De presidiaria a imponente fisicoculturista y estrella de reality show

Teresa Giudice: De presidiaria a imponente fisicoculturista y estrella de reality show

En su cuenta de Instagram, donde es seguida por más de 1.2 millones de personas, Teresa Giudice se define como una madre de cuatro niñas, integrante del reality show “Las Amas de Casa Reales de Nueva Jersey”, autora de bestsellers del New York Times, instructora de yoga certificada y empresaria.

Pero si hay un aspecto de su vida que ha logrado catapultarla a la fama en los Estados Unidos, más allá de su interesante participación en el programa de Bravo TV y en el show “El Aprendiz” creado por el hoy presidente Donald Trump, fueron sus problemas con la ley que la llevaron a pasar tiempo tras las rejas.

Giudice pasó once meses tras las rejas por fraude

En diciembre de 2015 fue liberada tras pasar 11 meses en prisión por fraude, mientras que su esposo Joe fue condenado a pasar 41 meses en cárcel al confirmarse su sentencia en marzo de 2016. Conocida por su extravagante estilo de vida, el escándalo mediático que manchó la reputación familiar no le impidió reinventarse y disfrutar de las segundas oportunidades que suelen tener las celebridades norteamericanas.

El pasado sábado, Giudice fue vista participando en un torneo de fisicoculturismo que tuvo lugar en Nueva Jersey. Enfocada de lleno en el mundo del fitness, la mediática acaparó todas las miradas con su imponente silueta, enfundada en un diminuto bikini de lentejuelas púrpuras.

Giudice se ha convertido en una autora de bestsellers del New York Times con sus libros de autoayuda

La estrella de televisión obtuvo un respetable tercer puesto en el campeonato NPC South Jersey, parte de una contienda que enfrentó a mujeres mayores de 40 años. “Tan orgullosa de @teresagiudice por presentarse sobre el escenario por primera vez y en bikini” compartió en redes su entrenadora, Tara Zito.

Sus fanáticos se vieron sorprendidos por la decisión ya que la influencer suele postear videos en los que se la puede ver ejercitando, pero Giudice nunca antes había compartido sus deseos de competir profesionalmente como fisicoculturista.

Terminada la contienda, se premió a sí misma con una abundante cena estilo mexicana. Al día siguiente, ya se la podía ver nuevamente haciendo ejercicio, arriba de una cinta para correr y luego preparando un nutritivo plato de pastas.

A los 46 años, Giudice definitivamente se encuentra en su mejor estado físico. Fuentes cercanas a la celebridad aseguran que entrena seis veces por semana y que ha cambiado drásticamente su dieta. “Quería desafiarse físicamente y está extremadamente satisfecha con los resultados” compartió una de las asistentes al evento.

Junto a su hermano Joe el día de la competencia. Debajo, sus compañeras de prisión

La celebridad obtuvo un tercer puesto en la categoría “Bikini” en mujeres mayores de cuarenta

Agencias

No olvides compartir en >>