Recomendaciones para la garganta irritada

Recomendaciones para la garganta irritada

La garganta irritada se caracteriza por tos recurrente, ronquera y dolor continuo. Aunque muchas veces podemos subestimar éste síntoma, si es persistente se recomienda atender, ya que es la forma de nuestro cuerpo para darnos a conocer que algo no está bien.

Si tu garganta está irritada al  despertarte, posiblemente se debe a que duermes  con la boca abierta, ya que el paso del aire por la nariz lo humedece antes de que llegue a la garganta y pulmones, en cambio, si se respira por la boca, el aire seco que llega a la garganta la irrita.

Consejos o recomendaciones muy sencillas, sobre todo de orden natural harán que tu garganta se hidrate:

1.- Bebe diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua para mantener lubricadas las cuerdas vocales e hidratar los tejidos de la garganta.

2.- Los zumos o jugos naturales de frutas cítricas como el limón, naranja ayudarán a cuidar tu garganta y favorecer tu recuperación si está irritada.

El remedio más eficaz consiste en exprimir un limón pequeño en un vaso grande de agua templada, tómalo poco a poco o utilizarlo para hacer gárgaras. Si puedes añade una cucharadita de miel.

Una infusión caliente de manzanilla te ayudará a mantener la salud de tu garganta y la calmará si está irritada.

Es habitual que el mal uso de la voz, sea la  causa principal de irritaciones en la garganta. Evita gritar y, si estás afónico, no fuerces la voz. Además, también  evita hablar en ambientes cargados.

Las  gárgaras con sal diluida es un buen remedio, prepárala así: una cucharada de sal disuelta en ½ litro de agua a temperatura ambiente y haz gárgaras con esta solución varias veces al día.

Noticia al Día/Agencia

No olvides compartir en >>