Instrumentistas de la gaita, Juan Crespo y Ciro Ferrer (Ramón Alí Soto Parra )

Instrumentistas de la gaita, Juan Crespo : “Nací con inquietudes musicales”. Ciro Ferrer: “La búsqueda de la perfección nos lleva a ser mejor”

En el mes de las veladas, en el hospital Chiquinquirá de Maracaibo, nace Juan Martín Crespo Torrealba el 12 de noviembre de 1964. Viene de una familia amante a la música, hijo de Francisco Crespo y Regina Torrealba. Sus tíos tocaban y cantaban por diversión. Su padre Francisco, transportaba los instrumentos del grupo bailable Los Mustangs de Justo Mora, era un apasionado por la música, escribía letras y un buen día decide ofrecerle a Justo una de ellas, que sería grabada en su primer disco en la década 80.
Juan desde pequeño se inclinó a la música, su ingenio de niño soñador lo impulsó a inventar un timbal con varios potes de galletas, el cencerro era una alcancía de lata. Reina, su hermana nota su amor por lo rítmico, sus condiciones e inquietud y lo lleva al Sindicato de músicos, donde impartían clases, allí aprendió teoría y solfeo. Estudió luego en el Conservatorio José Luis Paz donde se nutre del conocimiento de los profesores Sergio Smirnoff, Octaviano Cubillan, Roberto Di Masso, Pepino Terenzio y José Ángel Primera.
En la parte instrumental vio clases de percusión con Benjamín Carrier y Sherwood Mobley, dos de los integrantes percusionistas de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo. Crespo perteneció a la selección de percusión de la Orquesta Sinfónica juvenil del Zulia dirigida por Juan Belmonte, un músico distinguido, hemos escuchado de voz del Zulianísimo Ramón Soto Urdaneta que Juan Belmonte, supo combinar a la perfección lo académico con lo popular, evidenciado está en las obras Gladys Vera Perpetuúm, Vasimba, el hermoso homenaje a Juan de Dios Martínez, Alí Primera Canción Irreverente. Juan Crespo también participó como invitado en la Orquesta Sinfónica de Maracaibo como percusionista. Vió clases de armonía e improvisación con los maestros, Gerry Weil y Héctor “Pelón” Valbuena.
En su estadía en el conservatorio un grupo de amigos le invitan de forma cordial a formar parte de un grupo gaitero de la Urbanización San Rafael de Maracaibo, aportando su talento como pianista, en ese momento Juan estaba estudiando paralelamente el piano con Gregorio Garrido. En los ensayos de dicho grupo de gaitas conoció a Carlos Mármol, pianista gaitero de gran valía, él lo orienta en cuanto a las bases armónicas, como realizarlas en la gaita. Después de esta experiencia, entra a Los Gaiteros de Ma Concha con Amador “Chicho” Bermúdez, y así, posteriormente cada año iba explorando, formando parte de otros conjuntos como: Grupo Guacoa, Tropicales del Éxito, Alitasía, Estrellas del Zulia, Sabor Añejo, Elite Gaitera, VHG, Gaiteros del 35, Rincón Morales, Gaita y Lago, Alegres gaiteros, Ender Fuenmayor y sus parranderos, Cardenales del Éxito, entre otros tantos.
Juan Martín Crespo Torrealba ha sido profesor de música en la Academia Newman, ubicada al Norte de Maracaibo, Academia de música de Pequiven, El cuartillo e la arepita y en el Colegio El Pilar. Hizo varios festivales escolares gaiteros al lado del profesor Marcos Rosado, verbigracia el Festival “Un Canto al Pastor” Dirigido por el Padre Ocando Yamarte. Ha estado al lado de artistas excepcionales, de alto nivel como Mario Suárez, Neguito Borjas, Ricardo Portillo, Ricardo Cepeda, Argenis Carruyo, Moisés Medina, Ender Carruyo y Betulio Medina.
Es en el año 2001 cuando toma la decisión de hacer su estudio de grabación Digital Sound “DigiSound” inspirado en el estudio de grabación de Carlos Julio Vílchez. Desde entonces han pasado relevantes figuras de la radio, de la gaita, de la televisión. Hoy en día se encuentra retirado de las tarimas, dedicado plenamente a su estudio DigiSound, produciendo para gaiteros de distintas partes del país. Es Juan Crespo un zuliano de buen verbo musical.

Ciro Ferrer: “La búsqueda de la perfección nos lleva a ser mejor”

Canta y toca cuatro, furro, charrasca, tambora, guitarra acústica y bajo, Ciro Luis Ferrer Cárdenas, un gaitero maracaibero nacido el 14 de mayo de 1965. Aprendió observando a sus tíos Neptalí que tocaba cuatro y Norberto Cárdenas que tocaba tambora y a su papá Alfredo Ferrer, cantante, hacía polifonías, ejecutante de la guitarra.
Al principio de su carrera, se integra a la familia gaitera como compositor en 1989, y es en 1995 cuando se ubica como cuatrista de la Parranda Gaitera de Astolfo Romero, al lado de figuras relevantes, personajes de nuestra reina del folclor como Daniel Méndez, Alejandro “Nano” Silva, Humberto Bracho, Raúl Fernández, por citar solo algunos de ellos. En la Parranda estuvo una temporada.
Estuvo con Gaiteros de Pillopo seis temporadas, ha pasado también por las filas de Gaiteros del 35, allí compartió escenario con Cheo Beceira, José Alberto Rodríguez, con el “Cantaclaro” Pedro Villalobos, con Ender Fuenmayor, Leandro Lenin Montiel y su hermano Alfredo Ferrer.
Ha participado en los temas: El morocota, El chupaflor, La mujer más bella, El uvero del Pesebre, Sus tiempos de oro, Te fuiste Romero, Ay Papá, La Parabólica, Las hojas del calendario, La felicidad me llegó de paso, entre otros buenos temas.
Fue el cuatrista y co-director de Rincón Morales, época en la cual se realizó el concierto, Rincón Morales Sinfónico, producido el Lcdo. William Atencio Rodríguez, destacado compositor, este evento tuvo una notable cantidad de espectadores que deleitaron con los magníficos arreglos sinfónicos del recordado Maestro Héctor “Pelón” Valbuena y Luís López, disfrutando también de las voces e instrumentación de El Coloso de Cantares, participaron en dicho concierto figuras como el látigo Germán Ávila, Lula López, Robenis González, la bella cantante y locutora que ama el folklore venezolano, José Tineo y el gran Jesús Terán “Chavín”. Fue presentado por el distinguido locutor Carlos Ernesto Bohórquez con su característica clase, sobresaliente y elegante estilo. Dirigida la orquesta por el músico David Rahn.
Al tocar una gaita chiquinquireña siente que se transporta, siente una mística conexión, un misterioso enlace. La elegida, Dijo Dios, Madre María, Protégenos chinita, Y resucitó, son las gaitas que nombran a Jesús y a la chinita preferidas por él. En la actualidad se encuentra en la agrupación Mi barriada, al lado de Yonder Arrieta, Orlando Álvarez.
Ciro Ferrer busca siempre la perfección, entendiendo que eso lo hará mejor músico, mejor cantante, mejor persona. Anda en eso, en la búsqueda constante de la excelencia, lo que lo destaca y convierte en destacado instrumentista .

No olvides compartir en >>


á