Gatos: un mercado carnívoro que no maúlla muy alto en Asia

Gatos

Foto: Cortesía.

Gatos, los parientes de mamíferos cazadores más sigilosos no son sobradamente cazados. Esto a pesar de que tanto en el mundo occidental como el oriental, especialmente, no es mal visto comer decenas de mamíferos; con estos linces del reino animal a veces parece ocurrir algo diferente. 

Al momento de decidir los hábitos dietéticos de la cultura occidental pueden entrar en el campo varios factores: religión, economía, supersticiones,  componentes de salud, entre muchos otros; sin embargo para el continente asiático a veces no hay distinción, por algo  se posicionan uno de los principales consumidores mundiales de carne; sin embargo consumen aproximadamente solo 4 millones de gatos al año, número exaltante, pero bajo si lo comparamos con el nivel de consumo que tienen sobre otros animales.

Incluso hay sitios de Asia donde legalmente se prohíbe comer la carne de estos felinos, por ejemplo, Vietnam. Mientras la mayoría de la ciudadanía vietnamita consume carne de perro sin miramientos, las autoridades prohíben el consumo de felinos; sin embargo no parece ser impedimento para uno que otro restaurante, donde los dueños afirman que los clientes ordenan sus platos con gato por la experiencia de probar un producto nuevo, que consideran “apto para principios del mes lunar porque atrae suerte”.

Lo anterior es una triste noticia para los amantes de estos felinos y los animales en general, especialmente los que habitan en el mismo territorio vietnamita y cuyos gatos de compañía corren el riesgo de ser robados y terminar al día siguiente en algún extravagante caldo de sopa, al no existir criaderos especializados en animales domésticos.

Proveedores de fortuna o no, todo apunta a que además del factor de prohibición, el bajo consumo de gato puede deberse a advertencias de consumo como que presenta una vía potencial de transmisión de varias enfermedades, incluyendo la toxoplasmosis, grave infección parasitaria.

Sin embargo, contradictoriamente se dice que muchos consumidores de carne felina lo hacen como “remedio medicinal”, la carne de gato se cuece en Corea para elaborar un caldo tónico que según creencia popular es remedio contra la neuralgia y la artritis.

Sea cual sean las diversas causas de el recato a la hora cazar estos felinos, no deja de ser intrigante la baja preferencia que existe en comparación con los caninos y otras razas animales.

Gabriela Nava (Pasante)

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á