Lo que debes saber sobre el exorcismo: Una pelea entre los ángeles y los demonios (FOTOS)

Lo que debes saber sobre el exorcismo: Una lucha entre los ángeles y los demonios (FOTOS)

exorcismo

Los espíritus malos no solo posee personas, sino también animales o lugares

Una madre mató a su hija de cinco años durante un acto de exorcismo el pasado 19 de febrero en Corea del Sur, y con ello se desprenden las interrogantes sobre todo lo que hay que saber en relación a esta práctica que “le para los pelos” a más de uno.

El exorcismo es una lucha espiritual contra una fuerza maligna, en la cual, dependiendo de la religión o creencia, se utilizan varios métodos para sacar al demonio o al ente de una persona a la que éste posee, controla y por medio de quien puede moverse y hasta hablar. El objeto de la persona de la posesión también puede ser un animal o un lugar.

Los cristianos creen que para echar fuera un demonio hay que hacerlo ordenándoselo en el Nombre de Jesucristo. La Iglesia Evangélica, considera que todo el que ha aceptado a Cristo en su corazón, tienen el poder y la autoridad para exorcizar. Los católicos precisan que la única autoridad para hacerlo es el sacerdote previamente autorizado por el Vaticano. Ambos concuerdan en que quien lo haga, debe ser instrumento de Jesús y testimonio de Él, de lo contrario, “el enemigo” no saldrá.

“Pero el espíritu malo respondió, y les dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo, pero vosotros, ¿quiénes sois?”, dice la Biblia en Hechos 19:15 cuando un demonio se opuso a salir de un hombre, alegando que “no conoce” a quien lo echaba fuera.

En Mateo 17:21, Jesús les expresó a sus discípulos, “este género no sale sino con oración y ayuno”.

Según los cristianos, en una persona puede haber más de un demonio, tal como expone la Biblia en Mateo 8:28 en relación a un hombre que tenía una legión.

Los hechiceros y santeros concuerdan en usar el nombre de Dios para expulsarlos, aunque no siempre hablan de Jesucristo, y en muchas ocasiones, más bien invocan a los demonios para que los posean a ellos, lo cual les da “más nivel” en su religión.

Los científicos afirman que no hay “endemoniados”, sino pacientes esquizofrénicos.

¿Se golpea al endemoniado?

El sacerdote José Luís Portela explicó a la ABC que no se golpea a la persona poseída, sino que se hace oración, se utiliza agua bendita y se le imponen las manos. Si no pasa nada, se ora con más fuerza, ya que de agredir a la víctima, ésta puede sufrir algún daño.

¿Cómo diferenciar si es una posesión demoníaca o una enfermedad mental?

Portela precisó que un endemoniado se resiste en mencionar a Jesucristo y a entrar en el templo, además trata de agredir a quien pretende hacer la liberación. En algunos casos, el poseído habla con una voz distinta a la suya y hace cosas que son sobrenaturales al cuerpo humano como por ejemplo, moverse como una serpiente.

“Habla en lenguas extrañas, algo que un enfermo no hace. Si el sacerdote le rocía agua bendita, le quema, al igual que si le impone la mano en la cabeza”, detalló, además muchas de las víctimas no tienen un diagnóstico, ya que los médicos no hayan explicación física a sus síntomas.

Casos famosos (Fotos reales)

Uno de los casos más famosos es el de Annaliese Michel, una chica que nació el 21 de septiembre de 1.952 y que a sus 16 años fue poseída por un demonio.  La adolescente comenzó a desarrollar tendencias suicidas, a escuchar voces, despreciaba objetos religiosos y bebía su propia orina. Murió en 1.976, luego de años con jornadas de exorcismo. Hollywood adaptó una película sobre su vida. La cinta se hizo popular con el nombre de “El exorcismo de Emily Rose”.

exorcismo

Hollywood adaptó una película sobre el caso de Annaliese Michel, llamada “El exorcismo de Emily Rose”.

 

Anna Ecklund tenía 14 años cuando empezó a mostrar señales de estar poseída. Manifestaba rechazo a objetos religiosos, practicaba obscenidades sexuales y hablaba lenguas extrañas. La llevaron a un convento apartado donde le hicieron más exorcismos que casi acaban con su vida, pero el resultado fue alentador. Luego trascendió que su papá y su tía practicaban brujería, por eso se cree que ellos provocaban el mal.

exorcismo

La pequeña Anna comenzó a manifestar señales de posesión a los 14 años.

 

Marta (nombre ficticio que le dio el sacerdote español José Antonio Fortea) es una de las historias más conocidas. En el 2002, Fortea aceptó el caso. Consideró que era necesario sacar al espíritu malo, ya que la joven universitaria, de 20 años, decía que escuchaba voces, crujía los dientes y hasta se suspendía 20 centímetros sobre el suelo. El exorcismo terminó exitosamente en el 2008.

exorcismo

El exorcismo de Marta terminó exitosamente en el 2008.

 

Noticia al Día

No olvides compartir en >>