Da a luz a su propio nieto a los 44 años: La increíble historia de Julie y su hija Jessica

Mujer de 44 años da a luz a su propio nieto: conoce la historia de Julie, su hija Jessica y JackLe prestó su útero a su hija, quien quedó infértil tras un tratamiento contra un agresivo cáncer.

Mujer de 44 años da a luz a su propio nieto: conoce la historia de Julie, su hija Jessica y JackLe prestó su útero a su hija, quien quedó infértil tras un tratamiento contra un agresivo cáncer.

En 2013, Jessica Jenkins acudió a un hospital padeciendo lo que los médicos suponían era una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, exámenes posteriores revelaron la verdad: tenía un cáncer de cuello del útero muy agresivo, que incluso había alcanzado sus ganglios linfáticos.

La única alternativa para salvar a la joven que entonces tenía 18 años, era realizarle un tratamiento de quimioterapia que la dejaría infértil. Sin embargo, ella siempre había querido ser madre, por lo que los médicos le plantearon la posibilidad de congelar algunos de sus óvulos para que a futuro le fueran implantados a una sustituta.

A pesar de su juventud, Jessica ya estaba casada, por lo que 10 de sus óvulos fueron convertidos en embriones y luego congelados. Pasaron los años, y en mayo pasado Jessica y su marido Rees decidieron que había llegado la hora de convertirse en padres. Para lograrlo, recurrieron a Julie, la madre de la joven, quien encantada les prestó su vientre.

Así, uno de los embriones fue descongelado e implantado en el útero de la mujer de 44 años. El embarazo se concretó y transcurrió sin problemas, hasta que el pasado 2 de diciembre nació Jack, un saludable niño de 3 kilos de peso. “Mi mamá es la más valiente y fantástica mujer en el mundo.

La amo demasiado por haberme dado a mi hijo”, declaró Jessica, según publicó el Daily Mail. “Jack es perfecto en todo sentido”, agregó. Por su parte, Julie afirmó que se sentía “honrada” de haber dado a luz a su nieto. “Cuando el cáncer le robó la oportunidad de tener a su propio hijo, todos quedamos con el corazón destrozado”, recordó.

Por esto -añadió-, no lo pensó dos veces cuando Jessica y su marido se lo pidieron. Hoy, el cáncer de Jessica está en remisión y asiste periódicamente a chequeos para asegurarse de que la enfermedad no vuelva a atacarla.

El Mercurio-Chile

No olvides compartir en >>


á