Cuando toca 'un rapidito': consejos para tener sexo exprés y no morir en el intento

Cuando toca ‘un rapidito’: consejos para tener sexo exprés y no morir en el intento

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Cuando hablamos de sexo express la persona indicada es una perfecta desconocida, a los seres humanos en general nos agrada la espontaneidad, cuando viene acompañada de un susurro y una invitación a un momento obsceno.

Todo inicia por una atracción o tensión sexual, palabras o miradas, tropiezos, manos que se corren con vacilación sólo debes estar preparado para el siguiente paso, la propuesta. No hay nada más emocionante que un momento robado al estrés laboral, al almuerzo en un restaurant, o en las butacas de un cinema.

A lo largo del día se pueden vivir momentos de estrés que ameritan un ‘rapidito’ para descargar tensiones. Todo momento es apropiado, siempre que los dos estén de acuerdo.

Es importante siempre estar dispuestos al éxtasis de lo prohibido y al “plus” que solapa el hecho de ser descubiertos, lo cual intensifica la aventura del sexo express, aunque por otro lado, debes recordar ciertas posiciones para disimular el acto, al menos que quieras ser captado por un vouyerista o sencillamente el lente de una cámara de un centro comercial, en los baños o en un cine. Escoge la postura amatoria que no se identifique con una posición sexual de fácil reconocimiento.

Placer en un baño público: Dale la vuelta suavemente y levántala hasta alcanzar la altura necesaria. Tendrás que ser fuerte de brazos para soportarlo, pero no te preocupes, serán sólo unos minutos. El silencio es sumamente importante, aunque un gémido escapado no traerá grandes males, aunque cuidado con los testigos.

Si las paredes hablaran: Ella de frente a la pared, un poco encorvada, y tú sujetándola por la cintura. Si está en falda es mucho mejor, aunque bajar un pantalón tampoco trae mayores dificultades, no te inhibas de vivir el momento, porque al éxtasis jamás se le puede llevar la contraria. Atención, en el fragor de la pasión, no se olviden de cuidar de los gemidos, no sea cosa que alguien más escuche todo.

La variedad de sitios donde se puede tener sexo express es tan variada como lo puede ser tu pasión por el riesgo. Hay lugares que lucen muy comunes o con falta de atractivo, pero en la creatividad de cada quien y en sus mecanismos para activar la adrenalina está el placer.

En baños públicos de un restaurante o centro comercial: El clásico.

En el auto: Puede parecer un lugar común para los que tienen carro, pero siempre hay nuevas posturas por poner en práctica, tal vez puedas copiar la de Kate Winslet y Leo DiCaprio en el Titanic. Toma en consideración que hay estacionamientos solitarios tal vez más recomendable que estacionarse en la calle, la inseguridad o el patrullaje policíaco podría impedir la satisfacción del orgasmo exprés.

En el ascensor: Para los más arriesgados y sin limitaciones o prejuicios sociales, C´est la Vie!

En la ducha: Es la opción más cómoda y discreta. Seguro que ya lo has probado. Y es un excelente encuentro con tu pareja cuando el tiempo siempre corre en contra.

En los centros de conexiones: Una maniobra complicada, arriesgada y cada vez menos esporádica…para los que necesitan realmente activar su adrenalina.

En el probador: A algunos les excita ver a su pareja probarse ropa, y quitársela para hacer un rápido. Aunque funciona más en las grandes tiendas por departamento, los pequeños locales pueden ser más complicados.

En la discoteca: Sólo se necesita una esquinita y asumir un poco los riesgos. Líberate y grita, si es un lugar de tecno o música electrónica nadie lo notará.

En la oficina: Mira a tu alrededor y reflexiona. ¿No es una idea genial?

En baño de un avión: Sólo para aventureros. Los que lo probaron dicen que es una experiencia única.

En el cine: A veces, las películas estimulan. Con tanta oscuridad, y si la sala no está llena ¿porqué no?

En los pasillos y/o escalera de edificio: Rapidito, un exprés antes de ir a visitar a la abuela o cuando has conocido a alguien en una disco y no puedes meterlo a tu casa, ve a las escaleras ahorras tiempo, dinero y te llevas una descarga.

Algunos consejos para un sexo exprés sin conflictos posteriores:

1. Silencio: nada de ruidos, jadeos fuertes ni exclamaciones.

2. Discreción: cuánto menos gente sepa, menos oportunidades de ser atrapados. Evita andar jactándote antes del polvito maravilla.

3. Locaciones restringidas: Si bien la adrenalina que provoca el temor a ser capturado es importante, siempre que puedas cerrar la puerta, mejor. No todos los mirones que puedas captar merecen disfrutar.

4. Coherencia: recuerda que hablamos de sexo exprés; nada de preparativos, prólogos ni palabras; directo al sexo.

5. Prolijidad: al terminar, y antes de volver a escena, asegúrate de estar bien peinado, sin marcas, cuidado con los chupones, y con la cremallera cerrada. A más de una, se le rompe una media, si eso sucede quítate ambas así se notará menos los detalles.

6. Imaginación: Sólo dispones de unos minutos, no es hacer el amor, ni el sexo con todo su preludio, así que trata de ser creativo/a, ella o él te lo agradecerá.

Agencias

No olvides compartir en >>