‘Venezolanos Desesperados’ llevó su humor y reflexión al Hotel Intercontinental de Maracaibo

‘Venezolanos Desesperados’ llevó su humor y reflexión al Hotel Intercontinental de Maracaibo

‘Venezolanos Desesperados’ llevó su humor y reflexiones al Hotel Intercontinental de Maracaibo. Foto: William Ceballos

‘Venezolanos Desesperados’ llevó su humor y reflexiones al Hotel Intercontinental de Maracaibo. Foto: William Ceballos

En su presentación número 11 en Maracaibo, la obra ‘Venezolanos Desesperados’ hizo llorar, reír y reflexionar a los asistentes a la función VIP que realizaron la noche de este sábado en el Hotel Intercontinental.

Los primeros actores Jean Carlos Simancas, Amanda Gutiérrez, Hilda Abrahamz, Astrid Carolina Herrera y la nobel actriz Greisy Mena, encarnaron a venezolanos que han vivido la experiencia del exilio, pero, al final el terruño los llamó.

Greisy Mena, interpretó a una estudiante de Comunicación Social en España. Foto: William Ceballos

Greisy Mena, interpretó a una estudiante de Comunicación Social en España. Foto: William Ceballos

La voz de María Gabriela Silva abrió el telón para estacionarse en España, desde donde la estudiante de Comunicación Social interpretada por Mena, contó sus vicisitudes en el país ibérico. Ser vista “como muchachito enfermo” al presentarse como una joven venezolana y no recibir el debido respeto en un país ajeno por no “escupir las zetas”, fueron decisivos para que su amor por el país que la vio nacer se duplicara.

La magistral actuación de Astrid Carolina Herrera fue esa singular mujer criolla, cuya premisa es “antes muerta que sencilla”. Representa a una actriz que se vio “pelando” y arrancó a “los mayamis”.

“Regia y digna” batalló con actrices de otras nacionalidades y se adaptó al popular acento “neutromexicano”. Con una excelente chispa que no dejó parpadear al público, agarró sus macundales y llegó de nuevo a Venezuela para hacer lo que mejor saben hacer los oriundos de esta tierra: “echarle un camión de bo…”.

Astrid Carolina Herrera, interpretó a una actrid que emigró a Miami, Estados Unidos. Foto: William Ceballos

Astrid Carolina Herrera, interpretó a una actrid que emigró a Miami, Estados Unidos. Foto: William Ceballos

Jean Carlos Simancas encarnó su otro yo, pues en la vida real, el actor también se paseó por los canales de la medicina. Según su personaje, llegó a México, donde no todos “los charros” fueron lo que pensaba. La preocupación por la salud nacional reinó, antes que el tan anhelado dinero.

Una madre soltera, de las ‘toderas’, con simpatía y gracia, quedó en manos de Amanda Gutiérrez. Ella contó de su “mala puntería en el amor”, de sus cinco hijos y de cómo donde se pare puede permanecer con la cabeza en alto, no solo por ser venezolana, sino por tener la garra propia de las mujeres criolla. Una marca de fábrica que no le pudo quitar una mala pasada en Ecuador.

Un país con nombre de mujer, así fue ‘Venezuela’, interpretada por Hilda Abrahamz. Aguerrida, única, honesta y que pide a gritos respeto, reconocimiento y mucho amor.

Cada una de sus palabras, quedaron tatuadas en la mente, corazón y aplausos que recibió al culminar su presentación. El epílogo de la obra se enmarcó con una canción de Franco De Vita, que amalgamó el sentimiento de todos los ciudadanos que todavía creen en la posibilidad de un país mejor.

Hilda Abrahamz, fue una representación de Venezuela como mujer. Foto: William Ceballos

Hilda Abrahamz, fue una representación de Venezuela como mujer. Foto: William Ceballos

María Gabriela Silva fue la voz entre cada presentación

María Gabriela Silva fue la voz entre cada presentación

El primer actor Jean Carlos Simancas fue un médico que volvió para contribuir a la salud nacional

El primer actor Jean Carlos Simancas fue un médico que volvió para contribuir a la salud nacional

El primer actor Jean Carlos Simancas fue un médico que volvió para contribuir a la salud nacional

El primer actor Jean Carlos Simancas fue un médico que volvió para contribuir a la salud nacional

Amanda Gutiérrez fue la mujer venezolana que no se amilana ante las dificultades, dándole un toque de humor a sus reflexiones

Amanda Gutiérrez fue la mujer venezolana que no se amilana ante las dificultades, dándole un toque de humor a sus reflexiones

La obra fue sellada con un tema de Franco De Vita, que unió en una voz al público y actores

La obra fue sellada con un tema de Franco De Vita, que unió en una voz al público y actores

Jennifer Marrugo
Fotos: William Ceballos
Noticia al Día

No olvides compartir en >>