Hoy se celebra el Día de San Patricio

Hoy se celebra el Día de San Patricio

celebra_el_dia_de_san_patricio

Hoy se celebra el Día de San Patricio

El día de San Patricio es una de las festividades más celebradas alrededor de todo el planeta. Cuentan que la llegada de este misionero natural de Britania a Irlanda, en el primer cuarto del siglo V, supuso también el desembarco del cristianismo en la isla. Es decir, la persona que plantó la primera semilla en una tierra que con el paso de los años se convertiría en uno de los países con más tradición cristiana.

Patricio predicó el Evangelio en Irlanda con éxito en una tierra totalmente dividida en clanes, entre los que no faltaba rivalidad, y que espiritualmente obedecía a los druidas. Palmo a palmo. Este apóstol de Irlanda, tal y como se le conoce, falleció el 17 de marzo del año 461. Y en su honor se celebra este día tan señalado.

Pero si la obra de San Patricio solo tuvo una incidencia muy fuerte en Irlanda, las celebraciones deberían ajustarse a las fronteras del país del trébol. Sin embargo, no es así. ¿Por qué el día de San Patricio es uno de los festivos más internacionales?

Uno de los pocos pueblos europeos que puede competir con el gallego en tradición emigrante, en buscarse la vida fuera de su tierra, es el irlandés. Entre 1846 y 1848 una gran hambruna arrasó el país hasta dejarlo en los huesos. Un millón de muertos y otro millón de personas que se vieron obligadas a abandonar su tierra para no correr la misma suerte que sus compatriotas. Las razones de esta catástrofe se debió a una plaga que afectó a la patata, casi el único sustento de la población. Es decir, que el irlandés solo se alimentaba de patatas. Las tierras, limitadas por la ley, eran tan pequeñas que con los condicionantes de la época apenas se cultivaban otros productos. No eran rentables. Pero a la isla llegó una plaga que arrasó con la patata y los irlandeses se murieron, algunos de forma literal, de hambre. Muchos se subieron a un barco para buscarse la vida lejos en una tierra de oportunidades. Inglaterra, Escocia, Australia y Canadá fueron destinos muy socorridos. Cosas del idioma. Pero la gran mayoría (alrededor de un 70%) se fueron a Estados Unidos, que por entonces necesitaba unos buenos brazos que trabajasen a destajo. Y allí se plantaron los irlandeses. Se estima que en la ciudad de Nueva York viven el doble de irlandeses que en la propia capital y madre Dublín.

17-3-2015 5.3.3 1Five Points, la mítica barriada gigante recreada con maestría por Scorsesse en Gangs of New York, estaba dominada por emigrantes irlandeses sobrevivían hacinados. Eran muy pobres. Muchos no encontraron un trabajo estable, y el resto se ganaba la vida por cuatro perras en las profesiones más duras de toda la costa este. Pero jamás dejaron de celebrar el día de San Patricio y de sacar de procesión al santo en el que es el desfile con más tradición de toda la ciudad. Empezó siendo una cosa de Irlandeses, y totalmente ligada a la religión, pero poco a poco, especialmente en los últimos años, gracias a cierta secularización del evento y a una excelente estrategia de marketing de una multinacional cervecera, se popularizó hasta límites insospechables, en los que hasta la coruñesa Torre de Hércules se tiñe de verde el 17 de marzo.

Aunque la celebración es casi tan vieja como la canonización del santo, hasta el año 1996 no se celebró el primer gran desfile por las calles de Dublín. Como decíamos, el santo y la religión pasaron casi a un segundo plano, y la cerveza dio un importante paso al frente para convertirse en el actor principal de la película. Y la verdad es que pocas cosas hay más irlandesas que las cervezas. Los tréboles, el fútbol gaélico y las maravillosas pintas son patrimonio de la isla.

El día de San Patricio es sin ninguna duda una de las fechas en las que se consume más cerveza en todo el planeta. Millones y millones de pintas por todo el mundo. Y recuerda que si en tu ciudad no hay ni un desfile ni una carpa que estimule el culto al santo, siempre tendrás la posibilidad de acercarte al mítico pub irlandés. Allí la fiesta está garantizada.

La Voz de Galicia

No olvides compartir en >>