“Canelo” y Golovkin, una disputa por la defensa del boxeo (+Video)

Golovkin, Canelo

Arte: María Daniela Ramírez

Gennady  “GGG” Golovkin y Saúl “Canelo” Álvarez no creen en estilos, ni estereotipos. Para ellos la confianza está en la fuerza, más allá de lo comercial que pueda salir esta riña los protagonistas encuentran el impulso en el orgullo y no en la bolsa, la concentración en lo que desea ver el aficionado y no en sus registros. Los gladiadores  no tienen miedo aunque si mucha presión.

Se trata de una pelea peligrosa; ambos púgiles son reconocidos como buenos pegadores, con mirada de campeones, con moral ambiciosa, con actitud animal dentro del ring, pero lo más importante radica en el respeto por el boxeo.

La pelea más emocionante llegó sin mucha fama, muy callada, tal vez, pero consecuente. Desde la buena época de Floyd Mayweather y Manny Pacquiao no se tenía tantas expectativas por dos peleadores que no solo demuestran un buen boxeo de categoría, sino que están dispuestos a enfrentarse sin mucha “habladera” y contrato. Lo mejor de este contexto es el profesionalismo, perdido en unos, conservado por otros.

El “Canelo” es la estrella del ‘box’ más pretendida. Su carrera manejada por su padrino, Óscar de la Hoya se ha puesto en tela de juicio su buen boxeo,esto,  por la forma tan mediática de llevarla, mas, no podría dejarse a un lado que ciertamente el mexicano es un peleador en potencia.

Es rápido, habilidoso y con buena pegada; nadie puede decir lo contrario. Sus pasos laterales le dan vida a su estrategia: entrar a la zona del rival y lanzar su jab  poderoso en el menor descuido.

Es un espectáculo. Así es descrito fuera de cuadrilátero, una imagen muy pulida y producida, con amoríos que relatan una carrera escandalosa y llamativa, en la actualidad en sus propios entrenamientos se desvía la atención por su vida personal.

Uno de los combates en el que adquirió mayor nombre fue frente a Mayweather pese a que no consiguió la victoria, pero si popularidad.

Su carrera no ha sido un paseo, De cara a cara con el cubano Erislandy Lara, no se la vio tan fácil, las tarjetas fueron divididas y aunque el combate fue contundente ha sido una de las más cerradas para el mexicano. En el peso mediano, se enfrentó al experimentado Miguel Cotto , fue una pelea pareja, pero la potencia del “Canelo” fue clara para definir.

El mexicano desde entonces, descubrió que tenía las herramientas necesarias subirse al pedestal como uno de los mejores exponentes del boxeo: el pugilista solo reflejaba un inconveniente, Gennady Golovkin.

El Kazajo, es el menos conocido. Su récord intacto habla por él. 37 peleas ganadas, dejando inconscientes a más de 32 oponentes; tiene el poder de un peso completo.

Su humildad fuera de ring ha inspirado a muchos de quienes siguen su carrera, hasta la fecha, Golovkin es descrito como un hombre caballero que no parece ser un asesino en las dieciséis cuerdas, supone reguardar esa imagen como un método cauteloso para envolver a su oponente con su cálida apariencia de niño bueno.

Una de sus peleas más difíciles fue con Martín Murray. En ese momento empezaron la dudas sobre las fuerza de triple “G”, sin embargo, el hombre que ha sido destacado por su carrera amateur más que por la profesional, dio otra sorpresa, venció a británico por nocaut técnico.

Otra prueba más fue ante Daniel Jacobs, pero el estadounidense correría con la misma suerte cuando el kazajo se impusiera por decisión unánime.

Ahora, llega la oportunidad: Golovkin tiene la ocasión de mostrarse al mundo de una manera diferente quizás como lo necesita, mientras que el “Canelo” amerita consolidarse ante el Triple “G” y ante el mundo del boxeo como el mejor de los medianos del boxeo.

La defensa del boxeo está en manos de estos dos pugilistas que han aceptado el reto por el honor, muchas peleas se han visto con la misma esencia en el pasado pero el presente habla de dos personas que desean arrebatar la victoria por el afán de la supremacía.

María José Ramírez

Noticia al Día

No olvides compartir en >>


á