Los papeles de Mancho: Te vas a asombrar con los orígenes de la palabra, testificar (Germán Hernández) | noticiaaldia.com

Los papeles de Mancho: Te vas a asombrar con los orígenes de la palabra, testificar (Germán Hernández)

Los curiosos orígenes sobre la palabra testificar

La primera teoría sobre el posible origen de la palabra testificar se remonta a la época del Imperio Romano. Los romanos cuando no tenían una biblia a mano sobre la cual jurar ante un tribunal, apretaban sus testículos con la mano derecha y juraban que iban a decir la verdad. Así lo establecía el Derecho Romano. “Lo juro por mis testículos”.
Etimología de Testículo: “testiculus” = “testis” (testigo) + “culus” (disminutivo) = Pequeños testigos. y ¿las mujeres como juraban.?. A las mujeres no se les tenía en cuenta para nada y mucho menos para testificar a favor o en contra de alguien. Sobre qué cosa más sagrada se puede jurar, sino sobre la virilidad? Para los romanos, la sexualidad era un elemento muy importante en la vida.
La segunda teoría sobre el origen de la palabra testificar tiene que ver con la Iglesia y el Papa. Al finalizar los cónclaves en donde se elegía al Papa, éste era sometido a una prueba que consistía en que otro cardenal debía tocar los testículos al futuro Papa para asegurarse de que era un hombre y no una mujer, para evitar que ocurran cosas como las de la Papisa Juana, que para los que no lo sabían y según dice la leyenda fue una mujer que ejerció como papa.
Cuando acababa la inspección, a través de una silla perforada y si todo estaba bien, debía pronunciar una sentencia: “Duos habet et bene pendentes”, que en nuestro español significa: “Tiene dos y cuelgan bien”. El testigo atestiguaba que los testículos del Papa eran auténticos.

La curiosidad en los mosaicos de La Orquesta Billos que contienen al numero nueve

Un investigador de la orquesta notó una curiosidad en los mosaicos que contienen al número nueve (9). El mosaico 9 es el primero que se graba con el sello disquero “Fonograma”, propiedad del propio maestro Billo, el 19 es el último con José Luis Rodríguez antes de ser uno de los mejores cantantes de Latinoamérica y habla hispana, el 29 es el primero con Ely Méndez, poseedor del registro del cantante con más años en la orquesta, el 39 es el primero que se graba con 4 cantantes Cheo, Ely, Gustavo y Oswaldo Delgado y el 49 es el primero después de la salida de Cheo de la orquesta como cantante activo. Luego de 21 años llenos de éxitos en la orquesta y 48 mosaicos grabados, terminándolos todos, además de un solo con merengues venezolanos, se retira Cheo García, y los mosaicos 49 y 50 son grabados por Ely, Oswaldo, Raúl y Ender Carrullo

En el mosaico 33 de la billos la voz de Cheo exploto una corneta.

Una anécdota cuenta que en la grabación del mosaico numero 33 entró Cheo a cantar y explotó una corneta con su voz terminando el mosaico y tuvieron que volver a grabar desde el principio. Los cantantes de ese mosaico eran Cheo, Memo y Ely Méndez. Memo grabo hasta el mosaico 37 y anuncio su retiro de la orquesta. Cuentan que fue la única vez que el maestro billos lo regaño.

La entrada de la tienda Sears recordaba a la fachada de grano de oro

Fue en el año 1952, cuando la empresa Sears, Roebuck and Company, decidió abrir en Maracaibo su segunda sucursal venezolana, tras el rotundo éxito de su primera tienda en Colinas de Bello Monte, en Caracas. Nosotros los zulianos más regionalistas defenderemos a muerte de que la primera tienda por departamentos de la ciudad fue Casa MacGregor, pero la pequeña planta física en la esquina de la calle Comercio con Plaza Baralt no se comparaba con la extensión, infraestructura y alcance que lograría la organización Sears en la ciudad. El espectacular edificio de una sola planta, fue diseñado por el reconocido arquitecto Tomás Sanabria (mismo creador de la sede principal del BCV Caracas), bajo especificaciones precisas de la empresa. Tal vez por pura casualidad, la megatienda ubicada en la calle 77 con avenida 20, tenía una entrada que recordaba a la fachada del aeropuerto de Grano de Oro, la cual hacía sentir a sus visitantes como si viajaran a otro país con tan solo cruzar las enormes puertas de vidrio con marcos de aluminio.
Contaba con una enorme área de exhibición de 12.000 M2. Mesones desplegados a lo largo de la vía central de granito pulido, delimitada por grandes extensiones alfombradas, eran seguidos por percheros y anaqueles en los departamentos de cosméticos, perfumería, calzado, electrodomésticos, línea blanca, lencería, ropa para damas, caballeros y niños, ferretería, automóvil, jardinería y juguetes entre otros. Era el primer mundo al alcance de la mano.
Los hogares marabinos se apertrecharon con marcas como Counter Craft, Kenmoore, Cold Spot, Silvertone o simplemente Sears, fabricadas por la enorme corporación.

German Hernandez
[email protected] / @pregoneszuliano @manchogh

No olvides compartir en >>