Linda Lee Cadwell, la viuda de Bruce Lee

¿Qué sucedió con Linda Lee Cadwell, la viuda de Bruce Lee a 45 años de su muerte? (+ Video-Especial de El Mercurio)


La pérdida del famoso artista marcial y de su hijo Brandon fueron las graves tragedias que debió afrontar.

Cuando Linda Emery, una profesora universitaria nacida en Washington en 1945, conoció a Lee Jun Fan (más conocido por su nombre artístico Bruce Lee) fue el nacimiento de una intensa relación que se formalizó en un matrimonio que dejó dos hijos: Brandon y Shannon.

La pareja inició su aparente “cuento de hadas” mientras ella estudiaba en la preparatoria Garfield High School en Los Angeles, justo cuando Bruce Lee fue a realizar una demostración de Kung-Fu. El artista marcial era tres años mayor y asistía a la Universidad de Washington.

Cuando se graduó de la secundaria, Linda Emery decidió convertirse en maestra ingresando a la misma universidad capitalina, donde también se inscribió para tomar clases de Kung-fu bajo su alero. El romance fue inmediato y ambos de casaron el 17 de agosto de 1964.

Linda no alcanzó a graduarse de maestra y al año siguiente dio luz al primogénito Brandon Lee, mientras Bruce abría su propia escuela de Kung-Fu, donde también inició la enseñanza del Wing Chun, disciplina que sería la base del Jeet Kune Do.

El nacimiento de sus dos hijos; su participación en la serie “El avispón verde” como Kato; los papeles cinematográficos, escribir guiones y dirigir películas bajo la figura omnipresente del Dragón; y crear su propio arte marcial de “Jeet Kune Do” fueron las tareas y legados que juntos emprendieron como familia hasta 1973.

El primer luto

Lamentablemente,Bruce Lee murió de manera repentina en Hong Kong, debido una reacción alérgica a un medicamento el 20 de julio de 1973 cuando apenas tenía 32 años. Pese a todas las hipótesis e historias que hablan de la intervención de la mafia, según la historia oficial clínica, la causa de muerte fue “una reacción alérgica a un analgésico”.

En los días siguientes, antes de que el avión partiera de Hong Kong con destino a Estados Unidos, Linda habló con la prensa: “Me gustaría que la prensa y la gente de Hong Kong dejaran de especular sobre la causa de la muerte de mi esposo. No tengo ninguna sospecha de que Bruce haya muerto de forma natural. No me culpo ni a mí ni a nadie más por el asunto de su muerte. Nuestro destino es impredecible. Lo único relevante aquí es que Bruce ha muerto y nunca volverá. Vive en nuestros recuerdos y en sus películas. Bruce por su talento, su arte y la magia que nos dio a todos”, señaló.

El velorio y funeral de Bruce fueron dos ceremonias tristemente masivas, donde ella estuvo acompañada de sus hijos y familiares, mientras el féretro de Lee era cargado por sus amigos y alumnos hacia el descanso final, siendo el más conocido el actor Steve McQueen.

Los años posteriores a la muerte de Lee, Linda escribió el libro autobiográfico “Bruce Lee: The Man Only I Knew” (“Bruce Lee: El hombre que solo yo conocí”, 1975), el cual sirvió de inspiración para la película “Dragon: The Bruce Lee Story” de 1993, una inspirada adaptación cinematográfica protagonizada por Jason Lee y Lauren Holly, quien le dio vida a su persona.

No han sido pocas las veces que también ha debido salir al paso de especulaciones y teorías conspirativas sobre la muerte de Bruce Lee. Una de ellas fue la carta abierta enviada al periódico Los Angeles Times en 1973 para refutar la versión más difundida: asesinado por la mafia china.

Ella aseguró tajante que la muerte de Lee se debió a “un edema cerebral causado por una hipersensibilidad a un ingrediente de una medicación que tenía prescrita llamada Equagesic”. Además, negó un supuesto romance de Lee con la actriz Betty Tingpei, y aclaró que Lee falleció en el hospital y no en su casa. También refutó el consumo de cannabis por parte de su marido.

Este es un pequeño extracto de la carta enviada por Linda al diario angelino, titulada “The Truth Behind Life and Death of Bruce Lee” (“La Verdad Detrás de la Vida y Muerte de Bruce Lee”): “He visto y escuchado cada pequeño rumor malicioso sobre la vida y la muerte de Bruce Lee en los últimos años. Pero no pude aguantar y dejar que este periódico que solía tener estándares de integridad y decencia se incline al nivel de la charla de basura periodística” .

“No estoy pretendiendo que Bruce sea un ser humano perfecto, sólo uno que hizo más bien que daño en su corto tiempo en la Tierra. Se enfrentó a muchos obstáculos en su vida: superando las actitudes racistas, sobreviviendo a las graves circunstancias económicas, superando las lesiones físicas, y al hacerlo, se distinguió como alguien que debía ser admirado y emulado”.

En cuanto al plano sentimental, tras los sucesos, 15 años después Linda decidió volver a casarse con el actor y escritor Tom Bleecker, en 1988. La aventura romántica solo duró dos años, no siendo la última, ya que en 1991 contrajo matrimonio por tercera vez con el corredor de bolsa Bruce Cadwell, con el que aún permanece casada y viviendo en Rancho Mirage, California.

Fue cuando estaba con él que debió afrontar la segunda tragedia más dolorosa de su vida: la muerte accidental de su hijo Brandon Lee, quien sufrió un disparo en el vientre mientras filmaba la película “The Crow” (“El Cuervo”) el 31 de marzo de 1993.

Dos décadas después de la muerte de su esposo, Linda Lee Cadwell debía sufrir nuevamente los sucesos trágicos del destino. Y como un acto de homenaje y responso, tras la respectiva autopsia su cuerpo fue enterrado al lado de su padre, en el cementerio Lake View de Capitol Hill, Seattle.

Hoy, Linda Lee Cadwell al fin ha encontrado la calma, tiene 73 años y está alejada de todo el trabajo administrativo de la Fundación Bruce Lee, una organización sin fines de lucro que promueve el legado del artista marcial y su filosofía. La institución es dirigida por Shannon y su esposo Ian Keasler.
El Mercurio

No olvides compartir en >>