El último adiós a Ali será el viernes en su natal Louisville

El último adiós a Ali será el viernes en su natal Louisville

Foto: EFE

Foto: EFE

Con un funeral abierto el próximo viernes en su natal Louisville, Kentucky, la leyenda del boxeo Mohamed Ali será despedido luego de perder la batalla por la vida el viernes a los 74 años en Scottsdale -vecina de Phoenix-, anunció este sábado el portavoz del ‘Rey de los pesos pesados’.

«Un gran cortejo fúnebre llevará a Mohamed Ali por las calles de Louisville y le permitirá a cualquier persona que esté ahí decirle adiós», dijo Bob Gunnell en una rueda de prensa en un hotel de Scottsdale.

El expresidente de Estados Unidos Bill Clinton, el actor Billy Crystal y el periodista deportivo Bryant Gumbel darán el discurso fúnebre por Ali, que falleció después de una larga batalla contra la enfermedad de Parkinson.

Gunnel explicó que en las próximas 24 ó 48 horas el cuerpo de Ali volverá a Louisville para el jueves despedirse de su familia en una ceremonia privada.

El triple campeón mundial de los pesados murió, según Gunnell, debido a un choque séptico provocado por causas naturales no especificadas.

Ali sufrió durante más de treinta años la enfermedad de Parkinson y había sido hospitalizado dos veces a finales de 2014 y principios de 2015 por neumonía e infección del tracto urinario.

Le sobreviven su cuarta esposa Lonnie, con quien se casó en 1986, y nueve hijos.

La muerte de Ali ha entristecido al mundo entero, que en distintos lugares ha homenajeado al hombre más grande dentro y fuera de los cuadriláteros.

Un improvisado monumento con recuerdos de Mohamed Ali fue levantado este sábado frente al Scottsdale Healthcare Osborn Medical Center, donde se encontraba recluido el mito desde el pasado jueves por un problema respiratorio.

Fanáticos del boxeador más famoso de la historia y curiosos se acercaron desde el momento de su deceso al hospital para dejar en sus puertas decenas de ramos de flores, velas, cartas y recuerdos que evocaban la memoria del ‘killer’ de los cuadriláteros, constató un periodista de la AFP.

AFP

No olvides compartir en >>