Iglesia católica insta a militares venezolanos a cumplir con la Constitución y defender la democracia

Iglesia católica insta a militares venezolanos a cumplir con la Constitución y defender la democracia

La Iglesia católica de Venezuela exhortó a los militares a no dejarse llevar por “ideologías” y hacer cumplir la ley, al denunciar que el país enfrenta una “gran tribulación” cuyo culpable es el gobierno.

“Exhortamos a la Fuerza Armada a que se mantenga fiel a su juramento (…) de defender la Constitución y la democracia, y a que no se deje llevar por una parcialidad política e ideológica”, señalaron los obispos tras una asamblea ordinaria clausurada el miércoles.

Con amplio poder político y económico en el gobierno del presidente Nicolás Maduro, la Fuerza Armada es considerada por especialistas como el principal sostén del mandatario, confrontado a un fuerte rechazo popular, según encuestas.

El oficialismo y los altos mandos militares suelen reivindicar el carácter “bolivariano, antiimperialista, socialista y chavista” de la institución.

En un comunicado que recoge las conclusiones de su encuentro de cinco días, los prelados equipararon la crisis política y socioeconómica con una “gran tribulación” e insistieron en considerar “ilegítima” la reelección de Maduro el pasado 20 de mayo.

“Vivimos un régimen de facto, sin respeto a las garantías previstas en la Constitución y a los más altos principios de dignidad”, subrayó el texto, que agrega que la alta abstención en los comicios fue el rechazo a quienes “pretenden imponer una ideología de corte totalitario”.

La jerarquía eclesiástica también acusó al gobierno de ser “el principal responsable de la crisis”.

A su juicio, el argumento oficial de que la debacle obedece a una “guerra económica” de la oposición y Estados Unidos representa una “confesión de la propia incapacidad para manejar el país”.

Los obispos animaron igualmente a los partidos políticos y a los ciudadanos a hacer uso de la protesta para lograr la “restitución del poder soberano al pueblo”, aclarando que no pretenden ser un “factor de oposición” al gobierno.

Maduro acusa a la Iglesia católica venezolana de abandonar su misión pastoral para convertirse en un adversario político más, y ha llegado a llamar “diablos con sotana” a algunos de sus líderes.

 

 

AFP 

No olvides compartir en >>