¡Más bulla que la cabuya! (Luis Semprún Jurado)

¡Más bulla que la cabuya! (Luis Semprún Jurado)

“Los procesos políticos se escriben día a día”
DICHO POLITICO

“Buenos días, camarita” me dijo un jovial Anacleto a su llegada a nuestro café. “Los acontecimientos políticos que se generan día a día nos ponen a elucubrar sobre lo que puedan estar pensando los protagonistas del momento. Sin duda alguna, y a pocos días de un proceso eleccionario presidencial, los discursos se multiplican en boca de los candidatos, que, como vendedores de ilusiones, hacen promesas que sabemos son difíciles de cumplir. Lo que percibo, camarita, es que se están dejando llevar por los que ellos han designado como jefes de campaña y asesores políticos que, en muchos casos, no saben lo que dicen. Bue… sí saben lo que dicen porque están mas que conscientes que son (para utilizar las palabras de Burroybestia) ‘vanas promesas electoreras’. El ejemplo más esclarecedor es el de Falcón que anda por el país diciendo que ‘si pierde es porque le hicieron trampa, porque él es el seguro ganador’. Lo mismo decía cuando compitió por la gobernación de Lara con la Almiranta y todos sabemos la paliza electoral que le dieron. Entre su más repetidas ofertas está la de dolarizar la economía venezolana para ‘y que garantizar un salario justo a los trabajadores’, en la idea de que cada venezolano se convierta en un tramposo que recibe unos 70 dólares y los vende en el mercado negro al cambio de ochocientos mil y pico. Si él le pregunta al Presidente Maduro de dónde va a sacar los reales para pagar los bonos y los salarios, en una Venezuela que, según sus discursos está quebrada, ¿de dónde sacaría los verdes necesarios para cumplir el pago dolarizado? Además, si a todos les pagan en dólares, ¿quién sería el pendejo que los compraría al cambio paralelo actual? Fíjese que ni siquiera he nombrado los estudios de Pascualina Curcio sobre este tema, sino que me he referido al ruido de las calles. Promete, así mismo, acabar con el Carnet de la Patria, creado para asistir integralmente a todo el pueblo, acabar con la Gran Misión en Amor Mayor, con Hogares de la Patria, con la asistencia del Parto Humanizado, Hijos e Hijas de Venezuela, etcétera, etcétera; es decir, con todo lo que tenga que ver con los programas asistenciales y las misiones sociales y socialistas, porque es de la opinión que más que gastos, son ‘dádivas populistas’. Ya todo conocemos su actuación en los cargos de alcalde de Iribarren y luego de gobernador de Lara, que le causó la estrepitosa derrota el año pasado. Pero lo que más llama la atención son sus declaraciones sobre sus posibles negociaciones con el FMI, con los que ya ha entablado conversaciones, así como su sumisión a los deseos del imperio, con el que ‘establecería de inmediato’ relaciones armoniosas privatizando todo lo privatizable. Da risa escucharlo decir que ‘los gobiernos del mundo reconocerán su victoria’, como si en verdad existiera la posibilidad de que ganara. O sea, de tanto abrirle la puerta a los comensales se cree el dueño del restorán”.

Indudablemente el próximo 20 de mayo se elegirán un presidente y los diputados de los Consejos Legislativos estatales. Lo más probable, y de acuerdo a lo que predicen la mayoría de las encuestas, el Presidente Maduro será reelecto por un gran margen de diferencia al que llegue segundo, que pudiera ser Bertucci o el mismo Falcón. Nicolás le ha pedido a sus seguidores que salgan a votar con alegría para demostrarles a todos los gobiernos del mundo que en Venezuela existe un pueblo consciente de su realidad y de su capacidad para resolver sus problemas sin necesidad de injerencias foráneas. Venezuela no necesita “ayuda humanitaria”; lo que necesita es que cese el bloqueo y la guerra contra la patria de Bolívar y Chávez, que le permita poder comprar en cualquier lado los alimentos y las medicinas que requiere. No se quiere una ayuda de veinte millones de dólares sino el desbloqueo de los más de MIL DOSCIENTO MILLONES de dólares que Euroclear nos tiene congelados.

