Destino político de la ANC y un presidente opositor si resulta electo el 22 de abril: Hablan los expertos

¿Qué pasaría si ganara la presidencia un candidato opositor?: Escenarios de los expertos

presidente opositor

Muchas son las interrogantes que se hacen los venezolanos sobre la actual y futura coyuntura política que vive el país. Están los que se preguntan; qué ocurriría con la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) si llegara a ganar un presidente opositor, y cuál sería el destino de este nuevo jefe de Estado contrario a chavismo.

En este sentido, NAD consultó a dos expertos en el tema, quienes explicaron cuál sería el panorama futuro en Venezuela y la suerte del Poder Constituyente y un Poder Ejecutivo adversario, recién electo el próximo 22 de abril del presente año.

María Alejandra Díaz, abogada constitucionalista y constituyentista

María Alejandra Díaz, abogada constitucionalista y constituyentista, explicó que si en las próximas elecciones presidenciales resulta electo un candidato opositor, este, al igual que los otros poderes constituidos, estaría por debajo de la ANC, puesto que así lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

“La ANC es el poder supremo y plenipotenciario que está por encima de los poderes constituidos”.

“Según la teoría constitucional, la ANC es el poder supremo y plenipotenciario que está por encima de los poderes constituidos. Las atribuciones del presidente de la República están establecidas en la Constitución, pero si ese presidente opositor intentase decretar leyes que contraríen la ley fundamental, inmediatamente la ANC podría actuar, debido a que el límite de acción de los poderes constituidos, en el caso de una ANC, es precisamente la actuación del poder soberano”, explicó Díaz.

Añadió que en Venezuela, la ANC ha actuado en concordancia con los otros poderes, pero no siempre es así, y subrayó que en otras latitudes -históricamente- el poder constituyente barre con los otros poderes. De esta manera, acotó que en el país ha habido suerte de teoría, según la cual se actúa sin necesidad de acabar con el poder constituido, como ya ocurrió en el año 1999, cuando se sustituyó al poder judicial y electoral a través de actos constituyentes.

“Si el presidente desconoce la ANC, la misma lógica pudiera aplicarle este poder originario y legítimo, a él; tan legítimo es, que gano en el marco de una convocatoria que hizo la ANC, y si ese mandatario opositor recibe el reconocimiento internacional, se estaría reconociendo, a la vez, a  la ANC”, detalló.  

Finalmente, la constituyentista enfatizó que el jefe de Estado no tiene facultad constitucional para anular la ANC, la cual calificó de sui géneris, es decir, excepcional, y no ha suprimido los poderes constituidos, pudiendo hacerlo.

Por su parte, Jesús Castillo Molleda, politólogo e investigador, manifestó que si llegase al poder un presidente de oposición, este tendría el reconocimiento de 40 países en el mundo, así como también de todos los organismos internacionales como la Unión Europea, Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA), respaldo con el que, su juicio, no cuenta la ANC.

“Sería un nuevo gobierno reconocido internacionalmente, a nivel de la economía mundial, deudas y decisiones. Inmediatamente, también sería reconocida la Asamblea Nacional (AN) con mayoría opositora y esta retomaría sus funciones, al igual que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que nombró este parlamento y que ahora está en la OEA. Todos volverían a ocupar sus cargos porque es la AN y el TSJ que reconoce el mundo y no la ANC”, sentenció Castillo.

presidente opositor

Jesús Castillo Molleda, doctor en Ciencia Política e investigador

Agregó que con la llegada de un presidente opositor, las instituciones que fueron construidas por el poder que tiene el gobierno junto al TSJ y los otros poderes, quedarían en desconocimiento de las instituciones públicas y privadas del país.

“Si llegase al poder un presidente de oposición, este tendría el reconocimiento de 40 países en el mundo”.

Por otro lado, expresó que lo primero que tiene que hacer el nuevo jefe de Estado es convocar una nueva ANC, que cuente con la participación de todos los electores, y una vez que se instale depure el actual sistema.

Si un opositor, que recién gane los comicios electorales, convoca una ANC, arrasa… De ganar la oposición, lo primero que haría es convocar a una ANC, no tengo la menor duda. Al ganar la ANC ese presidente opositor, desmontará todo lo que hay e inmediatamente toda la fuerza política que tiene el chavismo se debilitará, a pesar de que tienen 19 gobernadores y 308 alcaldes”, dijo.

Con respecto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), el profesional de la ciencia política destacó que los oficiales se aliarían al nuevo jefe, es decir, al presidente, sobre todo porque este vendrá con un alto apoyo internacional.

Precisó que el nuevo gobernante no puede venir con ánimos de venganza, puesto que no duraría mucho en el poder. Considera que la actitud del nuevo presidente debe ser integradora, de reconocimiento y respeto, que deberá mejorar lo que ya existe.

Los programas sociales no se pueden desmontar, el populismo sí. Se deben hacer planes para los pobres;  el 75% de la población que pague los bienes y servicios, pero al otro 25% hay que atenderlo”, comentó.

Sin embargo, resaltó que el ciclo de transición entre el gobierno saliente y el entrante sería muy peligroso, ya que pudiera haber gente con posiciones individualistas y de venganza, por lo que, Castillo Molleda considera que lo más inteligente es reconocer al chavismo, sus 308 alcaldes y 19 gobernadores.

“Se debe hacer un proceso de transición, pero no como el de Carmona, sacando a la gente a golpes de sus casas, eso no, eso es muy peligroso. Creo que se pudiese nombrar a Claudio Fermín y Eduardo Fernández para que encabecen la comisión de enlace. La capacidad de inteligencia de la oposición, que será gobierno, deberá ser no comportarse como lo que criticaban”.

Por último, Castillo Molleda señaló que “el único éxito que puede tener este país para tener tranquilidad futura, esta en dos aspectos: reconocimiento del chavismo a la oposición, si esta se convierte en gobierno, y que el chavismo, si continúa gobernando, mejore la economía, de lo contrario, la tolda roja podrá ganar elecciones, pero no tendrá tranquilidad nunca, porque siempre habrá una mecha encendida y es la de la gente con hambre”.

 

Haroldo Manzanilla/@manzanillah

Fotos: Mysol Fuentes, Agencias

Diseño: Jairo García

No olvides compartir en >>