Rinden honores y despiden al detective del Cicpc Antonio Cordero asesinado en Cecilio Acosta

Familiares, amigos y compañeros de trabajo, acompañaron a su última morada al detective agregado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas Cicpc, Antonio José Cordero Ball, de 32 años, asesinado la madrugada de ayer martes, en un puesto de comida rápida, ubicado en Cecilio Acosta.

Durante una ceremonia realizada en la División de Vehículos Zulia del Cicpc, los compañeros de Cordero le rindieron los honores post mortem. Este encuentro también contó con la presencia de las máximas autoridades de esta institución, familiares y seres queridos.

Por su parte, la madre del funcionario, entre el dolor, llanto y desconsuelo por la perdida de su hijo, dio unas palabras palabras conmovedoras, recordándolo.

“Yo siempre le decía que me llamara cuando llegara a su casa y sobre todo cuando estaba de guardia, para saber que estaba bien, y él siempre lo hacía, me llamaba y me decía que estaba bien, pero ese día no lo hizo y yo pensé que le había pasado algo”, reveló,  entre lagrimas, la progenitora del funcionario.

Asimismo, destacó que Cordero era su único hijo y que este le dejó un regalo maravilloso: cuatro nietos, en diferentes matrimonios. Lo describió como una persona alegre ya amorosa con sus seres queridos.

Por otro lado, sus compañeros de armas describieron al detective como una persona alegre, pero sobre todo muy responsable con su trabajo e inteligente y debido a esta última cualidad le colocaron el apodo de “Bomba”. Acotaron que era una persona intelectual, que podía dominar cualquier tema de conversación.

Los restos de Cordero Ball fueron enterrados en el cementerio Jardines de la Chinita, ubicado en San Francisco.

Lea tambien: Acribillan a funcionario del Cicpc en puesto de comida rápida en Cecilio Acosta

Detecive agregado, Antonio Cordero (víctima)

 

Fotos: Xiomara Solano

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á