La historia completa de la detención y posterior libertad de la colombiana que se sonrió al ser reseñada por intento de robo

La historia completa de la detención y posterior libertad de la colombiana que se sonrió al ser reseñada por intento de robo

July Cristancho, detenida en una sede de Bancolombia por intentar retirar $680 millones con una cédula falsa, fue dejada en libertad.

July Alejandra Cristancho Pinto, la joven bogotana que sonrió en la foto de reseña de las autoridades policiales luego de ser capturada el lunes anterior cuando intentaba retirar con una cédula falsa $680 millones producto de una fiducia en una sede de Bancolombia, en el norte de Barranquilla, habría caído por una crisis de nervios.

El relato de su caso y del procedimiento de su captura fueron expuestos el martes anterior en audiencias solicitadas por la fiscal 38 de la Unidad de Reacción Inmediata, Jennifer Andrade, y presididas por el juez 13 Penal Municipal de Control de Garantías, Rafael Uribe Henríquez. La defensa de Cristancho Pinto estuvo a cargo del abogado Wilfrido Cervantes Mercado.

Precisamente en la diligencia de imputación de cargos fue en la que la representante del ente investigador expuso los motivos por los que fue atrapada la bogotana de 24 años. En estos, la fiscal Andrade mencionó que la joven llegó hasta la sede de Bancolombia situada en la calle 99 con carrera 52 hacia las 3:00 de la tarde del lunes y en horario extendido solicitó cancelar una fiducia por valor de $680 millones de pesos. Para eso, la joven llevaba una cédula alterada en la que aparecía su rostro, pero los nombres y otros datos de una mujer nacida en 1973, en Sopetrán, Antioquia.

“Cuando la funcionaria le pide el documento de identidad a la joven y le solicita pasar a practicarse la prueba biométrica, esta le manifiesta que tiene una cortada en el dedo índice derecho, por lo que no era posible efectuarla”, expresó la fiscal.

Posterior a eso, de acuerdo con la fiscal, la empleada bancaria le solicitó a Cristancho Pinto colocar el dedo medio de la mano derecha, pero esta vaciló nuevamente para ponerlo sobre el lector biométrico. “Nunca lo colocó bien”, anotó la funcionaria, ante la mirada de la detenida, su abogado y el juez.

Ante esa situación, la joven bogotana habría caído en una crisis de nervios que fue evidente para los empleados del banco cuando se le preguntó la dirección de la casa de la mujer que suplantaba. “Dio la dirección de manera parcial, al teléfono le faltaron unos números, se puso nerviosa y empezó a escribir por celular…Estaba inquieta”, destacó la fiscal.

Luego de eso, asesores del banco tomaron la cédula de la mujer y con una copia enviada a la matriz de Bancolombia certificaron que ni la foto ni la huella del documento presentado coincidían con los de la titular de la fiducia.

Sin embargo, mientras esperaban dichos resultados, a July Cristancho se le entretuvo con un nuevo proceso de consulta de preguntas de seguridad del banco. “Se le preguntó nuevamente el saldo de la fiducia y lo dijo; dónde lo puso y respondió que en Medellín; celular, dirección y correo electrónico de la persona que suplantaba y todo lo dijo…”, señaló la fiscal.

Por si fuera poco desde el banco llamaron internamente a la verdadera dueña de la fiducia y esta manifestó que “no estaba realizando ningún movimiento bancario ni estaba en Barranquilla”.

Bella Sonriente

Cuarenta y cinco minutos después de estar en la sede bancaria, July fue detenida por uniformados de la Policía Metropolitana.

La mujer fue trasladada hasta las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata de Fiscalía, URI, en el centro de la ciudad, para que respondiera por el delito de falsedad en documento personal. Lo curioso de este hecho fue que la mujer sonrió para la foto de reseña policial cuando llegó a la dependencia del ente investigador.

En ese sentido, según conoció este medio, algunas personas le dijeron en el recinto la “bella sonriente”, en referencia al cuento infantil ‘La Bella Durmiente’.

Trascendió que la mujer, residente en Bogotá, ama de casa y soltera, quedó en libertad luego de que la Fiscalía no solicitara medida de aseguramiento ante el togado. Solo quedó reseñada.
El Heraldo

No olvides compartir en >>