Rusia rechaza el ultimátum del Reino Unido por el caso Skripal

Rusia rechaza el ultimátum del Reino Unido por el caso Skripal

Serguei Lavrov, ministro ruso de relaciones exteriores, dijo que su país no es responsable de la intoxicación del espía

El embajador de Rusia ante la Unión Europea, Vladímir Chizhov, expresó su repudio al ultimátum del Reino Unido por el caso Skripal.

El 12 de marzo, la primera ministra británica, Theresa May, afirmó que era altamente probable que Moscú esté detrás del envenenamiento del exagente británico Serguéi Skripal con una supuesta sustancia nerviosa en el norte de Inglaterra, y le dio a Moscú un plazo hasta el miércoles 14 para presentar una explicación.

“Rusia no teme nada y Londres y las otras capitales occidentales deberían de haberse convencido de esto”, dijo Chizhov en una entrevista a la cadena televisiva Euronews.

El 4 de marzo la Policía británica encontró a Serguéi Skripal y su hija Yulia de 33 años inconscientes cerca de un centro comercial en Salisbury, en el condado de Wiltshire.

Skripal fue reclutado por la agencia británica de espionaje MI6 cuando servía en el Ejército ruso en los años 1990.

En 2006 una corte rusa le condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero.

Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por diez personas detenidas en Estados Unidos.

Reino Unido acogió a Skripal y le concedió la ciudadanía británica, según lo confirmó la Scotland Yard.

Chizhov llamó a las autoridades británicas a investigar el caso antes de realizar debates en el Parlamento y declaraciones oficiales.

El diplomático instó a Reino Unido a cumplir los protocolos de la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas.

Según este acuerdo, los británicos están obligados a entregar datos objetivos y muestras de la supuesta sustancia tóxica al país del que se sospecha.

Rusia hubiera respondido a estas sospechas en diez días (…) Pero en vez de esto Londres optó por el lenguaje de los ultimátums”, subrayó Chizhov.

El diplomático insistió que Moscú no se deja amedrentar.

Desde la Cámara baja rusa responsabilizaron del suceso al Reino Unido.

Viacheslav Volodin, presidente del Legislativo ruso, dijo que era evidente la responsabilidad de las autoridades británicas y recordó los casos de Alexander Litvinenko y el magnate Borís Berezovski, otros dos rusos huidos que murieron en Reino Unido en circunstancias misterio.

Theresa May expulsa a 23 diplomáticos rusos

El Gobierno británico expulsará a 23 diplomáticos rusos en la mayor crisis en las relaciones entre Londres y Moscú desde la Guerra Fría. Así lo ha anunciado la premier británica Theresa May, como respuesta al intento de asesinato del expía ruso Sergei Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, que se debaten entre la vida y la muerte diez días después de haber sido envenenados en Salisbury.

Los funcionarios, identificados como “agentes de inteligencia no declarados”, según señaló May, tienen una semana para abandonar el país. Se trata de la mayor expulsión de personal diplomático en 30 años.

 

 

Agencias

No olvides compartir en >>