Receta fácil para unos deliciosos churros caseros

Receta fácil

Foto: Agencia

Pocos postres son tan ricos y crujientes como el churro, si tienes antojo de comer algo dulce y no sabes que hacer, con esta receta fácil, probarás estos exquisitos churros para que acompañes con chocolate, arequipe o hasta con helado. En tus meriendas y desayunos, junto con una taza de café o té no podrán faltar tus churros.

Ingredientes para esta rica receta fácil:

• 1 taza de agua
• 1 taza de harina de trigo
• 70 gr de mantequilla
• 3 huevos
• 1 cucharada de azúcar
• 1 pizca de sal
• 1 cucharadita de canela (opcional)
• Aceite abundante para freír
• Dulce de leche, azúcar, o chocolate para bañarlos. ¡Lo que prefieras!

Preparación para hacer churros caseros:

Lo primero es calentar la taza de agua y agregarle la mantequilla, el azúcar, la sal y la canela. Se mezcla bien todo ello y seguidamente se le agrega la harina de trigo para después mezclar con un batidor. Se retira del fuego mientras se continúa mezclando hasta que quede una masa homogénea como una plastilina, sin ningún rastro de grupos de harina.

Ok, está claro que es un poco tediosa esa parte pero es solo por un ratito y ya, tienes lista la mezcla. Puede que el color no quede tan bonito a la vista por culpa de la canela pero seguramente ya huele delicioso, ¿o no?

Ahora toca agregar los 3 huevos y se vuelve a mezclar muy bien. Si tienes una mezcladora automática, mucho mejor. Así se te facilita aún más el trabajo por si no eres tan de mezclarlo a mano.

Para hacer los churros, vamos a necesitar una manga pastelera con la boquilla de estrella grande o, en su defecto, una churrera.

Al tener una mezcla homogénea, esta se usará para rellenar la manga y, en un sartén con aceite bien caliente, ir dándoles el largo que se quiera para luego freírlos. Ya cuando estén doraditos, hay que darles la vuelta para que se cocinen de igual forma por ambas partes. Eso sí, no es bueno freírlos mucho, por lo que es necesario estar pendientes ya que se doran muy rápido.

Mientras van estando listos los churros, se van colocando sobre un papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Procura esperar a que estén todos listos antes de comenzar a comértelos, aunque sabemos que es muy difícil resistirse a esta receta de churros.

Cuando estén listos todos, toca espolvorearlos con la azúcar, el dulce de leche o el chocolate. ¡Lo que más se te antoje! Y listo para servirlos y comérselos hasta que se acaben los ricos churros.

Pero cuidado, son tan adictivos que seguramente no podrás comerte solo uno así, que procura dividir primero esta rica receta fácil en las porciones con quién los vas a compartir después de hacer los churros y luego espolvorearlos y servirlos, para comértelos con todas las ganas del mundo. ¡Es que quedan tan crujientes y deliciosos!

Agencias

No olvides compartir en >>


á