Hoy se cumplen 70 años del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán: El día más oscuro de Colombia

Hoy se cumplen 70 años del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán: El día más oscuro de Colombia

Hoy 9 de abril se cumplen 70 años del asesinato de “El candidato del pueblo” Jorge Eliécer Gaitán, caudillo liberal colombiano y líder político revolucionario, cuya muerte cambiaría la historia de toda una nación, afectando hasta el día de hoy la realidad socio política del continente latinoamericano y el mundo.

A pesar de que el nacimiento de Gaitán es fechado para el 23 de enero de 1903, la verdad es que como muchos aspectos de su vida estos datos son ambiguos; algunos documentos como cedula, pasaporte y diplomas universitarios señalan esa misma fecha, mientras que una partida de nacimiento apunta al 23 de enero de 1898.

Gaitán nace en Cuncubá, un pequeño pueblo a las afueras de Bogotá; hijo de la profesora Manuela Ayala, activa progresista, y el librero Eliécer Gaitán Otálora, un liberal radical; las profesiones y convicciones políticas de sus padres serían la combinación perfecta para canalizar el descontento popular, lo que al final determinaría la visión de país del pequeño Gaitán, debido a la revolución cultural e intelectual en la que sus padres participaban.

Jorge Eliécer Gaitán se convertiría rápidamente en un líder polémico, que cautivaría a las masas como nadie nunca lo había hecho, abandera la lucha contra el latifundio e interpreta el sentimiento y el entusiasmo popular valiéndose de una retórica hipnotizante durante sus discursos, usando frases sencillas pero contundentes que emocionaban a las multitudes, palabras repletas de sarcasmo y  burlas hacia la oligarquía.

Las clases sociales políticamente excluidas, marginadas y desprotegidas, encontraron en Gaitán el representante ideal para su causa. El caudillo colombiano se ganó el afecto y la devoción de su pueblo haciendo debates en contra del asesinato de un número indefinido de trabajadores de la United Fruit Company, en lo que sería conocida como “La Masacre de las Bananeras” lo que le otorgó el titulo de “Tribuno del Pueblo”.

Frases cómo “El hambre no es liberal ni conservadora” y constantes llamados a la lucha revolucionaría, a la larga le valieron la alcaldía de Bogota, el puesto de Ministro de Educación durante el gobierno de  Eduardo Santos y la candidatura a la presidencia de la república, pero lo que verdaderamente cambiaría para siempre la historia de Colombia y Latinoamérica, no sería su vida, sino su muerte.

El 9 de abril de 1948, a la 1:05 de la tarde, Jorge Eliécer Gaitán salía de su oficina cuando un joven esquizofrénico llamado Juan Roa Sierra se acercó silenciosamente al candidato presidencial, propinándole tres disparos por la espalda que acabaron con su vida inmediatamente.

Gaitán ya había vaticinado un evento como este, afirmando que “Si a mi me llegará a pasar algo, en este país no quedará piedra sobre piedra”  sus predicciones ciertamente fueron inequívocas.

Al conocerse la noticia las reacciones no se hicieron esperar, a tan sólo unas horas después del asesinato, Bogota ardía en llamas a causa de las multitudinarias manifestaciones de violencia y descontento popular que se extenderían a todo el territorio nacional y que perdurarían por más de un mes, cobrando un saldo de más de 3.500 vidas, ocasionando perdidas económicas aún hoy día incalculables, marcando así el periodo más violento y sangriento que Colombia haya conocido, en lo que la historia llamaría “El Bogotazo”.

La violenta turba, responsabiliza al presidente Laureano Gómez del asesinato y numerosos grupos irrumpen en ferreterías, tiendas de armas de cacería e inclusive en departamentos policiales donde los funcionarios, entregaban su armamento a los manifestantes. Una vez armada, la multitud se dirige al palacio presidencial para vengar la muerte del que ellos llamaban “El Jefe” pero al llegar fueron repelidos con tanques de guerra.

Algunos de los participantes activos de la revuelta liberal fueron los jóvenes Manuel Marulanda, y el estudiante cubano, Fidel Castro. El Bogotazo, influyó profundamente en éstos idealistas lo que traería como consecuencia la creación del grupo guerrillero más antiguo del mundo, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y le daría el impulso a Fidel Castro para emprender su revolución en Sierra Maestra, Cuba.

La  influencia política del neogranadino también se ha hecho evidente en los discursos de actuales mandatarios de izquierda en todo el hemisferio latinoamericano, entre los que destaca el presidente Hugo Chávez Frías, que ha imitado su retórica populista y ofensiva, adoptando muchas de sus ideas liberales e izquierdistas, dando paso a una cuestionable “revolución” casi tan controversial como la del mismo Gaitán.

El legado político y social que dejó Jorge Eliécer Gaitán, aún hoy sigue siendo contradictorio, pero para bien o para mal, lo único que es innegable en la vida y muerte del caudillo, es la huella indeleble que sigue vigente en la historia y en la sociedad moderna; su influencia es sólo comparable con la de otros lideres revolucionarios como Ernesto “El Che” Guevara o Evita Perón, pero ciertamente ninguno afectó y sigue trastocando el panorama mundial actual cómo lo hizo el llamado “Tribuno del Pueblo”.

Historia Secreta – El asesinato de Gaitán

Abraham Corona

Noticia al Día

No olvides compartir en >>