacer béisbol o baloncesto en el periodismo deportivo es hacer lomito porque son los deportes que más venden en Venezuela y sobre todo en Maracaibo”.

El paso por el diario Panorama lo llevó a viajar a la Serie del Caribe de 1993 celebrada en Mazatlán con las Águilas del Zulia equipo que representó a Venezuela en la cita. “Fue mi primer viaje, una grata experiencia compartir con periodistas de otros países, casi no dormía porque habían tres horas de diferencia y Panorama me exigían la información temprano, si me despertaba a las nueve de la mañana ya en Maracaibo eran las 12 por lo que tenía que estar temprano escribiendo”, apuntó.

Ese mismo año, Enrique Peña recibió el “Premio al Mérito Deportivo” entregado por la Asamblea Legislativa por su destacada labor en la cobertura de la fuente deportiva. En el 94 viajó a los Estados Unidos específicamente a Florida a los Spring Trainings, una experiencia que cataloga como indescriptible al codearse con estrellas del béisbol de la talla de Bob Abreu, Miguel Cairo y  Eduardo Pérez, además recuerda con orgullo la entrevista que le realizó a Chipper Jones quien resultó ganador del novato del año en esa temporada.

En esa oportunidad tuvo su primer encuentro con la tecnología y la inmediatez de la noticia. “Los periodistas que iban a los entrenamientos iban hacían los reportajes, entrevistas y cuando regresaban a Venezuela era que escribían, yo no, yo escribí desde allá con una laptop, era una maquina pequeña que en las primeras cinco líneas no se veía más nada de ahí además tenías que pegarle el cable del teléfono para transmitir. Me llevé una máquina de escribir y comencé a transmitir la información por fax”.

En el año 95 regresó a EE.UU. pero esta vez a Nueva York invitado por el equipo de clase AA Casa de Cambio Maracaibo para cubrir un cuadrangular de béisbol. En el 96 cubrió las incidencias del Suramericano de Baloncesto que se celebró en el tablero del Pedro Elías Belisario Aponte de Maracaibo en el cual Gaiteros del Zulia, campeón en ese momento del baloncesto nacional, representaba a Venezuela. En ese evento Peña fue también reconocido debido a que la directiva del quinteto furrero le colocó su nombre al Centro de Prensa donde convergían  periodistas de distintos países.

Salió de Panorama en el 98 y luego siguió su carrera en otros diarios como La Verdad en donde fue por casi 15 años jefe de la sección deportiva además de  hacer periodismo institucional en el Instituto Regional de Deportes del estado Zulia (IRDEZ), para después entrar en Noticia al Día.

Periodismo de antes y ahora

Con la llegada de la tecnología el periodismo ha sufrido muchos cambios, siendo la inmediatez el carácter más resaltante sobre todo en la fuente deportiva en la cual los lectores quieren conocer al instante los resultados de un partido. Peña asegura que eso ha traído sus pros y sus contras, en lo positivo resalta que a través de internet puedes constatar mucha información pero considera que eso ha ocasionado que se pierda la esencia del periodismo.

“Ahora muchos periodistas no quieren salir a la calle y todo lo quieren hacer por internet, cuando empecé yo iba todos los días al estadio, a las oficinas de las Águilas y después uno cosechaba amistades que luego te daban datos que no hubieras obtenido sino era por la amistad que se hacía”, acotó.

Puso de ejemplo la amistad que hizo con la mamá de Wilson Álvarez, “me contaba cosas de Wilson que él nunca me iba a decir”, además relata la camaradería que hizo con jugadores de las Águilas con quienes incluso compartía fuera del terreno. “Hacia amistades con jugadores, como por ejemplo con Cristóbal Colón,  a veces le sacaba informaciones que me servían para las columnas, eran datos que nadie tenía pero ahora los periodistas llegan a la oficina llaman por teléfono y de allí quieren hacer todo, entonces van al estadio y andan perdidos como no conocen a quien van a entrevistar”.

Consejos

Como exhortación Peña invita a quienes quiera adentrarse en el mundo del periodismo deportivo a leer y mantenerse informado de la fuente pero hace énfasis en preguntar lo que sea necesario para de esa forma desafiar a la ignorancia sobre un tema en específico. A quienes ejercen actualmente les pide a dejar los egos a un lado y a ayudarse entre colegas para fortalecer la fuente deportiva, considera que hoy en día “el tubazo” es muy mínimo porque todos tienen acceso a la información, cree que es más importante la forma en como escribes y tratas la información para que la gente se deleite leyendo.

“Antes periodistas como Wenceslao Moreno, Toño Soler entre otros nos íbamos a un sitio a tomar cerveza y conversar sobre deportes y salimos bien informados, formábamos una tertulia beisbolera y eso se ha perdido”.

Sin duda la trayectoria de Enrique Peña hace de él una enciclopedia viva del deporte convirtiéndose en maestro para quienes tienen el honor de trabajar a su lado, es por ello que su experiencia, combinada con la juventud de sus compañeros, hacen una mezcla genuina que a diario trabaja arduamente para satisfacer las necesidades de información deportiva que los lectores exigen.

Carlos Escorihuela

Fotos: Mysol Fuentes

Noticia al Día

No olvides compartir en >>