La historia del héroe Henry Barroso, el ex Polimaracaibo que persiguió sus sueños: Familiares piden ayuda para el traslado de sus restos

La historia del héroe Henry Barroso, el ex Polimaracaibo que persiguió sus sueños: Familiares piden ayuda para el traslado de sus restos

Ya hace casi un año. En abril de 2017 Henry Wills Barroso Ramírez, de 38 años, el ex funcionario de Polimaracaibo que ejerció por 12 años en las filas de dicha institución, y que el pasado lunes 12 de febrero murió en Santiago de Chile, salió del país con intenciones de surgir y darle lo mejor a su familia.

Desde el seno de su hogar, en el bloque 22 de los edificios Raúl Leoni, al oeste Maracaibo, sus familiares señalaron entre sollozos la travesía que vivió “Wills”, como era conocido entre sus amigos y vecinos, desde el momento que decidió renunciar como policía. Salió desde Maracaibo, por carretera. Duró más de 15 días en llegar a su destino. Se fue por Brasil, pasó a Bolivia, luego a Perú, y allí tardó más de cinco días para poder llegar a Chile.

Anaida Luisa Barroso, funcionaria de Polimaracaibo y hermana de quien en otrora fuese escolta del ex director de dicha institución, señala que la motivación de Wills para emigrar fue su hijo de cuatro años.

“Mi hermano luchó para tener a su hijo. Fueron muchos estudios hasta que Dios se lo concedió. Su esposa se vio grave con el embarazo. Le dio preclamsia y lograron salir a delante. De ahí comenzó su lucha. El bienestar y el futuro de su hijo lo motivó a irse”.

Anaida señala que Wills se fue con unos vecinos y llegó a Chile recomendado. Comenzó a trabajar en una estación de servicio, como lo que en Venezuela se conoce como “bombero” y de apoco fue surgiendo, al punto que el dueño de esa estación lo contrató como encargado de un pulilavado que apertura.

“Mi hermano siempre fue un luchador y lo demostró siempre. Trabajó incansablemente para llevarse a su familia y en diciembre lo logró. Reunió un dinero y mandó por su esposa e hijo y se reencontraron en Santiago de Chile tras casi ocho meses de separación”, dijo.

¿Robo o xenofobia?

Anaida cuenta que una hora antes de lo sucedido conversó con su hermano a través de una video llamada. Lo llamó a  eso de las 11.00 de la noche del jueves 08 de febrero y conversaron de muchas cosas, entre ellas el hecho de que ya Wills estaba acostado, cuando en Venezuela solía ser un hombre “rumbero”.

“Yo le pregunté qué porque estaba acostado si él siempre rumbeaba aquí. Me dijo que las cosas no eran iguales allá y que al otro día tenía que trabajar. Estaba descansando junto a su esposa e hijo. Esperaban a Santiago, el primo de su esposa, quien llegaba cerca de las 12.00 de la medianoche del trabajo”, recordó.

Henry y Santiago fueron atacados por un grupo de al menos 15 sujetos. Santiago llegó al apartamento, ubicado en el sector Talcahuano en la provincia de Concepción, y les comentó a todos que había sido atacado por un sujeto para robarlo.

Henry salió para ver quien lo había atacado y vieron al sujeto. Al tratar de increparlo les salió al paso el grupo de delincuentes. Los golpearon hasta más no poder y a Wills le propinaron cuatro puñaladas, una en la barbilla que le perforó la carótida; una en el pecho; una en el abdomen y una en su pierna derecha.

Con los gritos los vecinos comenzaron a salir y el grupo de malhechores se dispersó. Enseguida llamaron una ambulancia mientras a Wills lo auxiliaban en una acera. Diez minutos tardó en llegar la ayuda, y dos horas tardó en llegar al Hospital en Santiago de Chile.

Allí fue atendido por un venezolano. Ese médico hizo hasta lo imposible para ayudarlo y le practicó una intervención que duró cerca de 8 horas, donde le reconstruyeron la carótida y la aorta, según cuenta su familia. Durante la operación Wills sufrió un infarto cerebral, derivado a la pérdida de sangre.

Desde el sábado entró en coma y no se recuperó. La decisión más dolorosa la tomó su esposa, quien autorizó a los galenos a que le retiraran los aparatos, pues Wills fue diagnosticado con muerte cerebral. El lunes en la mañana falleció y desde entonces comenzó lo que ha sido otra odisea para la familia.

No han recibido ayuda de la embajada

La noticia sobre la muerte de Wills, y la forma en la que sucedieron las cosas traspasó las fronteras y se hizo eco en Venezuela. Desde aquí un grupo de familiares, amigos y excompañeros de Polimaracaibo han colaborado con donaciones para lograr el traslado del cuerpo a Maracaibo y así brindarle cristiana sepultura.

Asimismo el grupo de amigos que se encuentra en Chile también ha colaborado. Entre ellos han reunido dinero y también han recibido donaciones de otras partes del hemisferio americano. Desde Estados Unidos, Panamá, Perú, Ecuador y Colombia han colaborado para los gastos funerarios.

Sin embargo la ayuda primordial se la han negado. Anaida cuenta que sus amigos han acudido a la embajada de Venezuela en Santiago de Chile y la respuesta que le brindaron fue que no podían ayudarlos porque presuntamente Wills era un “apátrida”, por el hecho de haber salido del país.

Tal hecho llenó de indignación a toda su familia en Venezuela, y es por ello que Anaida acudió este miércoles a la sede del Consulado de Chile en Maracaibo, ubicado cerca de la avenida El milagro. Allí fue atendida y le explicaron el proceso. Ellos solo ayudan casos de chilenos radicados en Maracaibo que requieran su traslado a su país.

Esa es la labor que ejerce el Consulado en cualquier país del mundo, y lo que están viviendo con Wills solo puede ser solventado por la embajada, pero tal organismo les ha cerrado las puertas. Ellos solo quieren poder brindar cristiana sepultura, y lo más probable es que no lo hagan. Será velado en Chile y sus restos serán cremados y posiblemente trasladados a Venezuela.

Angel Romero

Noticia al Día

No olvides compartir en >>