Odebrecht reconoce sobornos para hijos y allegados de expresidente panameño Martinelli

Archivo

La constructora brasileña Odebrecht pagó comisiones millonarias a los hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), detenido en Miami, y a varios de sus ministros, según confesiones de un directivo de la compañía en el país centroamericano.

En una audiencia celebrada este jueves en Ciudad de Panamá, la fiscal anticorrupción Zuleyka Moore dio a conocer un acuerdo alcanzado entre la Fiscalía y André Campos Rabello, quien fue el principal ejecutivo de la multinacional brasileña en Panamá.

En el marco del acuerdo, Campos Rabello habría confesado que Ricardo y Luis Enrique Martinelli, hijos del exmandatario, “requirieron el pago de seis millones de dólares” de Odebrecht, dijo Moore.

Ese pago se hizo “en distintas partidas utilizando sociedades de distintas jurisdicciones”, añadió.

De acuerdo a la confesión, los hijos de Martinelli cobraron entre 2009 y 2010 esos sobornos para facilitar trámites burocráticos relacionados a la construcción de una autopista y el saneamiento de la bahía de Panamá, proyectos realizados por Odebrecht.

Posteriormente, los hijos de Martinelli, actualmente con alerta roja de Interpol, también habrían recibido cerca de 50 millones de dólares por otros servicios a la empresa brasileña, según Moore.

La fiscal manifestó a su vez que los exministros de Economía, Frank de Lima; de Presidencia, Demetrio Papadimitriu y de Obras Públicas, Jaime Ford habrían cobrado de Odebrecht 7, 4 y 1,8 millones de dólares respectivamente.

Además, el exministro de Vivienda y candidato oficialista para las elecciones presidenciales de 2014, José Domingo Arias, está acusado de cobrar 10 millones de dólares de la empresa brasileña para su campaña electoral.

De Lima, Ford y Arias están detenidos, mientras que Papadimitriu fue favorecido recientemente con una medida cautelar.

Según Moore, gracias al acuerdo “se ha podido identificar a cada uno de los miembros de esta organización criminal (y) también se ha explicado bajo qué circunstancias se cometió el delito”.

Esta es la primera vez que los fiscales acceden a dar detalles de los imputados, ya que anteriormente se habían negado a hacerlo aduciendo temas legales.

La fiscal jefe, Kenia Porcell, manifestó hace semanas que por este escándalo había en Panamá 63 imputados, vinculados al recibo de por lo menos 60 millones de dólares.

La fiscalía panameña investiga tres administraciones: la de Martín Torrijos (2004-2009), la de Ricardo Martinelli (2009-2014) y la actual, de Juan Carlos Varela.

Martinelli, detenido en Miami por presunto espionaje y a la espera de ser extraditado a Panamá, está siendo investigado por múltiples casos de corrupción durante su gobierno. Una docena de quienes fueron sus ministros han sido arrestados.

Odebrecht, que acordó pagar a Panamá una sanción de 220 millones de dólares y colaborar con la justicia, reconoció haber pagado 59 millones de dólares en sobornos desde 2010 a 2014 para hacerse con la adjudicación de contratos.

AFP

No olvides compartir en >>


á