Se cumplen hoy 54 años del asalto al tren de El Encanto

Se cumplen hoy 54 años del asalto al tren de El Encanto

1375918988859a

historia-oculta-asalto-al-tren-del-encanto-800x451

tren-del-encanto-imagen1

El asalto al Tren de El Encanto dejó 5 acribillados y 10 heridos
Hace 54 años la tragedia estremeció a Túnel 10

15 sujetos fuertemente armados irrumpieron en el transporte turístico el 29 de septiembre de 1963 dejando a su paso un rastro de sangre más allá de los rieles

Lo complaciente o más bien amnésico de la memoria de los venezolanos ha borrado al paso de más de cuatro décadas uno de los episodios de mayor horror de la historia venezolana. Se trata del asalto al Tren de El Encanto.
Ya estaba destinado, 29 de septiembre de 1963. Tal vez los viajeros venían sorprendidos por la naturaleza y encanto propio de la capital mirandina o ya querían llegar a la estación Túnel 10. Sí, la comunidad que en la actualidad ha sido olvidada por los gobernantes y en la cual hay un centenar de viviendas y una escuela, un domingo que se pensaba sería divertido, fue sorprendida con el asalto al tren turístico.
Para aquella época, 15 personas fuertemente armadas irrumpieron en uno de los vagones del tren que cubría la ruta Los Teques _ El Encanto; de acuerdo con los historiadores viajaban cerca de 500 personas.
A pesar de la gran cantidad de familias que viajaban en el transporte, justo al llegar al túnel número 10 y cuando apenas la penumbra comenzaba a proporcionar a los paseantes el siempre novedoso efecto de la sombra tras la luz, ráfagas de fuego se combinaron con el ruido de la locomotora dejando a su paso cinco efectivos de la Guardia Nacional abaleados de gravedad y dos niños y al menos 8 mujeres heridas de bala.
Las informaciones de la época dejaban en claro que la confusión fue espantosa. Las madres trataban de proteger a sus hijos en la oscuridad del túnel mientras los guardias, sorprendidos, caían unos muertos, otros heridos.
Operación Olga Luzardo
La opinión pública se estremece, la acción se bautizó entre sus responsables como “Operación Olga Luzardo” y “Operación Italo Sardi”, pero pasó a la historia como “el asalto al Tren de El Encanto”. Poco tuvo de heroica: los asaltantes acribillaron a los cinco efectivos de la Guardia Nacional que se encontraban en uno de los vagones y en la balacera resultaron heridos dos niños y ocho mujeres.
De acuerdo con los relatores de la época, se le llamó “Operación Olga Luzardo”, ya que dos mujeres que ingresaron en una de las estaciones al momento del tiroteo escribieron en el vagón “Operación Olga Luzardo”, éste personaje luchó contra la dictadura y fue una de las primeras periodistas del país, se cree que su nombre fue utilizado por su ideología revolucionaria. No obstante, el episodio aún es una sombra vergonzosa que persigue a los guerrilleros de entonces.
Mano dura
El gobierno de Romúlo Betancourt respondió con su característica mano dura: responsabilizó al PCV, al MIR y a todo lo que tuviera que ver con el procastrismo. Diputados y líderes fueron encarcelados.
Betancourt decretó la suspensión de las actividades legales del PCV y del MIR y ordenó la detención por la justicia militar de Gustavo Machado, Jesús Faría, Pompeyo Márquez, Domingo Alberto Rangel y Simón Sáez Mérida, quienes supuestamente actuaban amparados por su inmunidad parlamentaria.
Al mismo tiempo de las capturas, el gobierno comenzó una campaña mediática destinada a ganarse el favor de la opinión pública; los diarios se vieron inundados de avisos en los que se llamaba a luchar contra el terrorismo “viniera de donde viniera”.Todos empezaban con la frase: Venezuela dice NO a los terroristas.
