¿Qué significa el color de la orina?

La orina de cada uno revela información sobre cómo funcionan los órganos vitales, si el cuerpo está suficientemente hidratado o si, por el contrario, existe algún tipo de disfunción en algún órgano. Una clínica de Ohio ha elaborado un gráfico que detalla una gama de los colores que puede presentar la orina, y que van del transparente, pasando por el amarillo, hasta el rosa, indicando en cada color el estado de salud de la persona.

Muchos cambios en el color de la orina explican simplemente la forma en que el cuerpo está hidratado en un momento dado, según ha apuntado un urólogo de la Clínica Cleveland.

“Los distintos tonos de amarillo, del más claro al oscuro, sólo puede ser un signo de la cantidad de líquido que se toma frente a la cantidad que sale”. No obstante, si la orina presenta colores más allá del amarillo, hay otros factores que pueden ser la causa. “Hay colores que apuntan a órganos específicos. Si se tiene sangre en la orina es una señal de que hay algo que viene del tracto urinario, los riñones, la vejiga, la próstata o la uretra” , aclara este urólogo.

Si por el contrario el color es más marrón “esto apuntaría a un problema con el hígado”, aunque habría que analizarla más a fondo para determinar las causas concretas.

Transparente

Si la orina es del todo clara, puede ser señal de que se está bebiendo demasiada agua. Aunque el exceso de hidratación rara vez causa problemas de salud graves. “Si bebes tanto que la orina se ve como el agua es que probablemente estés tomando más de la necesaria”.

Amarillo pálido

Los tonos más claros de color amarillo indican que esa persona se encuentra perfectamente hidratada.

Marrón

Los tonos marrones en la orina pueden indicar desde una severa deshidratación a un problema en el hígado, por lo que sería recomendable acudir al médico de cabecera para un reconocimiento. “Si existe una enfermedad hepática o biliar, algunas de las sales biliares que el hígado debería procesar y eliminar a través de las heces están dando vueltas en la sangre y terminan en la orina. Las personas con enfermedades hepáticas severas pueden tener la orina de color marrón”.

Rosa o rojizo

Estas tonalidades podrían provenir bien de un alimento o sustancia que se haya ingerido o bien de la sangre, en cuyo caso “puede significar un problema”. Lo mejor es acudir al médico, recomienda este urólogo.

“Hay una enorme lista de condiciones tanto benignas como malignas que pueden causar la presencia de sangre en la orina, desde una enfermedad renal a una infección de tracto urinario, cálculos en los riñones o en la vegija o incluso cánceres en riñones, vejiga, o próstata”, enumera. Un simple análisis de orina sirve para determinar qué es lo que causa el color rosado/rojo.

Azul o verde

Son colores que chocan bastante verlos en la orina, y según Shoskes es muy raro que aparezcan. Mientras que algunas enfermedades poco conocidas pueden dar lugar a que una persona tenga la orina de color azul o verde, se puede orinar en estos colores después de comer alimentos con colorantes. “Dependerá de cómo estos tintes sean absorbidos por el intestino y la facilidad con la que pasen por el riñón”.

También ciertos medicamentos pueden ser responsables de estos cambios extraños en el color de la orina.

Más allá del color

Si la orina presenta un olor raro “probablemente no sea nada para preocuparse”, ya que “el olor de la orina por lo general no es un indicador tan directo de una enfermedad”. “Es mucho más un indicador de los alimentos que ha comido o medicamentos que pueda estar tomando”.

Agencias

No olvides compartir en >>


á