Las declaraciones de candidatos como Bertucci y Falcón distan mucho de demostrar su amor por nuestro terruño, ya que ninguno ha mencionado ni una palabra que se refiera a solicitud de eliminación alguna de las “sanciones” ilegales y unilaterales de países que se creen MORALMENTE con derecho a inmiscuirse en la vida cotidiana del país. Tampoco han criticado a aquellos apátridas que, cual viajeros permanentes, se la han pasado en los últimos años pidiendo más sanciones económicas y bloqueos de todo tipo en contra de nuestro pueblo, por la sencilla razón de que éste no les ha acompañado, ni les acompañará, en sus ambiciosas aventuras de poder. Una vez en diecinueve años les dieron la oportunidad de demostrar lo que podían hacer por el país, diciembre del 2015, y por tercos y obcecados fueron de error en error y fracaso en fracaso hasta convertir la Casa de las Leyes en un antro de tráfico de influencias y corrupción, y centro de conspiración para tumbar al legítimo presidente que nos dimos.

Sólo en Paraguay y Brasil, estos sinvergüenzas seguirían libres; ah, y en Perú. Porque en el resto de los países del mundo estarían en chirona. Ciegos como Guerra no ven la guerra económica por la que estamos atravesando, en la que ellos mismos juegan un papel preponderante y que tanto daño le han producido al noble y bravío pueblo que, sabiendo quienes son sus verdugos, sigue estoicamente resistiendo. De eso nada dicen los candidatos de la derecha, ni siquiera señalan a los verdaderos responsables, porque saben que son sus aliados en su intento de derrocar al legítimo gobierno que nos dimos. Cuando alguien requiere su opinión al respecto se van por la tangente ya que sus argumentos no gozan de credibilidad alguna. Tengo que reconocer en éste, que Falcón dijo desconocer cualquier decisión del TSJ en el exilio por aquello de la extraterritorialidad, por lo que decidió participar en este legítimo proceso electoral. Pero sin dejar de mencionar que, de ganar, privatizará el país.

La verdad es que aún no sé en consiste la “falta de condiciones” de las que hablan para que el proceso se dé, sobre todo en un país en el que le mientan la madre al Presidente y no pasa nada. Recuerdo que un astrólogo dijo en un programa de televisión que el Presidente Caldera se iba a morir y al día siguiente estaba preso. ¡Eso si era democracia! ¿Qué no han dicho Falcón y otros de Nicolás? ¿Los han perseguido? ¿Están presos? ¿A quién le achacan todos los males de la tierra? ¿A quién llaman “narcotraficante” sin prueba ni indicio alguno? ¿A quién tildan de “dictador”? Pregunten al pueblo de Lara que hizo Falcón, mientras fue gobernador, contra los que no lo apoyaban. Se la pasan criticando al Consejo Nacional Electoral e insultan a las rectoras (demostrando su misoginia) a sabiendas que con ese mismo CNE y esas mismas reglas de juego, salieron electos diputados, gobernadores y alcaldes, de partidos opositores. Dicen que son mayoría pero siempre pierden; es que no tienen pueblo pues nadie cree sus mentiras. ¿Habrán soñado eso de ser mayoría?

El pueblo sigue arrecho con el gobierno, pero no por lo que ellos creen; sigue arrecho porque el gobierno no le ha puesto mano dura a la especulación, que tiene los precios de los productos básicos por las nubes y los han hecho inaccesibles para el ciudadano común. Pero más arrecho está con quienes han inducido estas guerras económica y alimentaria, y con los que andan por el mundo pidiendo bloqueo y sanciones que nos afectan el “modus vivendi”. ¿Será que han olvidado que han puesto un kilo de arroz en 800 mil y hasta un millón de bolos si pagas con tarjeta? El clamor del pueblo es: “ni olvido ni perdón para quienes han causado tanto sufrimiento a las familias humildes”. Y la derecha cipaya, con Falcón a la cabeza, está de turno.

Nos escuchamos por:
El Ojo de la Ciudad, Mararitmo 900 AM, de lunes a viernes, de 11:00 am a 12:00 m
Comentarios y contacto: [email protected] gmail.com
Facebook: El Ojo de la Ciudad – Twitter: @luissemp

No olvides compartir en >>