Con este DESASTRE en el transporte público, nadie llega a tiempo a ninguna parte

Con este DESASTRE en el transporte, nadie llega a tiempo a ninguna parte

Foto: Carlos Robertson

El transporte público en Maracaibo, se ha vuelto un viacrucis en cualquier momento del día. No importa la hora, las colas no cesan. Aproximadamente 40 personas esperaban a las 10:30 a.m. en la parada El Milagro, bajo un sol inclemente de media mañana, anhelando una unidad para ir a sus hogares o trabajos, aunque ya es normal que los ciudadanos no lleguen a tiempo a ningún lugar por la escasez de transporte público que hay en el país.

NAD realizó un recorrido por distintas paradas en el centro de la ciudad, observando así rostros desesperados por montarse en un autobús, o cualquier otro vehículo: “Esto es un desastre, estamos desde media hora, hasta una hora esperando aquí. Vamos pa’ atrás como el cangrejo”, expresó coloquialmente Ángel Antúnez, quien esperaba una unidad de Uniceis.

Asimismo en la parada El Milagro, a las 10:45 a.m., los pasajeros esperaban desde muy temprano. Mientras que en otras oportunidades las rutas de transporte público se encontraban vacías a esa hora, actualmente las colas no cesan.

Mientras esperaban, conversaban sobre la situación del país… Al rato, llegó un autobús, que no es de la ruta oficial de El Milagro, sino ‘pirata’, como lo llaman, y se convirtió en la salvación para varios pasajeros: “Aunque cobran lo que les da la gana, tenemos que montarnos aquí porque de otra manera no nos vamos nunca”, expresó Junior González.

El colector del autobús de El Milagro que llegó exactamente a las 10:56 a.m., gritaba: “Mantengan la cola, caminen hacia atrás”, mientras que los pasajeros no respetaban el orden de sus puestos por la desesperación de llegar a sus destinos.

Del mismo modo, al subirse al caluroso bus ‘pirata’ de El Milagro, los rostros abrumados de los pasajeros se veían a través de las ventanas, mientras que otras personas quedaban en el estribo, poniendo en peligro su vida: “Estoy acostumbrado a estar en el estribo, no me pasa nada. Tengo que irme aquí porque de otra manera no llego a trabajar”, reiteró Daniel Marín.

Varias mujeres con bebés recién nacidos también se subieron a la unidad, de pie, esperando un puesto para tomar asiento, pero ni las personas de la tercera edad lograban sentarse…

Sin embargo, el autobús siguió su ruta llena de pasajeros, y la cola no cesaba, cada vez se sumaban más personas que con poco efectivo intentaban retornar a sus hogares y llegar a trabajar: “Tengo sed, estoy desde muy temprano aquí, pero los carros, que no son de la línea, quieren cobrar doble. No me alcanza ni para comprar un jugo”, aseveró Josefina González, señora de la tercera edad, quien esperaba parada, con un abanico de papel.

A última hora, llegó a la parada de El Milagro un vehículo que no es de la línea, con un cartel de ‘taxi galerías’ quien prefirió trabajar de carrito por puesto por la escasez de efectivo que hay en el país. Finalmente, el pasaje, está entre Bs 10 mil y Bs 25 mil. Los ciudadanos hacen “maravillas”, como lo describen para movilizarse en transporte público ‘pirata’.


Carlis Corpas
Fotos: Carlos Robertson
Noticia al Día

No olvides compartir en >>