Auspicioso inicio de 2018 para la literatura (Ronald Rodríguez Vargas) | noticiaaldia.com

Auspicioso inicio de 2018 para la literatura (Ronald Rodríguez Vargas)

Auspicioso el comienzo de año en materia de literatura. Se reedita, esta vez en forma ampliada, el “Diccionario General del Zulia”, Alberto Hernández gana el Premio Transgenérico de la Fundación para la Cultura Urbana, John Le Carrè y Leonardo Padura regresan a los anaqueles de las librerías; la autora venezolana, zuliana para más señas, Milagros Socorro es premiada con el Oxfam Novib / Pen 2018 en La Haya, Norberto J Olivar consolida su biblioteca particular en Amazon con la publicación en su versión On Line de varios de sus más aclamadas novelas; León Sarcos Iguarán prepara su estreno como novelista en la Madre Patria (Freeditorial) con “El Cazador de Lunas” y el mexicano Jorge Volpi gana el Premio Alfaguara de Novela 2018 con “Una novela criminal”. Todo ello mientras se daba de baja al anti poeta chileno, Premio Cervantes 2011, Nicanor Parra.

Para muchos es “nuestro libro fundamental” después de la Historia de Juan Besson. Quinientos años de registros históricos, tradiciones, cultura, desarrollo artístico finamente resumidos recoge el “Diccionario General del Zulia” que luego de su primera edición en 1999 alcanza una nueva versión en 2018 de la mano de Luis Ángel Parra quien hizo un trabajo de hormiguita no solo en la rigurosa investigación que un compendio como este supone sino el de lograr el financiamiento una vez agotadas las diligencias en las fuentes oficiales. De obligatoria consulta por ende valioso instrumento en cualquier biblioteca no solo por lo antes dicho sino por proyectar en sus páginas a los próceres civiles de nuestro futuro.

Con la obra “El nervio poético”, todo un homenaje a la vida y obra de los poetas venezolanos, el escritor y poeta guariqueño Alberto Hernández se agenció el máximo palmarés de la XVII Edición del Concurso Transgenèrico de la Fundación para la Cultura Urbana. Un texto sin duda ajustado a la naturaleza del premio porque se vale de diferentes géneros literarios: narrativa, crónica, ensayo con el cual el autor crea un universo discursivo en el que mucho de nuestros grandes poetas de las últimas décadas se convierten en personajes dialogantes en calles, bares y cafés incluso hasta con sus heterónimos y fantasmas.

Entre tanto en Iberoamérica son el inglés John Le Carrè y el cubano Leonardo Padura quienes protagonizan los lanzamientos estelares de comienzo de años. El primero con “El legado de los Espías” (Planeta) y el segundo con “La transparencia en el tiempo” (Tusquets).

En el Legado, Le Carrè da toda una vuelta de tuerca al género para traer de vuelta a la acción su veterano protagonista de largas aventuras en la sombra, Smiley, para un ajuste de cuentas en los propios espacios y ambientes del MI6 a cargo del maestro (Smiley) y el discípulo, Peter Guilliam (El Circo). Sin duda una trama única en la que el pasado regresa en forma de orgullo, ¿para ser demolido?, tan ingeniosa y apasionante como la de las dos predecesoras sobre las que se ha basado: El espía que surgió del frio y El Topo.

Por su parte Padura en esta nueva entrega de las andanzas de su bien amado y nunca bien ponderado Mario Conde, ya de 60 años con el mundo cayéndosele encima y viendo como sus amigos se van, para contarnos muy al estilo narrativo del Halcón Maltes de Hammett, femme fatale incluida de una Cuba que no tira, que frustra a sus gentes, que no dio todo lo que prometía.

De la novela de León Sarcos Iguaran, “El cazador de lunas”, por ahora solo podemos decir que cuando repose e sus manos va a encontrarse una trama de encuentros y desencuentros de dos culturas, lenguas, religiones en plena frontera de Colombia y Venezuela entre un hijo de español y una india wayuu a quien la vida y sus vivencias le enseñan que nunca ha sido cristiano católico por convicción y que por el contrario la raíz de sus creencias están en la visión particular de una raza que tiene sus raíces en oriente, en el budismo y en el pitagorismo.

Del Premio Alfaguara 2018 acreditado al escritor, periodista y ensayista Jorge Volpi, “Una novela criminal”, estaremos expectantes por su lectura. El tema nos inquieta, como inquietó en su momento a México y Francia cuando se llevaron las relaciones entre ambas naciones en tiempos del presidente Calderón a punto de quiebre. Al mejor estilo de Truman Capote, sin ficción, narra en forma despiadada los entresijos del poder, las raíces más hondas de la corrupción y alcance, así como los embotados mecanismos de la justicia. Sin duda una valiente denuncia del coste social de las políticas que declarar la guerra al crimen sin poner freno a sus causas, tomando como punto de partida la historia al detalle, sin guardarse nada, de uno de los mayores montajes policiales de la historia de México.

Ronald Rodríguez Vargas / [email protected] / @ellibrero

No olvides compartir en >>