Una semana después del asalto al tren de El Encanto, el presidente Rómulo Betancourt apareció ante las cámaras de televisión en un discurso; entre lo que dijo se destaca la siguiente frase: “han sido fría y cobardemente asesinados cinco miembros de la Guardia Nacional y heridos mujeres y niños en el tren que semanalmente lleva a personas de Caracas a pasar el fin de semana en Los Teques. Fue un asesinato insólito y extraño a toda la historia política del país […] Los victimarios pintaron consignas alardosamente retadoras, indicando que ese asesinato cobarde lo había realizado el partido comunista. En Venezuela la lucha contra los terroristas ha entrado en una etapa definitiva, el Gobierno no dará ni pedirá cuartel”.
Para muchos historiadores las Fuerzas Armadas, la mano firme de Betancourt y la voluntad democrática del pueblo apagaron el fuego revolucionario que la subversión comunista pretendía, sin éxito, encender.
Un tema tabú
En 1963 para evitar que la guerrilla entrara a Venezuela y con una reconocida valentía de los entonces militares se defendió la democracia y la soberanía; por ello los presuntos responsables del asalto fueron detenidos.
En su momento fueron identificados como Gustavo Machado, Jesús Faría, Pompeyo Márquez, Domingo Alberto Rangel y Simón Sáez Mérida.
Pero, luego de años de olvido ¿Qué ha sucedido con los detenidos por la masacre del Tren de El Encanto?Sería bueno conocer qué pasó con los señalados por la masacre de 1963. Pocos días después del incidente allanan las viviendas y ponen preso a Gustavo Machado, Eduardo Machado y Jesús Farías en el cuartel San Carlos. El presidio durará cinco años.
En 1968 el presidente Leoni libera a Gustavo Machado por indulto de la pena y debido a su edad, como consecuencia de la presión nacional e internacional. En 1981 le otorgan el título Doctor Honoris Causa en la Universidad de los Andes de Merida. Fallece en Caracas el 17 de julio de 1983 y le rinden honores en el Congreso de la República
El dirigente político Jesús Farías, fundador del Partido Comunista de Venezuela (PCV), falleció a los 86 años de edad; fue secretario general del Partido Comunista, diputado y senador del Congreso de Venezuela en varias ocasiones. En 1950 Farias luchó desde la clandestinidad contra la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez pero fue apresado y pasó ocho años en la cárcel, hasta ser liberado tras la caída del dictador el 23 de enero de 1958.
Mientras, Pompeyo Ezequiel Márquez Millán, militante comunista desde los años treinta, y quien se sumó a acciones guerrilleras defendiendo los ideales del marxismo de los años 60, abandonó las armas a finales de esa década;, ha sido parlamentario, ministro y ha ejercido funciones diplomáticas. Es miembro fundador del Movimiento al Socialismo (MAS); desde 1999 es opositor del actual Presidente. Hace pocos meses se sometió a una intervención quirúrgica; sin embargo, su condición de salud es estable.
Aunque algunos conocedores del hecho indican que otras personas estuvieron involucradas en el “Asalto al Tren de El Encanto” pero sólo fueron detenidas cinco personas; las reseñas indican que los participantes fueron quince. Los siguientes gobiernos han sido cautelosos y el episodio de septiembre de 1963 está más engavetado que la actual comunidad que se ha establecido en el lugar de la capital mirandina.
Nombres para la historia Después que los terroristas abandonaron el tren, el maquinista se comunicó con las autoridades, quienes socorrieron a los heridos y los llevaron a un centro de salud pero ya el desenlace era fatal.
Al llegar al Policlínico de Los Teques, el sargento Saturnino Reyes ya estaba muerto; igual suerte corrieron Melecio Crespo y Cristóbal Velasco. Antes de caer la noche fallecieron los distinguidos David Anzola y Carlos Santiago Noguera. El guardia Oscar Evaristo que fue encontrado al fondo de un barranco con una herida en la región frontal se salvó milagrosamente.
En tal salvaje hecho, en el cual estuvieron involucradas según los relatos de la época dos mujeres, lo único que los guerrilleros lograron llevarse de aquella extraña acción fueron diez subametralladoras Madsen y un par de revólveres.

Iliana Beatriz Hernández / Ili_BHernández

No olvides compartir en >>