Ahora con Maryangel: La multiplicación de los deseos (Mary Angel Bohórquez) | noticiaaldia.com

Ahora con Maryangel: La multiplicación de los deseos (Mary Angel Bohórquez)

Mary Angel Bohórquez

La pobreza no viene por la disminución de la riqueza… sino de la multiplicación de los deseos, muchas personas hacen mención a estas frases y quizás en ocasiones no se entienda, pero evidentemente entre mas dificultades tenemos para adquirir productos y servicios, y lograr cubrir nuestras necesidades básicas, nos acercamos a la frase de la multiplicación de los deseos.
El deseo nos lleva a actuar con impulsividad y a querer los bienes de otros, es decir en palabras populares a apropiarnos de lo ajeno, aparece en la sociedad los flagelos sociales que nos arrastran hacia la pobreza, que más que una situación económica es la pérdida de valores por el empuje de la opresión a la cual nos conduce la disminución del poder adquisitivo. La riqueza no está determinada solo por la acumulación de dinero, sino por las posibilidades de generar escenarios productivos que sean de progreso social y económico. En muchos países esto refleja la justicia social que esta tan presente en los discursos políticos, pero que no se expresa en los programas sociales.
La justicia social según Aristóteles era aquella que se encargaba de que todas las personas pudieran disfrutar y acceder a una serie de bienes imprescindibles como podía ser la educación o la alimentación. El 20 de febrero es cuando se celebra el Día Internacional de la Justicia Social pues así fue como lo estableció en el año 2007 la ONU (Organización de las Naciones Unidas). Dicha entidad mundial aboga porque se celebre mediante actividades que lo que hagan sea fomentar la dignidad humana, el desarrollo, el pleno empleo, la igualdad entre géneros y el bienestar social.
Si revisamos los indicadores que se mencionan en el párrafo anterior y vemos la situación actual en Venezuela, entendemos claramente los niveles de pobreza que hemos alcanzado. Porque los deseos de todos los venezolanos se han multiplicado y no son solo pedir un cambio de gobierno, es rescatar la dignidad humana y no ver a personas recogiendo comida de la basura, a otros quejarse y maltratar verbalmente a otros humillando en cada expresión a quienes se consiguen a su paso, es lograr una remuneración adecuada a tu empleo, y no ver más profesionales ganando un sueldo mínimo mas por los beneficios que les ofrecen que por el dinero, es no ver más a mis ciudadanos vendiendo el efectivo para poder comprar comida y cubrir los servicios básicos, otro de los deseos es aceptar al otro con sus diferencias ideológicos de política o religión, por sus tendencias sexuales, por su estilo de vida o por sus gustos, sin juzgar ni discriminar, en fin alcanzar el bienestar social y llegar a la premisa que está en nuestra plan de la Nación… la máxima felicidad.
Pero los deseos cumplidos solo se dan para algunos, los que juegan estratégicamente a crear los niveles de pobreza para mantener la esperanza viva en una parte de la población engañada por necesidades y oportunidades propiciadas para enriquecer a los que dominan el mercado y que se encuentran en las esferas del poder determinando la demanda y la oferta.
La justicia social es una bandera que se empieza a llevar como estandarte de las nuevas movilizaciones sociales que emergen para atender a principios básicos de sustentabilidad y sostenibilidad en un país: alimentación, vestuario, salud, educación, vivienda y seguridad… las necesidades determinadas por Maslow que restablecen la dignidad de ser humano y lo conducen a la necesidad de afiliación y pertenencia. Si recuperamos cubrir estas necesidades mermara los fuertes movimientos migratorios, porque la multiplicación de los deseos dará como resultado cero, pues la suma del bienestar estará en esta tierra venturosa llamada VENEZUELA.
Mary Angel Bohórquez
[email protected]
@ahoramaryangel
Canal You Tube: Ahora con MaryAngel
www.ahoramaryangel.blogspot.com

No olvides compartir en >>