Cuando se roba una iglesia, se roba la fe

Cuando se roba una iglesia, se roba la fe

Forzaron la puerta del bautisterio de las iglesia Santa Bárbara dispuestos a robar al mismísimo Dios.

Ya no se veía ninguno de los tres: ni San José, ni la Virgen de Lourdes, ni El Cristo yacente… Cristo crucificado se iba alejando también “¡Se ha perdido el temor a Dios y a los santos!”, exclama el padre José Gregorio Andrade ¿Cuánto costará una estatua?

Todo fue en la madrugada. Forzaron la puerta del bautisterio de las iglesia Santa Bárbara dispuestos a robar al mismísimo Dios. El padre se despertó en medio del calor marabino y se encontró con la escena. Corrió detrás del Cristo Crucificado y lo alcanzó en el Monumento de la Virgen.

La policía ayudó a la iglesia. Detuvieron a un hombre y recuperaron las cuatro imágenes, pero en la feligresía quedó la intriga: ¿A dónde iban los santos? Quizás al rincón que nadie sabe, al mismo donde se pierde el respeto y se encuentra el límite de la desesperación humana. Quizás San José, la Virgen de Lourdes, El Cristo yacente y El Cristo crucificado iban al mismo lugar: ¡A la tierra del nunca jamás! Un mundo gris donde la avaricia opaca a la piedad.

¿En cuánto se puede vender un santo robado? ¿Cuánto valdrán las imágenes que hacen milagros todos los días y a donde los zulianos van a dejar sus cargas y coger fuerza para afrontar un país lleno de miserias y pobre de alegrías?

“¡Me atracan a los santos! A San Benito y a las Ánimas se le han llevado las limosnas tres veces en los últimos 6 meses; a San Judas lo han asaltado en dos ocasiones…”, se lamenta el padre José Gregorio. Ya la Dios no es escudo contra la delincuencia. El Vaticano tendrá que comenzar a entrenar a los sacerdotes con estrategias de defensa personal. Las sotanas no son son suficientes.

¿Dónde está la esperanza de una sociedad que no respeta ni a Dios? ¿A quién le pedirá el creyente cuándo falten los santos? Si no hay a quien rogar, no hará falta hacerlo… Mientras estén, que San José, la Virgen de Lourdes, El Cristo yacente y El Cristo crucificado nos den su protección porque cuando se roba una iglesia, se roba la fe…

Maidolis Ramones Servet

Noticia al Día

No olvides compartir en >>