La crisis no permite apariencias: Estos son los sustitutos para mantener tu plato "fuerte"

La crisis no permite apariencias: Estos son los sustitutos para mantener tu plato “fuerte”

Estos son los sustitutos para mantener tu plato "fuerte". Foto: Rafael Bastidas

Las verduras, frutas y hortalizas son los sustitutos de la carne para mantener tu plato “fuerte”. Foto: Rafael Bastidas

La crisis no permite apariencias, mucho menos a la hora de comer. En la actualidad, la debacle económica ha golpeado el estómago del venezolano, quien ha tenido que convertirse en un malabarista a la hora de preparar el plato “fuerte” del día: el almuerzo. 

Los exorbitantes precios han activado el ingenio de todos, sin distinción de clases. El alto costo de las carnes y verduras ha desempolvado aquel viejo recuerdo de las recetas de la abuela para consumir, sin falta, las tres comidas diarias.

Ada de Rondón de 61 años, quien ha logrado mantener a sus hijos y nietos “rindiendo” cada alimento, compartió con NAD sus mejores y más típicos secretos culinarios.

“Carne mechada” con concha de plátano

El plátano, esta deliciosa fruta de múltiples usos, también puede llegar a “sustituir” la carne. En primer lugar, será necesario lavar bien las conchas de los plátanos y ponerlas a hervir. Cuando estén bien blandas, se retiran del fuego, se escurren y se dejan enfriar. Una vez secas, se prosigue a cortarlas en finas tiras como si de carne mechada se tratase.

Su preparación es sencilla. Con un poco de orégano, adobo y medio cubito Maggi, el sazón de esta exquisita “carne mechada” será único. Puede acompañarse con el acostumbrado arroz blanco y una ensalada de verduras crudas.

Ada de Rondón

Ada de Rondón. Foto: Rafael Bastidas

Otro remplazo de la carne, sin dudas, es el huevo. Sobre esto, Ada de Rondón nos cuenta que una rica opción para la comida más importante del día es cocinar par de huevos y, bañados en salsa, acompañados de arroz y ensalada, se convertirán en un nutritivo almuerzo para la familia.

Los comerciantes también juegan con su mercancía para poder venderlas. Una de las medidas que utilizan es armar un “combito económico” en el que empacan cebollas pequeñas, papitas colombianas y batatas. Todo por tan sólo Bs. 600, oo.

Para las sopas: los huesos y la chocozuela

Ambas opciones complementarán la sopa del domingo por tan sólo Bs. 200,00. Esta pieza de carne magra tomada de la articulación entre la pierna y cadera de la res, se utiliza también para bistecs y asados. A la hora de buscar los “tropezones”, siempre acudiremos a las papas; sin embargo, pagar entre 300,oo y 600,oo bolívares por ellas, ya no es una alternativa viable. Para ello, la batata, el apio y el ocumo son ideales.

Arepas de plátano, yuca y arroz

Las señoras del hogar se mantienen en la constante búsqueda de nuevas y baratas ideas para evitar a toda costa la ausencia de alguna de las comidas, en especial la tan acostumbrada arepita para cena. El plátano, la yuca y el arroz, son, entre muchos otros, los principales ingredientes a los que el marabino acude ante la escasez de la harina precocida.

Maribel Blanchard, ama de casa de 56 años, explica que con tres kilos de yuca –que cuesta alrededor de 250 bolívares- puede “resolver” una cena para su esposo e hijo y le queda para el siguiente día. Sólo la cocina, ralla, añade dos claras de huevo o en su defecto mantequilla, la amasa y la coloca en la plancha para asarla en forma de arepas.

Buñuelos de yuca en lugar del arroz

Camila de Palencia, exprofesora de Economía Doméstica en el Colegio para Adultos “María Ligonia”, asevera que un símbolo de la cocina tradicional venezolana es sin dudas el buñuelo de yuca. Su preparación es rápida y fácil. Se extraen las venas de la yuca y se trituraran hasta que tenga la consistencia de una masa. Posteriormente, se agregan tres yemas de huevos, azúcar y sal. Se amasa hasta que quede una textura homogénea.

Finalmente, se hacen bolitas o bollitos con la masa, de unos 3 centímetros cada uno. Se fríen en aceite a fuego alto hasta que estén dorados o, “se colocan en almíbar de aníz y queso de año”, sugiere Palencia.

Fernando Socorro. Foto: Rafael Bastidas

Fernando Socorro. Foto: Rafael Bastidas

Para el plátano, el topocho

Con un costo de apenas Bs. 100,oo, el topocho se ha convertido en una cómoda y económica opción para las familias zulianas. Con él pueden prepararse diferentes platos, entre ellos los famosos tostones y las sopas. Asimismo, Fernando Socorro, padre de familia, le atribuyó mayores nutrientes y beneficios para los diabéticos.

Albóndigas de granos

En el lugar de la proteína fuerte tal como el pollo y la carne, las lentejas saben dar la talla. Para no dejar incompleto el almuerzo, la profesora Palencia detalla paso a paso cómo preparar unas albóndigas de lentejas.

El primer paso es dejarlas remojar hasta que se ablanden. Luego se colocan en la licuadora donde se les triturará brevemente con tan sólo dos “pases” en las hojillas. Finalmente, se condimentan con cebollín, comino, ajo y sal. Con la plancha precalentada con un poco de aceite y ya en forma de bolas, se bañan en una clara de huevo para cocinarlas.

¿Y si sobra el arroz?

¡No lo desperdicies! Con el arroz pueden prepararse arepas y también unas ricas ensaladas. Con un poco de repollo picado, zanahoria rallada, cilantro, ajo, una cucharadita de aceite y vinagre, podrás preparar una ensalada con la que podrás acompañar un par de panes tostados.

Foto: Rafael Bastidas

Para los condimentos también hay sustitutos

Con tan sólo un poco de cilantro picado, cebolla larga, pimentón, vinagre y sal puede realizarse un suculento aderezo que podrás conservar en la nevera para utilizar cuando lo necesites. Ángela Vera, de 43 años, descubrió que manteniendo ese engrudo puede ahorrarse algo de dinero en compras constantes de condimentos.

Foto: Rafael Bastidas

Foto. Rafael Bastidas

Foto. Rafael Bastidas

Foto. Rafael Bastidas

Foto: Rafael Bastidas

Foto. Rafael Bastidas

Foto. Rafael Bastidas

Fotos: Rafael Bastidas

Noticia al Día

No olvides compartir en >>