Gobiernos de Kuwait y Catar piden a sus ciudadanos abandonar Líbano

Gobiernos de Kuwait y Catar piden a sus ciudadanos abandonar Líbano

Gobiernos de Kuwait y Catar piden a sus ciudadanos abandonar Líbano

Gobiernos de Kuwait y Catar piden a sus ciudadanos abandonar Líbano

Los gobiernos de Kuwait y Catar pidieron hoy a sus ciudadanos que no viajen al Líbano y a aquellos que se encuentran en ese país que lo abandonen por su propia seguridad, en el marco de la tensión entre Arabía Saudí e Irán.

En un comunicado publicado por la agencia kuwaití de noticias, KUNA, la embajada de Kuwait en Beirut pidió que solo permanezcan en el Líbano aquellos ciudadanos que deban quedarse allí por causas de fuerza mayor.

La legación diplomática solicitó además a sus nacionales que tengan “precaución” al abandonar Líbano y que eviten los lugares potencialmente inseguros.

Por su parte, el Ministerio catarí de Asuntos Exteriores también pidió a sus ciudadanos no viajar al Líbano y, a aquellos que ya se encuentren allí, contactar con la embajada para que esta les provea de las facilidades y asistencia necesarias, informó la agencia oficial catarí de noticias, QNA.

Por otro lado, el Gobierno de Baréin también pidió ayer a sus ciudadanos presentes en el Líbano abandonar “inmediatamente” el país, según un comunicado del Ministerio bareiní de Asuntos Exteriores publicado por la agencia nacional de noticias, BNA.

Además, también ayer, el Ministerio de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU) desaconsejó a sus ciudadanos viajar al Líbano y redujo su representación en ese país.

Estos movimientos por parte de las Embajadas de Kuwait, Baréin y Emiratos se producen después de que su vecino y aliado Arabia Saudí pidiera ayer a sus ciudadanos que abandonen Líbano y se “abstengan de viajar” a ese país “por su propia seguridad”.

Las medidas tomadas por los países del golfo Pérsico llegan tras el estallido de una crisis diplomática entre Líbano y Arabia Saudí, después de que este último país retirara la ayuda militar a Beirut en respuesta a su postura respecto al contencioso irano-saudí.

EFE

No olvides compartir en >>