Canciones inolvidables: Preciosa del Maestro Rafael Hernández en la voz de 5 inmortales (Videos)

Figura cimera de la música popular puertorriqueña durante el siglo XX, la obra de Rafael Hernández trasciende la prueba del tiempo y de las generaciones.

Nacido en el pueblo de Aguadilla, a los 12 años inició sus estudios musicales con los profesores José Ruellán Lequerica y Jesús Figueroa. Perfeccionando su técnica en el campo artístico aprendió a tocar instrumentos tan diversos como el cornetín, el violín, el trombón, el bombardino, la guitarra y el piano. En su adolescencia se trasladó a vivir al sector de Puerta de Tierra, en San Juan, y tocó con la Orquesta Municipal bajo la dirección de Manuel Tizol.

En 1912 compuso su primera canción, la danza “María y Victoria”, pero al llegar la Primera Guerra Mundial, el joven Rafael tuvo que servir en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos. Integrado a la vida militar, tocó en la Banda de Música del Ejército. Al licenciarse, se radicó en Nueva York donde conoció en la bohemia de la época figuras como Luis Muñoz Marín, Luis Lloréns Torres, Luis Palés Matos y Pedro Flores.

Un contrato lo llevó a Cuba, para dirigir la orquesta del Teatro Fausto de La Habana. Luego de cuatro años en la Antilla Mayor, regresó a la Gran Manzana donde organiza el Trío Borinquen. Luego de un breve periodo de éxitos, en el que se destacaron temas de su autoría como “Siciliana”, “Me la pagarás” y “Menéalo”, el Trío Borinquen se disolvió y Rafael fundó una nueva agrupación. El proyecto, llamado originalmente Grupo Hernández, cambió su nombre por el de Conjunto Victoria. Y con él tuvo uno de los periodos más importantes de su ascendente carrera.

Entrada la década del 40, Rafael Hernández viajó a México a cumplir un contrato de tres meses. Pero su estadía en la tierra de Benito Juárez se extendió por espacio de 16 años, casándose entonces allí. En este país, que siempre definió como su segunda patria, cursó estudios avanzados en el Conservatorio Nacional de Música de México, obteniendo el grado de Maestro de Armonía, Composición, Contrapunto y Fuga.

Regresó a Puerto Rico en el 1953 y luego de varias exitosas giras a distintos pueblos de la Isla, trabajó como consultor musical en la naciente estación del Gobierno WIPR. Entre el 1956 al 1959 fue electo Presidente Honorario de la Asociación de Compositores y Autores de Puerto Rico. Comprometido con las causas cívicas, fundó junto a otros líderes cívicos la organización de béisbol para niños conocida como “Pequeñas Ligas”. El 11 de diciembre de 1965, falleció Rafael Hernández después de una prolongada lucha contra el cáncer. Su legado de arte al mundo abarca prácticamente todos los géneros musicales contando sobre 3,000 composiciones, entre las que se encuentran: “Lamento Borincano”, “Silencio”, “Ausencia”, “Campanitas de Cristal”, “Preciosa” y la nana convertida en rumba, “El Cumbanchero”. También compuso el corrido mexicano “Qué chula es Puebla”, considerado como himno regional de ese estado mexicano. El tema “Linda Quisqueya” es apreciado por algunos dominicanos como el segundo himno de su patria.

La obra musical de Rafael Hernández constituye un legado de incalculable valor en el pentagrama de la música puertorriqueña e hispanoamericana. Su vida nos ha quedado como ejemplo imperecedero de sensibilidad, constancia y superación. Y como prueba de su trascendencia en el pentagrama, en las postrimerías del siglo XX, sus canciones han sido incluidas en los repertorios de algunos intérpretes contemporáneos de la salsa, el rap, el reggae, el ska y el rock.
Fundación Nacional para la cultura popular

Preciosa
Rafael Hernandez

Yo se lo que son los encantos
de mi borinquen hermosa
por eso la quiero yo tanto
por siempre la llamare preciosa

Isla del caribe
Isla del caribe

Borinquen
Preciosa te llaman las olas
del mar que te vayan
Preciosa por ser un encanto
por ser un eden
y tienes la noble idarguia
de la madre Espana
y el fiero cantio
del indio bravio
lo tienes tambien

Preciosa te llaman lo bardos
que cantan tu historia
no importa el tirano te trate con negra maldad
preciosa seras sin banderas
sin laurios ni glorias
preciosa, preciosa te llaman los hijos
de la libertad

Perfume de gardenia – Rafael Hernández

Perfume de gardenias tiene tu boca
bellísimos destellos de luz en tu mirar
tu risa es una rima de alegres notas
se mueven tus cabellos cual ondas en la mar.

Tu cuerpo es una copia de venus de cíteles
Que envidan las mujeres cuando te ven pasar
y llevas en tu alma la virginal pureza
por eso es tu belleza de un místico candor.

Perfume de gardenias tiene tu boca
Perfume de gardenias perfume del amor.

Tu cuerpo es una copia de venus de cíteles
Que envidan las mujeres cuando te ven pasar
y llevas en tu alma la virginal pureza
por eso es tu belleza de un místico candor.

Perfume de gardenias tiene tu boca
Perfume de gardenias perfume del amor.

No olvides compartir en >>


á