Netanyahu celebra el “día histórico” y reivindica Jerusalén como “capital del pueblo judío

En Israel, el primer ministro Benjamin Netanyahu agradeció el pronunciamiento del presidente de los Estados Unidos, calificándolo de “una gran ocasión”, y aseguró que no hay solución sin Jerusalén como la capital de su país.

“Estamos profundamente agradecidos con el Presidente por su decisión valiente y justa de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y de prepararse para la apertura de la Embajada de los EE.UU. aquí. Esta decisión refleja el compromiso del presidente con una verdad antigua pero duradera, con el cumplimiento de sus promesas y con el avance de la paz. La decisión del presidente es un paso importante hacia la paz, porque no hay paz que no incluya a Jerusalén como la capital del estado de Israel “.

“Hago un llamamiento a todos los países que buscan la paz para que se unan a los Estados Unidos en el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel, y para mover sus embajadas aquí. Comparto el compromiso del presidente Trump para promover la paz entre Israel y todos nuestros vecinos, incluidos los palestinos. Este ha sido nuestro objetivo desde el primer día de Israel, y continuaremos trabajando con el presidente y su equipo para hacer realidad ese sueño de paz”.

El premier israelí prometió que no cambiará el status quo de los lugares sagrados.

“También quiero dejar en claro que no habrá ningún cambio en el status quo en los lugares sagrados. Israel siempre garantizará la libertad de culto para judíos, cristianos y musulmanes por igual. Presidente Trump, gracias por la histórica decisión de hoy de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. El pueblo judío y el estado judío estarán eternamente agradecidos “.

En las Naciones Unidas, el secretario General Antonio Guterres respondió al anuncio afirmando que el asunto de Jerusalén debe ser resuelto directamente por las partes y reiteró su oposición “a cualquier medida unilateral que ponga en peligro la perspectiva de paz para israelíes y palestinos”.

“Jerusalén es un asunto de estatus final que debe resolverse mediante negociaciones directas entre las dos partes sobre la base de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y la Asamblea General, tomando en cuenta las preocupaciones legítimas sobre los sitios palestinos e israelíes “, dijo Guterres.

Agencias

No olvides compartir en >>


á